" />
Published On: Lun, Mar 30th, 2015

HUMBERTO CASPA, LITERALMENTE “CAGA’O”

HUMBERTO CASPA
Por Andrés Pascual (TOMADO DE nuevo acción)
Con un presidente vitalicio como el que se “mandan” en Bolivia, ALCORNOQUE CASTRISTA que, sin pena, dijo por televisión que “comer pollo convertía en maricones a los hombres” y todavía no escucho la primera acusación de la legión gay, como acaba de hacer Elton John, que llama al boicot contra DOLCE Y GABANA, porque el primero dio su muy particular opinión acerca de la adopción por matrimonios homosexuales, que desaprobó pese a ser tan gay como el cantante, era imposible que un boliviano del Sur de California, con la tan pisoteada retahíla de títulos que acostumbran endilgarles en la RAZA, que colabora con LA OPINIÓN de Los Ángeles, dueño de una “cátedra” docente en una Universidad comunista, no fuera anticubano y antiamericano, que, varias veces lo he dicho: TODOS LOS ANTIAMERICANOS SON ANTICUBANOS, pero contra el cubano anticomunista, anticastrista, irreductible, desterrado, decente, honesto y valiente:
Este tipejo está muy asustado con el anuncio de Ted Cruz como oponente, lo mejor L X L del boxeo político de hoy, MIEMBRO DE 5 ESTRELLAS DEL PATRIÓTICO TEA PARTY, única opción, (además de Sarah Palin, símbolo de garantía “de por vida”), para el puesto supremo que logre el rescate de los valores perdidos.
Como todos los comunistas del país, el efecto “pendejismo” es tal que no encuentra, no puede, algo mejor que “meterle miedo a sus hermanos”, basando la crítica que lo descalifique en asuntos de grupos oportunistas como los “gays” y la Reforma Migratoria.
Como Andrés Oppenheimer, que no acierta un blanco en las proposiciones de ganador en las carreras por la presidencia DE NINGÚN LADO, cree que Cruz pudiera debilitar la opción republicana por su plataforma ante Hilaria, proposición totalmente de rescate de la moral y el patriotismo, cuya verborrea (la de la ex) está concentrada en “qué importa ahora…”, lo mismo para la traición de Berdahal hoy, que, ayer, ante el Congreso, “lo poco que interesaba cómo fue el asalto a los 4 asesinados en Libia ni quién fue el culpable de los crímenes”:
http://townhall.com/tipsheet/guybenson/2015/03/26/flashback-hillary-insists-it-doesnt-matter-how-bergdahl-fell-into-enemy-hands-n1976352?utm_source=thdailypm&utm_medium=email&utm_campaign=nl_pm&newsletterad=
A esa basura 1000 % le dan posibilidades irreversibles contra Cruz tanto el “analista” del Herald como el otro, paisano de Simón Patiño, el patriarca al cual, según la leyenda, se le apareció EL ENANO DE ESTAÑO que lo condujo a los entonces ricos yacimientos del mineral; CASPA (qué casualidad, enfermedad microbiana del cuero cabelludo, asquerosa y repugnante), casualmente, escribe en La Opinión, pero, por su “valor político”, por su inclinación a las “causas nobles y proselitistas” como la lucha contra el IMPERIO YANQUI desde adentro, el libelo de El Doral, cuya política antiamericana no es menor, le abrió de par en par sus hediondas páginas de OPINIÓN.
En medio de la peligrosísima corriente antiamericana de la actualidad, encabezada por una Administración que ha sido capaz de condonar deudas morales como la traición a la patria con reconocimientos indignos, hay que apoyar al candidato del TEA PARTY, porque CRUZ REPRESENTA AL VERDADERO CONSERVADOR, única política que pudiera salvar al país de la catástrofe y con este al mundo de la 3era GUERRA MUNDIAL, pero, si algo hace brillar a este hombre, si algo refleja su herencia cubana, remanente de los Héroes de un pasado heroico y patriótico desde 1868 hasta el último masacrado por la tiranía castro-comunista, dictadura apoyada por la concordancia de ideas y prácticas contra Estados Unidos por especímenes traidores como Hilaria, como Obama o como HUMBERTO CASPA, es que haya tenido los timbales para proponer su agenda un año y medio antes de las elecciones, en medio de una marea comunista que ha hecho tan débil y contaminada a la nación que, si no se le apoyara, o a otro como él, nadie podría dar un cabo de tabaco, no solo por el país, sino por el mundo y sin tanta demora…

About the Author