La deserción de los Gurriel demuestra que Cuba puede quedarse sin peloteros

gurriel final

Por Jesus Marzo Fernandez. Comparecencia en Universo Increíble TV

El abandono de los hermanos Gurriel del equipo cuba de béisbol significa un duro golpe al deporte de las bolas y los strikes de la isla porque se les han escapado  dos de las últimas joyas de la corona deportiva  castrista.

Las causas pudieron ser múltiples, pero la realidad es que cada año que ambos pasaban en Cuba dejaban de ganar ocho o 10 millones de dólares cada uno.

Desde hace un tiempo se vienen especulando que en materia de béisbol revolucionario, se harán cambios y acuerdos con las Grandes Ligas de EE UU, pero en la concreta,  los Gurriel no podían esperar más, debido a que la edad biologíca es implacable en los deportistas de alto rendimiento, sobre todo si sobrepasas los 30 años. Asi que aunque nunca es tarde , es ahora cuando deben empezar no de cero pero si desde lo más bajo.

La realidad es que en Cuba nadie tiene expectativa de nada porque por más de medio siglo todo es pura promesa. Es tal vez lo que motivan a los cubanos a abandonar el suelo patrio. Rompe el alma verlos cruzar todas esas fronteras de Latinoamérica, a veces por medio de selvas y desiertos,  con el único objetivo de llegar a EE UU .

La deserción de los hermanos Gurriel solo se explica con la pregunta de ¿qué porvenir podrían tener en una isla donde la Pelota hace mucho que sus logros en la arena internacional son ya cadáveres descompuestos?. Recordemos que hace  varias décadas, incluso al principio del castrismo, el beisbol cubano lograba importantes campeonatos, pero en los últimos anos ni siquiera pueden clasificar i en una Serie del Caribe. De igual modo, cada institución escolar, científica o social de Cuba, centrales, municipios,  poseía su equipo aficionado que recibía la suficiente cobertura de prensa como para estimularlos a jugar solo por divertimento.

Desde que desapareció  el campo socialista, los equipos para jugar el béisbol en Cuba cayeron en la racha del dólar. Tanto bates como  los guantes y bolas había que comprarlos con moneda dura y el pueblo dejó de tener acceso a nuestro deporte nacional. A menos que un joven pueda clasificar en una escuela deportiva gracias a sus capacidades atléticas, jugar pelota es ya una quimera cuando antes hasta en los placeres y solares yermos, los niños tenían sus campeonatos de barrio.

Cuba es un total desastre no solo en el campo deportivo sino también en el económico. Los Castros han anunciado que la Zafra de este año será solo de medio millón de toneladas de azúcar, es decir el mismo nivel de producción de 1902 cuando Cuba contaba solo menos de la mitad de su población actual. Del mismo modo que el beisbol está desapareciendo, igual lo siguen haciendo sectores como el tabaco, el café, la agropecuaria lo cual hace que en la conciencia social del cubano no exista ni esperanza ni expectativa de vida sino una eterna lucha por la sobreviviencia diaria.

En los peloteros cubanos de alto rendimiento  esta la semilla de la desesperanza ha germinado y  motivará a mas deserciones ya que no solo ven la diferencia de los beisbolistas de grades ligas que han visitado la isla, sino que las promesas hechas por Antonio Castro sobre reformas al deporte, suenan mas a propaganda que a otra cosa.

El hijo de Castro, Antonio, puede sonar muy esperanzador pero lo que se aprecia en la práctica es que el si vive bien, como millonario,  mientras que esos jóvenes deportistas solo ven que el almanaque sigue corriendo y eso es lo peor que puede pasarle a un atleta. El peor ejemplo lo ven en uno de los mejores peloteros de Cuba, Omar Linares, que vive como un infeliz en Pinar del Rio recibiendo un estipendio del gobierno.

La deserción de peloteros cubanos será una constante. Lo hecho por los hermanos Gurriel ya no tiene la misma  exclusividad que una noticia de esas tenía hace 20 años porque su actuación es ya una necesidad de todos esos deportistas que ven que tienen capacidad y talento deportivo y que viven en difíciles condiciones cuando un mismo atleta en otra nación cuenta con un medio de vida bastante holgado.

Asi que hay un problema para las autoridades deportivas de Cuba porque las joyas de la corona se les escaparán todas sobre todo porque con esto del acercamiento constituyen interés de muchos cazatalentos,  asi que irse  no será problema.

Y es sencillo: no se concibe un deportista de alto rendimiento esperando una miseria de CUC a final de mes o haciendo cola para comprar un periódico… Así que para definirlo solo hay una respuesta a modo de pregunta , como se decía en mi barrio… ¿Qué cosa es eso caballeros?… ¿Qué cosa es eso?

Una respuesta para "La deserción de los Gurriel demuestra que Cuba puede quedarse sin peloteros"

  1. Venancio R Rodriguez   febrero 15, 2016 at 3:30 am

    Asi es amigo Marzo, Cuba se podria quedar sin plumas y cacareando.. porque la esperanza ya la perdio. Saludos!

Deja un comentario