Iglesia Espiscopal Anglicana: el gran daño al Cristianismo

Por Alberto Perez Amenper

anglianoMenos de una semana después de que la Corte Suprema legalizó el matrimonio homosexual, la Iglesia Episcopal Anglicana formalmente había modificado su Canon y liturgia para que dos personas del mismo sexo pueden casarse en las iglesias de la denominación. La decisión de  Salt Lake City completa una trayectoria de décadas hacia la incorporación de la homosexualidad en la denominación principal y plantea aún más preguntas sobre la salud de la Comunión Anglicana a nivel mundial.

No es de asombrar, es adecuado por su historia y por su origen..Todas las instituciones religiosas que predican al cristianismo, como humanas, tienen sus errores, pero esta denominación religiosa está llena de inconsistencias en la fe que predica, desde su fundación. 

La primera cabeza de la iglesia fue Enrique VIII. El monarca no se llevaba bien con los protestantes ni con el Papa, simplemente quería que la iglesia aprobara el divorcio porque le convenía para su dinastía de reinas y concubinas variadas, no quería aliarse a los protestantes así que decidió tomar a la Iglesia Romana por asalto.

Tramitó al clero local, convenciendo a los sacerdotes y obispos católico-romanos de abandonar al Vaticano y fundar una iglesia cristiana similar a la Romana, alegando que era la verdadera Iglesia Católica, con él como cabeza, siempre con el objetivo de llegar eventualmente con su Iglesia y sus ejércitos a Roma.

Así surgió la Iglesia Anglicana que es ni protestante ni Católica-Romana, con la liturgia original de la iglesia romana y con el primer cambio en la liturgia permitiendo el divorcio, con el rey o la reina de Inglaterra como cabeza,  simplemente se ajusta a las políticas de la corona, es una teocracia también única, en que lo secular domina lo doctrinal.   Las doctrinas varían según los vientos políticos, como Enrique VIII en su origen cambió la liturgia para permitir el divorcio, no tiene nada de nuevo cambiar la liturgia de nuevo, esta vez para aceptar el matrimonio homosexual..

Desde el punto de vista doctrinal cristiano, no hay nada más explícito en las escrituras del cristianismo y del judaísmo que el homosexualismo.  Está condenado en numerosas partes de la Biblia, de nombre tanto en lo individual como en el acto sexual de los que se acuestan con otros del mismo sexo.  No hay una manera de discutir la interpretación de las escrituras, están claras la única manera de negarlo tiene que ser  dudando de que las escruturas sean la palabra de Dios, negando su infalibilidad.  Y si se niegan el fundamento que es la base de todas las religiones cristianas que es la Biblia, entonces ¿En qué creen? ¿En la infalibilidad del Rey?, claro que tremendos Papas nos gastamos con los Borgia y los Medici y otros que para que mencionar, pero estamos hablando en el contexto de la historia moderna. 

Una Teocracia en estos días es algo anacrónico, y podemos verla como algo de ignorancia fanática en los pueblos subdesarrollados, que se dejan influenciar por instituciones religiosas que hablan en nombre de Dios o de dioses,  pero nos confunde verlo en un pueblo de la cultura de Inglaterra. 

A nivel mundial, con su nombre adoptado para confundir en el extranjero de “Iglesia Episcopal”, esta institución está causando un gran daño al cristianismo, crea confusión, hace pensar a muchos que una iglesia cristiana acepta el matrimonio homosexual.

Sin tomar en consideración nuestra creencia de que  hay una sola iglesia, la Iglesia Católica y Apostólica a que se refirieron los apóstoles cuando primero recitaron el Credo en Jerusalén y que no es necesariamente una institución humana, pero el cuerpo de Cristo que es su única cabeza.,  lo que tenemos que determinar es precisamente el Canon y la liturgia de una institución humana para considerarla como parte de la Iglesia de Cristo, hay que analizar su origen.  Si esta liturgia se aparta de la trayectoria original del cristianismo entonces realmente no tiene nada que ver con el linaje de la casa de Cristo, más bien tiene que ver con el linaje de la casa de Windsor.

Y hay una diferencia.

Comments are closed.