LA AGENDA #OBAMA FUE LA GANADORA DEL OSCAR 2014.

Por Angel Calzadilla

oscarAgenda sobre agenda y más agendas….! Eso fue todo sobre la ceremonia 2014 de entregas de los Oscars a las producciones cinematográficas de Hollywood.

No vi otra cosa más que una agenda política, una total complacencia y contubernio con la filosofía Obamista  y un adiós total al glamour y al verdadero talento. Sin dudas, la principal agenda fue la de nuestro señor presidente, la del primer mandatario negro americano, que para complacerlo, se le tuvo que dar grandilocuencia a una película que habla del racismo y la esclavitud al negro , pero la “Academia” hace mutis por el foro a la hora de condenar las esclavitudes modernas a sociedades no negras como la ucraniana y una sociedad hispanoamericana como la venezolana.

Esas dos sociedades no importan porque no se ajustan a la Super Racista Agenda Racial de Obama y por ende la elitista Academia Cinematográfica de Hollywood no se hace eco en su totalidad de las masacres que comete el Comunismo por su control geopolítico-económico en cualquier rincón del planeta que le sea posible.

El premio a mejor actriz de reparto fue otorgado a una africana Swahili , evidentemente conciudadana del presidente Obama ¿No es una notabilísima coincidencia de que si un negro nacido en Kenya puede engañar a los americanos y ser su presidente, también una negra africana puede llevarse el premio Oscar por gritar más en una escena mucho más alto de lo que lo hace una actriz blanca con años de trascendencia histriónica probada ???

Personalmente, no me creo esos premios, y conste que no soy racista porque yo también critico y condeno cualquier forma de discriminación, pero yo si lo hago en todas y sus más sutiles manifestaciones.

No podía faltar la agenda gay de Obama y sus libérrimos seguidores en la exaltada supra orientación de la no menos “superbutch dyke” Ellen de Generes , que no sabemos si debajo de sus pantalones ella lleva un panty de encaje negro o un “slip” para caballeros de la marca Kalvin Clain con su respectiva abertura para sacar la tripa y miccionar.  Como colofón de lo ordinario y grotesco,  esta ¿señora? le repartió grasientas pizzas en platos de cartón para comerlas con la mano a todas las “estrellas” que se encontraban en las primeras filas de la audiencia sin importar cuán elegantes y caros fueran los atuendos.

No tengo la más mínima duda de que si en la agenda de Obama se dieron estas cosas, para la próxima entrega veremos al presentador de turno con una bandeja llena de marihuana y cocaína repartiéndola por entre toda la claque que hoy entretiene a América.

Solamente un actor fué el que tuvo la osadía de dedicar su premio a la causa anticomunista de los pueblos venezolano y ucraniano y la masacre de sus dictadores totalitarios de izquierda. Espero que la agenda obamista no le pase la cuenta a ese inocente pero sincero nobel actor. Anoche he sido testigo del adiós definitivo al glamour, y sobretodo el adiós al respeto por los que de verdad saben de cinematografía y de los que sabemos lo que es deleitarse con verdaderas y grandes actuaciones.

Lo peor es que no lo hemos visto todo, ….todavía faltan más agendas y la Academia de Hollywood tendrá más papeles en la complicidad, porque de eso viven.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*