LA GENTE ESTÁ TIRANDO LA 2da PIEDRA

ernesto en su celda de plantado en calzoncillos

Por Andrés Pascual

Sitúese en cualquier año desde 1987 hacia atrás ¿Conocía de los presos políticos, de las cantidades, de Pedro L Boitel, de Roberto Martín Pérez, de González Infante, de Peñalver, de Ernesto Rodríguez (foto preso plantado), de los San Román, de Ángel de Fana, de Mongo Grau… del Presidio Político proceso calzoncillos, de lo que sucedió en Isla de Pinos…?

Dígame la verdad sin oportunismo ni miedo ¿Se interesó porque murieran presos en huelgas de hambre, supo quiénes fueron? ¿Supo que hubo una huelga en 1982 en el Combinado? ¿De los fusilados? ¿Sabe a cuántos “tumbaron” entre 1981 y 1983? ¿Oyó hablar de Abilio y de Rodolfo, de los Toledo? ¿Le dice algo la causa Zapata? ¿Cómo alimentaba y actualizaba su “conocimiento” del presidio político? ¿Con familiares de ex presos, con amigos que conocían a esos presos o a sus familiares?¿Lo ayudó escuchar la Voz de las Américas primero, o a Radio Martí desde 1985?

¿Por qué cree que existió un período de 25 años conocido como nadie escuchaba? ¿Escuchó usted? ¿Cómo, desde cuándo?

Voy a hacerle la vivisección, primero dígame ¿Dónde trabajaba? Antes, hablo de 1988 hacia atrás, no era común el cuentapropista (salvo en momentos “difíciles para la robolución”, que después liquidó con causas de enriquecimiento); entonces trabajó “para el gobierno”, la mayoría trabajó y trabaja para la tiranía, que no es un delito si lo que se busca es el sustento sin compromisos que dañen al ajeno, porque la tiranía es el único empleador, incluso en esta época de “reformas”.

Debajo puse un link de Radio Martí, se refiere al cardenal castrista y a los proses políticos ¿Considera a este induviduo parte de lo peor de la Cuba de cualquier tiempo? ¿Por qué?:

http://www.martinoticias.com/content/cardenal-ortega-pide-listado-de-presos-politicos/97088.html

Déjeme hablar de un tirón, sin interrupciones y evalúese en escala de 1-10, para usted mismo, digo, con honestidad, al final voy a decirle algo respecto a si pasó o no de grado.

En Cuba, durante el castrismo, NADIE HA SIDO PRESO POLÍTICO, la tiranía no lo reconoce, pero separaba “lo político de lo común” con la palabra “contrarrevolucionario, entonces aparecía en la tarjeta del preso, a la izquierda margen superior, el símbolo C/R.

El propio tirano desmentía la clasificación cuando lo entrevistaban “extranjeros”, decía “aquí no tenemos ni un preso político”, “salga a la calle y pregunte…” Se lo dijo a Barbara Walters, a un zopenco de PBS, a Marisol Herrera, de EFE…a María la ex de Arnold, del clan maldito del Camelot de Jackie O, también.

Como contrarrevolucionario lo investigaba el G-2 y le metía los años el propio departamento, cuando llegaba al juicio ya lo habían condenado y los defensores no pedían libertad, sino clemencia no comprometida: “pido que no lo condenen al máximo por el delito, porque, aunque fue muy grave contra la patria…” ¿Conoció esta situación? Nadie quería defender a un contrarrevolucionario.

Paara ganarse la categoría de contrarrevolucionario, la causa debía ser “intento de atentado”, “sabotaje o intento”, “agrupación-organización para conspirar”, “alzamiento”, “tenencia de divisas”, “intento de salida ilegal del país”, “propaganda enemiga”, “agente de la CIA” y alguna más que escapa a la memoria.

Hoy ¿Conoce cuántas de las que mencioné se mantienen como tipos? Solo la propaganda y en ciertos casos, es común que enjuicien por “difamación”; al sabotaje lo convirtieron en “daños a la economía” y los demás no existen ¿Sabía esto?

¿Por qué desaparecieron los tipos de antes? Pues para desaparecer el presidio “contrarrevolucionario” e informar solo “presos comunes”. Pero estoy seguro que la contrarrevolución existe, lo que a nadie de los disidentes les interesa averiguar cuántos presos hay por daños o por otra causa de ese tipo, la disidencia vive sin competencia protagonista, por eso nadie sabe cuántos presos contrarrevolucionarios hay, es conveniente para los opositores, para sus padrinos, y para la satrapía, pero muy malo para la libertad de Cuba.

