HACE TIEMPO QUE SUCEDIÓ…HOY LO RESCATO

NOTA : (Es un artículo mio de cuando Rigrigondeaxusodondoux desertó en Brasil).
Por Uberto Mario.
Acabo de llegar a mi casa en Miami,y me siento un rato a la computadora a revisar la Internet, por supuesto que busco rápido saber de la suerte que siguen corriendo los boxeadores cubanos detenidos en Brasil y me encuentro la triste noticia, de que ya Fidel Castro los tiene en su campo de concentración,(entiendase,la isla).
Leyendo sus “reflexiones” y comprobando una vez más la crueldad de este anacrónico ser humano que es el Comandante en Jefe, capaz de seguir haciendo daño desde su lecho de muerte y de continuar atropellando a esa juventud deseosa de vivir y trabajar en libertad.
Lean con cuánto sinismo este hombre ha escrito en uno de sus párrafos de hoy…..
“….A estos ciudadanos no los esperan arrestos de ningún tipo ni mucho menos métodos como los que usa el Gobierno de Estados Unidos en Abu Ghraib y Guantánamo, jamás utilizados en nuestro país. Se les trasladará provisionalmente a una casa de visita y se les brindará acceso a sus familiares. La prensa también podrá contactarlos si ellos desean hacerlo.
Les ofrecerán tareas decorosas y en favor del deporte de acuerdo con sus conocimientos y experiencia…..”
Mentira y mil veces mentira.
En primer lugar, porque esos atletas regresarán a sus provincias de origen, los tendrán en el Motel Deportivo de Santiago de Cuba, limpiando piso o trabajando en la cocina de ayudantes.
Puede que se lo entreguen al director de servicios comunales de la provincia, para que trabajen recogiendo basura en carrito de caballos por las madrugadas, por el parque Céspedes, la Trocha, la Avenida de las Américas o el reparto Ensueño.
¡Y cuidado, no se vayan hasta las montanas de la Sierra Maestra a sembrar un poco de café, que esa tarea es bien “fácil” y se hace con las manos!.
Cuando conocí, que habían detenido a estos dos jóvenes boxeadores en Brasil, enseguida recordé los métodos de persecución que aplica el régimen tiránico de Fidel Castro, cuando un cubano deserta en el exterior y trata de capturarlo, lo que gracias a Dios, casi nunca ha podido lograr.
Viví esa experiencia en carne propia.
Cuando me ‘quedé” en octubre de 2003 en Venezuela, arremetió con tremenda fuerza para encontrarme, y puso al servicio de mi captura a más de 50 colaboradores (entrenadores y médicos cubanos) en todo ese país.
Exactamente en Maracaibo, San Cristóbal, Catia la Mar, Caracas, Mérida y Trujillo montó un puesto de mando dirigido por el mayor Amado Hernández Iturruaga, Jefe de los servicios de Inteligencia de Cuba en Caracas(2001-2004), para tratar de capturarme,y no lo logró, porque quienes me protegieron, sabían que la libertad no tiene precio,y que caer en las garras de los Castro, significaba para mí, cadena perpetua o fusilamiento por, según los talibanes castrista, haber traicionado a la Patria.Esas eran las ciudades que yo mas frecuente durante mi periodo como reportero para Cuba,y las seguridad cubana sabia, que en esos territorios yo tenía muy buenas amistades, chavistas y opositores al gobierno.
Pero yo no soy el único que al quedarse en venezuela ha tenido que huir y esconderse.
Desde hace seis meses tiene montado todo un operativo de seguridad bien cerca de la embajada norteamericana en Caracas, para detener e interceptar a los médicos cubanos que van hasta el consulado de ese país a solicitar visa para salir a tierra de libertad.
El grupo de matones, lo componen entrenadores de boxeo, judo, karate y lucha, que trabajan en Venezuela dentro del programa deportivo, Barrio Adentro.
Leyendo esta madrugada esas cínicas y desvergonzadas “reflexiones” del Comandante en Jefe, no me ha quedado otro remedio,que pensar en la suerte que hubieran corrido, José Ariel Contreras, Edilberto Oropesa, Osvaldito Alonso, René Arocha, Boris Arencibia, Joel Casamayor, Barbaro Garbey,Yosvany Falcón, en fin más de 200 atletas cubanos que felizmente han podido huir de ese infierno comunista en los últimos 10 años.
¿Cómo puede Fidel Castro, decir,que hoy va dormir bien, cuando dos inocentes muchachos, que solo buscaban su libertad y el bienestar de sus familiares, tienen que regresar a la Habana, esposados y amenazados de muerte o de prisión eterna, si no dicen, lo que los testaferros castristas le han indicado en las ultimas horas en Río de Janeiro?.
¿Descansará Fidel Castro en paz, después de tantos crímenes e incluso estos que comete en su tramo final de vida?
Por lo menos, yo me voy a dormir con mucha rabia, pero seguro que a esta pesadilla de barba y atuendo deportivo le queda poco en su afán de continuar haciendo dano, y que más temprano que tarde, Riguendoux y Lara volverán a cruzar guantes con la felicidad y propinarán el más contundente de los nocao al abuso político y propagandístico de Fidel Castro.

Comments are closed.