" />
Published On: Dom, Oct 29th, 2017

La migaja del pasaporte, la repatriación y la felicidad sin límites del kubanoide esclavo

Por Carlos  Jaime Cabrera

La Tiranía Castrista ha dado el más desesperado paso de los últimos 58 años luego que el gobierno de Donald Trump apretara las clavijas nuevamente en las relaciones bilaterales. La dinastía de los Castros, ante la falta de dinero liquido para mantenerse se ve obligada a abrir el diapasón migratorio y levantar las restricciones a los emigrados cubanos que siguen en a genuflexión de pedir permiso para regresar a su tierra. “ Ya no más ”, dice Castro Segundo y la felicidad de los esclavos felices se ha desbordado dentro y fuera de la Ínsula.

De ataques sónicos a pasaportes habilitados seguramente habrá un corto trecho  de conexión con ese desespero revolucionario. Mirándolo sin pasiones, son matices de traiciones y apoyos irremediables hacia un tirano que no se limita solo a atacar la salud de su propio pueblo, sino que se empecina a atacar a diplomáticos de la potencia enemiga sin miramientos y luego,  justifica con la más infantil explicación que los responsables  son grillos chillones y chicharras rebeldes las causantes de los ataques a los empleados del “imperio” según los voceros  científicos del mayoral de la finca.

  En los últimos días se han disparado acontecimientos insólitos en las infames relaciones que abrió la administración anterior irresponsablemente con la tiranía castrista. Reuniones a puerta cerrada del canciller cubano con su homólogo del Dpto de Estado de Estados Unidos y otros contactos no dados a conocer que, como en el pasado ocurrió, somos los afectados los últimos en enterarnos, si es que se dignan en tenernos en cuenta.

  En lo personal creo, y es mí teoría, que la administración de Trump  negoció con el régimen, sin que  sepamos bajo qué condiciones, si es que las hubo. Es otro cantar, pero que no prometa nadie soluciones cuando en realidad no tienen intenciones de cumplir ni mucho menos.

 ¿Qué el dictador se tambalea allá en La Habana  y se queda sin recursos para mantener la infame agonía de su propia y macabra revolución, como dicen los pseudo analistas del canal 41 de Miami? no lo creo. ¿Qué por eso abre, quita la cerca para que los esclavos internacionalistas regresen con todo e hijos nacidos en el extranjero? Tampoco lo creo, pues la cerca ya no existía y el esclavo feliz regresa desde hace mucho tiempo. Lo único que cambia es que ahora puede regresar sin menos trabas pero igual de pisoteado y humillado.

¿Podemos llamar a esta flexibilización castrista tras 58 años,  una victoria del Exilio? ¿En serio cubanos? ¿Quiénes son los culpables? La Respuesta no ha cambiado ni cambiará: La cobardía de la mayoría del pueblo que se abrió de piernas ante un asesino de marca MAYOR y lo sigue haciendo, y del otro lado de del charco , los “líderes” que crearon el trapicheo y el juega vivos del pacifismo pasivo ghandista, desechando a Martí como guía para la GUERRA NECESARIA contra la INFAMIA. Sony serán solo eso: INFAMES que caerán en el basurero de la historia.

  Allá aquellos que aún sigan creyendo en pececitos de colores mientras el mundo se ríe de ellos y estos se enriquecen con la desgracia de la patria.   LA DIGNIDAD NO TIENE MATICES Y QUIENES LA DISFRAZAN SON INSTRUMENTOS Y TONTOS ÚTILES DEL TIRANO MAYORAL, es sin lugar a dudas, como el DECORO mismo, el único ANTÍDOTO contra la ignominia y la ambivalencia.

 

  Para terminar te pregunto: ¿Quieres ir a sentarte a comer a la mesa con el asesino de tu propio pueblo? anda y ve, a fin de cuentas es tu libre albedrío . TÚ puedes disfrazas la cobardía con ese manto de Nostalgia familiar. Pero YO,  NO. No puedo por el simple hecho de que respeto a las víctimas  de la Tiranía, de la cual yo soy uno de tantos ejemplos.  

About the Author

Displaying 2 Comments
Have Your Say
  1. Muy bueno Carlos. Los esclavos feluces y sus familiares en elxtwrior siguen manteniendo al regimen para que estos sigan abusando del pueblo.

  2. jaime dice:

    Cuanta bondad raulista, casi hasta lloro, y no me salen las lágrimas fácilmente, después de apropiarse de la isla, los pichones de gallego, y no en nombre del reino de España, sino el suyo propio. nos hace la concesión, a los descendientes de aquellos que lucharon por la independencia de Cuba, a regresar a la patria que nos vio nacer, sin autorización del gobernador. Recuerdo aquella historia que nos hacían, de un indio llamado Hatuey, que no quiso ir al cielo que le ofrecían los españoles, mientras lo quemaban.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>