" />
Published On: Dom, Ene 8th, 2017

Informe CIA sobre hackers rusos es una acción estúpida e irresponsable dice experto

Por Arnaldo Tacoronte

A pesar de que todo el mundo me ve siempre poniendo chistes, no vivo del cuento. Hace años me dedico al mundo de las computadoras y después de concluir mis estudios de Maestria en Ciencias de la Computación en la UAM en Mexico, he trabajado mayormente administrando sistemas y bases de datos, pero ha sido la seguridad informática uno de los puntos en los que unas veces por el reto que representa, otras por lo novedoso y también infortunadamente  por la necesidad real de enfrentar ciberataques, que me he visto muy envuelto en este tema.

Cuando uno es pianista conoce todos los clásicos y aunque a veces ansía ejecutar como algún virtuoso contemporaneo y no lo consigue, al menos los reconoce y es capaz de distinguir su maestría donde otros lo único que consiguen es escuchar música. Lo mismo sucede con el elitista y complejo mundo de los ceros y los unos, y fue justamente al finalizar mi maestría, cuando los conceptos estaban aún frescos y había descubierto gracias a un libro que cayó en mis manos por aquellos días a Mark Abene, que me interesé con pasión por estos temas.

Abene mejor conocido en el mundo hacker como Phiber Optik y quien creara- con algunos de los miembros de MOD (Master of Deception)-  el sitio HDC, es en la actualidad consultor de Agencias Federales dedicadas a la lucha contra los piratas cibernéticos y probablemente una personalidad tan reconocida como lo es John Mcafee fundador y creador del famoso antivirus del mismo nombre, y quien con una elocuente y simple explicación, dio las razones de porque el ciberataque a la DNC o sea el Comité Nacional Demócrata por sus siglas en inglés, fue un ataque de amateurs y no preparado expresamente por un grupo de hackers con la anuencia de un estado, en este caso el Estado Ruso.

Para los que no puedan entender sus palabras, lo que John explica es muy simple, y además ya públicamente conocido por los servicios de inteligencia de Estados Unidos y de la parte dedicada a la seguridad informática, de la cual -no dudo- John sea un “Consultant”.

John señala cuatro puntos en los cuales se apoya para considerar que es un ataque realizado por una persona que no tiene ninguna conexión con el gobierno ruso.

El punto número uno es que el código fuente del “malware” estaba escrito en ruso, segundo el teclado usado para el ciberataque tenía el alfabeto cirílico, tercero el compilador usado para crear el código ejecutable del “malware” creó  unas etiquetas conocidas como “Timestamps” con detalles acerca del uso horario que lo ubicaban en Moscú y por último y número cuatro, las direcciones IP dejadas como huellas en el ciberataque apuntaban a una dirección en Rusia.

Esto,  en otras palabras,  sería como si Rusia mandara a un individuo a robar información clasificada en las oficinas de Langley y este individuo se parara frente a una de las cámaras de seguridad mostrando su cara y luego les mostrara también su pasaporte o cualquier otra identificación que permitiera su localización.

Amigos míos,  en materia de espionaje eso sería un suicidio y por tanto una acción estúpida e irresponsable. Por tanto y para concluir,  es evidente -como dice John-  que todo este revuelo de los hackers rusos no es más que propaganda para influir deliberadamente en la opinión pública norteamericana que está acostumbrada a leer la noticia como un niño que come compotas, es decir,  abriendo la boca y tragando.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>