Inteligencia, Conocimientos y Racionalidad

Por Alberto Perez Amenper

obama cristDe los dones naturales y adquiridos que mejor pueden guiar la existencia del ser humano, estos tres citados en el título son los más importantes.  La Inteligencia es un don natural, los conocimientos y la racionalidad tienen que ser adquiridos y ejercitados por el individuo.  Pero si tenemos inteligencia y adquirimos conocimientos, pero no ejercitamos la racionalidad los dos primeros no funcionan.  Las emociones oscurecen la inteligencia y los conocimientos, y si no usamos el razonamiento, cometemos errores que afectan nuestras vidas y la vida de los demás que dependen de nuestras decisiones.

Esto es lo que vemos en los líderes de este país y otros países de Latinoamérica y el mundo.

Vemos cómo personas que han acumulado conocimientos académicos que sin lugar a dudas necesitan ciertos grados de inteligencia para adquirirlos, se dejan llevar por sus bajas emociones para llevar a su pueblo por el camino fraudulento de una doctrina, el socialismo, que ha fracasado cada vez que se ha impuesto en cualquier lugar del mundo.

¿Cómo lo hacen? ¿Cómo pueden convencer a alguien de que una doctrina que ha fracasado es lo mejor para el país?  Pues lo hacen llevando al pueblo la predicación de la envidia, el deseo de no ser menos que otros, aunque esto sea a costa de que ellos sigan igual, el deseo que los que tienen algo lo pierda, es una emoción muy atractiva a la envidia.

La obsesión fraudulenta de la igualdad propugnada por los socialistas fue muy bien resumida por Margaret Thatcher, quien en un discurso a la oposición socialista, demostró lo absurdo de la posición de sus oponentes. Mientras que gesticulando con sus dedos para ilustrar su concepto visual, ella dijo que “Los socialistas prefieren que los pobres sean más pobres, siempre que los ricos eran menos ricos. ”

No es casualidad que las sociedades socialistas llevan a altos niveles de alienación y represión a los ciudadanos, contrario a que la teoría marxista afirma lo contrario y dice que es el capitalismo el que causa tales efectos sociales, pero la historia prueba lo contrario, esto lo vimos los Cubanos, esto lo vieron los que vivieron en la Unión Soviética y sus satélites, eso lo ven los Chinos a pesar de haber adoptado algunos sistemas derivados de la economía de mercado pero mantienen el socialismo político-social.

La razón de que tales disparidades sociales son prevalentes en países socialistas es porque la valoración social del individuo es reducida a casi nada. Igualdad de medios no se ha logrado en un estado socialista de ningún tipo en el mundo historia.

Cada estado socialista, incluyendo la China de hoy, ha sido liderado por las elites con una subclase miserable ahora bajo los pies. La subclase es típicamente fue mentida (por ejemplo, le ofrecieron “Libertad, paz e igualdad”, pero recibieron nada de lo ofrecido).

En los países brutalmente y ortodoxamente socialistas, como Cuba y Norcorea, la disparidad entre ricos y pobres aumenta realmente después de la “revolución”. Eso es irónico, pero es una realidad, las políticas socialistas llevan a una mayor desigualdad de los medios, en lugar de más igualdad.

Socialismo no es coherente con la naturaleza humana. Los seres humanos no son naturalmente altruistas, porque como especie, la humanidad es conducida por el deseo de procrear, y exige que todo acto sea seminal, que el fruto de su trabajo sea para beneficio propio.  Si sobra algo o si en la búsqueda de la riqueza otros se benefician es algo residual, el hombre es sólo altruista cuando su altruismo lo beneficia, otras veces porque le sirve envanecimiento propio, o quizás en algunos casos llevados por un impulso religioso como en el caso de la caridad cristiana, pero nunca por su propia naturaleza.

Las sociedades han logrado riquezas en base a la caza, trabajo, producción y hasta con la guerra, pero nunca con la redistribución porque este es un modelo que convierte la economía en algo estático y produce un deterioro de la organización económica.

Esta es la pura realidad de la vida, no es bonito, siempre habrá desigualdad, algunos dirán que eso va contra la caridad cristiana, que va contra el cristianismo, contra la versión de que Dios creó a todos iguales.   Pero el que Dios creara a todos iguales no quiere decir que todos después se comportaran iguales.

Esto se recuerda el evangelio de Juan en la Biblia, cuando Judas hipócritamente reprendió a Marta porque estaba ungiendo los pies de Jesús con un aceite caro y le dijo que mejor se vendía el aceite perfumado y se repartía entre los pobres. Dice la Biblia

Pero Judas no dijo esto porque le importaran los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía a su cargo la bolsa del dinero, robaba de lo que echaban en ella.

Y Jesús le dijo: –Déjala, pues lo estaba guardando para el día de mi entierro. A los pobres siempre los tendrán entre ustedes, pero a mí no siempre me tendrán

Hay dos lecciones en este hecho bíblico, uno que la diferencia entre pobres y ricos siempre existirá bajo cualquier sistema, y lo otro es que siempre habrá personas como Judas, que era el tesorero de los apóstoles y que era un ladrón que robaba de la bolsa, y nos enseña que siempre habrá políticos como Judas  que predicarán una igualdad imposible para sus propios beneficios.

¿De quienes estoy hablando?  Bueno al que le venga el sayo, se lo ponen, Judas se lo puso y saben dónde terminó..