" />
Published On: Lun, Nov 30th, 2015

La “evolución” de la Revolución Cubana

Por Alberto Pérez Amenper

unnamed (39)Recuerdo el triunfo de la revolución, quien de nosotros no lo recuerda.  La euforia, el misticismo que cegó a muchos. 

Fidel era el mesías que iba a hacer de Cuba el orgullo del mundo, Fidel fidelísimo ¿quién se atrevía a decir algo contra él?

Han pasado muchos años y hemos visto la evolución de la revolución, una evolución que no cambia el sistema, sólo sus ídolos caídos, la revolución comiéndose a sus hijos y el pueblo sufriendo las consecuencias de una economía socialista cuyo mayor logro ha sido la miseria.

Tras más de medio siglo en el poder hoy Cuba es gobernada por un régimen que ha remplazado al autoritario gobierno de Batista, por uno totalitario; es decir, de partido único, ideología comunista y economía estatizada, donde se reprime a quien piensa distinto y se impide la autonomía de la sociedad civil.

Pero siempre siguen teoricamente evolucionando, siempre prometiendo con resultados de más de lo mismo.

Tras la enfermedad de Fidel fines del 2006. Algunos “expertos en Cuba” nos dijeron que con la llegada al poder de Raúl Castro podría iniciarse una época de cambios económicos en la atribulada sociedad cubana. Ese criterio se basaba en el supuesto pragmatismo del menor de los Castro, así como en la calamitosa situación social en que estaba el país. 

Los que realmente éramos expertos a la fuerza, por haber vivido la revolución y su evolución, sabíamos que iba a ser lo que siempre ha sido, más de lo mismo.  La misera del pueblo no importa a la cúpula gobernante, esto no es causa para un cambio y Raúl es sólo pragmático para sostener el sitema.

 ¿Se puede hablar de cambios en Cuba cuando todavía hay prisioneros políticos? ¿Se puede hablar de cambio si nadie ha hablado de transformar ni un solo aspecto relacionado con los derechos civiles y políticos?

Desde la consolidación en el poder de los Castro  no existe en Cuba libertad política. Se ha instaurado una dictadura totalitaria con un Estado que controla todo y una sociedad civil muy débil.

Se habló de cambios cuando la caída del muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética.

Pero ell gobierno cubano había  erradicado las instituciones que fueron determinantes para la transición a la democracia en Europa del Este durante la caída de la Unión Soviética.

Gorbachov fue un traidor a los ojos de los Castro, y Cuba siguió lo mismo.

 Además de barrer con la oposición, desde el comienzo el modelo castrista encubrió bajo fórmulas de “respuestas populares revolucionarias” la represión de opositores y nada ha cambiado ni cambiará.

Copio lo que dijo Human Right Watch, el 18 de febrero 2008 a los cincuenta años de la institución de la revolución pero que el mundo ignoró:

“Durante casi cinco décadas, Cuba ha restringido prácticamente todas las vías de oposición política. Los ciudadanos cubanos se han visto sistemáticamente impedidos de ejercer sus derechos fundamentales de libertad de expresión, privacidad, asociación, reunión, circulación y debido proceso legal. Entre las diferentes tácticas empleadas para imponer la voluntad del régimen se encuentran las amenazas policiales, la persecución penal, la vigilancia, las detenciones temporales, las restricciones para viajar y el despido laboral por razones políticas”

Durante el régimen cubano miles de personas han sido ejecutadas y otras miles sometidas arbitrariamente a juicios y sumarios sin acceso a recursos legales apropiados por no existir un Poder Judicial independiente ni Estado de Derecho. Esta fue y esta es la situación en Cuba.

¿Entonces por qué esta administración considera que tenemos que acercarnos a Cuba y reconocer a este tipo de gobierno que oprime a su pueblo?

¿Qué legado piensa Obama que dejará restableciendo relaciones con una dictadura totalitaria?

¿Por qué Obama dio Cuba muchas concesiones y ganó en cambio no “ni un ápice” del régimen de Castro?

El acuerdo entre la administración de Obama y la dictadura de Castro para la apertura de embajadas acepta violaciones sin precedentes del derecho internacional en el hemisferio occidental.

A pesar de grandes concesiones hechas por la administración de Obama, incluida la eliminación de Cuba de la lista de “patrocinadores estatales del terrorismo”, (que ironía) la inmensa mayoría de los diplomáticos estadounidenses en la Habana seguirá sujeto a las restricciones de viaje.

Por otra parte, el régimen de Castro se negó a respetar la inviolabilidad de bolsas diplomáticas de los Estados Unidos.

Estas restricciones están en directa contravención de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas.

Son concesiones unilaterales de una manera que será resucitar una dictadura jadeante que es el mayor obstáculo a la libertad para los cubanos, esto es ilógico e indefendible.

Y a pesar de esto no ha logrado la administración un aliado agradecido. 

En la situación actual del peligro terrorista, la posición de Cuba ha sido el aliarse con los enemigos de Estados Unidos.  Hay tropas o lo que llaman asesores militares en Siria.  En el nuevo eje Irán-Rusia que dominará el Medio Oriente  Cuba será un catalizador.

Este es el legado de Obama con Cuba. 

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>