La muerte a plazos de “El Coronel”

Por Angel Calzadilla

Farinas Joe GarciaLos residentes en el sur de la Florida amanecimos hace muy poco tiempo  con la noticia de que el Coronel Guillermo “Cocó” Fariñas fue agredido por un miembro de su organización , (acusado de miembro de la Seguridad del Estado por ellos mismos ) en presencia de otros miembros de diferentes organizaciones , que se interpusieron para impedir que el agresor  hiriera con una navaja al premio Sajarov .

El Show, porque no hay otra manera de llamarlo, fue relatado personalmente el Coronel via telefónica a la periodista Bernadette Pardo en la emisora Radio Mambí.

Siempre he sospechado ,- de acuerdo a mis nociones, pensamiento lógico, experiencia como observador y testigo personal de cómo se conducen y obran esos “personajes” de la tiranía cubana dentro y fuera de Cuba-, que el Coronel Guillermo Fariñas, se comporta como  un agente de la contrainteligencia castrista y que ha fungido durante todos estos años como un “opositor de diseño” para que el Mundo crea que la dictadura castrista ofrece  aperturas a opiniones diferentes dentro de Cuba,.

Es el mismo mensaje que se está emitiendo a la opinión pública mundial en conjunción  con muchos otros “opositores” y disidentes como son la Yoani Sánchez y su marido de apellido Escobar, Eliecer Dávila, Berta Soler y otros tantos.

Lo de la “agresión” del Coco, [fallida por demás, que casualidad],  y es mi opinión,  no es más que otra farsa de las que la Inteligencia  castrista le arma a sus agentes a la vista de todos para reforzarles la credibilidad ante la opinión pública internacional. Así ha sido en estos más de 50 años de exilio y aun se tropieza con la misma piedra.

Por las cosas que ya hemos visto en estos días el trabajo que está desempeñando el Coronel Cocó ha sido el peor. O las indicaciones no fueron bien calculadas, o este disidente se le subió a la cabeza de que podía actuar por su cuenta.  Y lo decimos por sus incongruencia en datos históricos sobre su vida como oopositor el cuento de una huelga de hambre médicamente imposible  hasta su  reciente participación en un anuncio político en Miami para influenciar en la reelección del también agente de influencia  de la tiranía castrista en el Congreso americano, Joe Garcia. Y  como pudimos todos ser testigos,  el plan de Fidel y Raúl Castro no se materializó, porque el pueblo americano votó mayoritariamente por candidatos Republicanos. Minutos después, el Coco puso pies en polvorosas sin apenas dar una explicación.

También en días recientes el Coronel Cocó Fariñas ha cometido el grave error de mencionar al fallecido Oswaldo Payá como sujeto de un ofrecimiento de varios millones de dólares que se le hizo por parte de personas en el exilio, hechos que han sido desmentidos por su viuda.  El Coco ha afirmado que el también fue contactado por supuestos potentados en el exilio cubano para recibir millones de dólares a cambio de cooperar con ellos.

Lo más probable es que después de todos estos eventos y dislates, no veamos mas a tan denigrante personaje, que ha estado mintiéndole al pueblo cubano de dentro de la Isla de Cuba, a el exilio cubano, a los medios de comunicación en Estados Unidos que le abrieron las puertas tras su dudosa huelga de hambre y daba el parte de su situación clínica a través de los noticieros de televisión locales, al Congreso americano y a los congresistas cubano-americanos.

Fariñas también le ha mentido a organizaciones internacionales y personalidades de los derechos humanos en foros europeos, norteamericanos y de Latinoamérica. La mentira y la delación-casi siempre ente líneas- han sido el fuerte de su protagonismo.

Tal vez me equivoque pero dudo mucho que lo veamos nuevamente transitar por el Miami del exilio cubano. Tampoco dudo que dentro de poco, el alto mando de la tiranía castrista dé la orden de condecorarlo secretamente y luego desaparecerlo, si es que ya no ha sido dada.

De todas maneras, el fakir y Coronel Guillermo Fariñas ya es difunto en vida y en las artes de la inteligencia y la penetración castrocomunista, porque ya todo el mundo lo sospecha.

El mismo se mató como Chacumbele.

En Este  dar gracias, entre tantas cosas lo haré porque todos esos elementos de la manipulación y la mentira, del chantaje y de la colaboración tiranicida, están llegando a su ocaso.

Comments are closed.