Quiere decir que los “opositores no son tenidos ni como contrarrevolucionarios” y hay algo importante: cuando usted ve por televisión cómo le dan un mitín a alguna persona en su casa y un par de patadas a otro, incluso sabe que recogieron a 20 y los llevaron al “vivac” común en corta detención (horas), desconoce que ni advertencias les hacen, no son investigados, porque actúan como un libro abierto, no esconden nada ni le hacen daño material ni moral al castrismo, que está blindado por sus buenos amigos.

De 1987 hacia atrás te recogía un auto del G 2, previo registro en la casa y te llevaban al DSE, te metían en una celda y te interrogaban 14 ó 15 veces durante el día, la noche y la madrugada y te daban más palos y te aplicaban más torturas que hoy, pero en privado, sin acceso público, de ahí al depósito de la prisión a esperar la petición y el juicio, es decir, a informarte de lo que proponían como sanción que ya habían decidido, todo en calidad de preso “asegurado”, si recibías entre 3 años y 8 dabas una fiesta y si salías antes podía llover azufre. Las visitas eran por régimen, cada 4, cada 6 meses o una anual, los plantados no recibían visitas y en los casos reglamentados, un solo familiar mayor de edad separado del preso por malla.

Y eran muchos, en 1980 dejaron 756 y en 1981 había crecido a 1,250, en 1983-84 tal vez 3,400…ningún preso común podía hablar con un contrarrevolucionario, ahí mismo podía coger una ración de palos, el común, el contrarrevolucionario no.

Los contrarrevolucionarios vivían juntos en galeras solo para ellos, les permitían cuchillas de afeitar y lociones.

El preso CR de antes era solicitado por las personalidades que visitaban a Cuba, todos llevaban una lista, desde 1977 se indultó con el llamado PLAN PROGRESIVO, después en 1978-79 y por último entre 1986 y 1989. Castro, de la lista, entregaba al que quería y siempre menos de la mitad, nunca salió quien fuera pedido, salvo gestiones personales de “gente muy importante” como TED KENNEDY, que se llevó al último invasor preso de la 2506, RAMÓN CONTE HERNÁNDEZ, en 1987; un año antes salió el Cdte Ricardo Montero Duque. Dicen que a Menoyo lo “trabajó” Felipito el Preocupado (asuntos venezolanos)

Al presidio político plantado histórico los soltaban lunes o jueves y se vestían de civil en la posta del exterior penal, porque vivían en pajamas rudimentarios que hacían con sábanas. Desde la prisión que fuera, oficiales del G-2 lo entregaban en sus casas, recuerde que podían haber estado 20 ó más presos.

Con esto a mano, respóndame ¿Cuántas de las cosas que dije conoció en Cuba? Yo sé que la mayoría no conocío de esto si no fue familia o vecino muy cerca de un preso, que si veían a alguno por una cera viraban y se perdían por otra calle que no pensaban transitar, porque los comprometían o se señalaban, que no lo averiguaron porque usted, posiblemente como el PAPA y el cardenal, nunca recibió la información de cuántos ni si hubo presidio político. Por lo menos ni lo leyó en Bohemia “como la heroica generación del Centenario” ni en radio o televisión, aunque ¿Si usted era dirigente?

Ortega es un h de p, pero, si la tiranía está allí no es porque el cardenal haya tenido que averiguar si hay o no presos, sino porque usted, que no es cardenal ni, como dice, castrocomunista, nunca supo del fenómeno trágico del Presidio Político, etapa de verdadera candela con fusiolados, asesinados en la cárcel de varias formas…

Sé bien que el 90 % de quienes lean esto no aprobaron el test, una mayoría aplastante tuvo mucho miedo de juntarse con presos, incluso con sus familiares, tampoco oían “radio contrarrevolucionaria porque…”.

La disidencia opositora no es más preso contrarrevolucionario, porque no son peligrosos, no hacen labor proselitista entre la juventud, no dan candela ni tratan de matar a Guarapo, el propio tirano le hizo los ajustes a su código, cuando creó la nueva vitrina que le permite mostrarle al mundo “su respeto al derecho de libertades civiles”, que le sirve para dejarlos viajar y cobrar a nombre de la lucha por Cuba.

Junto a la indolencia general de casi todo el pueblo ayer y hoy, culpable de que el cardenal diga que no hay presos y YO LE CREO, si los que quisieron arreglar al país con la mejor voluntad y mucho más valor sin oficiar de mercenarios de nadie, no existieron ¿Qué se puede esperar? mientras, se hacinaban y eran torturados y asesinados más de 100,000 que repletaban las cárceles de Cuba, que apenas tenían comunes de verdad.

Si el pueblo no conoció nada de aquello, si los ex dirigentes vienen a desayunar con la noticia aquí, no hay ninguna razón para juzgar al tipo de la iglesia que dijo que “lo desconocía”, porque, y yo lo sé, en este caso SON MUY POCOS QUIENES PUEDEN TIRAR LA PRIMERA PIEDRA.

Comments are closed.