La no noticia

julio 3, 2015 12:46 pmComentarios desactivados en La no noticiaViews:

Por Alberto Pérez Amenper

revoluHay noticias que no lo son. La reanudación de las relaciones con Cuba, la nota sobre el romántico amor de Obama a Raúl no son noticias, al menos para mí que la estaba esperando como un hecho que era cuestión de tiempo desde que un simpatizante del sistema socialista ocupó la presidencia de los Estados Unidos.

En mi opinión, esto es algo bueno  porque como en Cuba, al principio de la revolución hay los que disfrutan el socialismo y también  los honestamente despistados que se ciegan emocionalmente, y hay hechos que les caen como un martillazo en la cabeza para hacerlos ver cuán equivocados estaban.

Este caso de las relaciones con Cuba es como un trueno que ha sacado a las cucarachas de sus escondites y las podemos ver.   Vemos como hay personas que han comprobado la realidad de lo que representa la presidencia de Obama para los que tenemos una persuasión democrática, y vemos como han salido los que no le importa más que hacer negocios, lo que como apropiadamente dijo Vladimir Lenin, “son capaces de vendernos la soga para que los ahorquemos”. 

Unos y otros me dan lástima, porque no son personas de naturaleza dada a los bajos instintos, cualquiera se deja llevar por una emoción equivocada, y cualquiera se deja llevar por una ambición tentadora.

Pero ya los veremos, es más ya los estamos viendo.

Conozco un caso de un joven que fue a Cuba para ser de los primeros que se montara en la danza de los negocios con la isla .  Durante su estancia tomó fotos de las fincas de sus antecesores, y cuando salió por el aeropuerto fue detenido y le incautaron las fotos con súplicas y sobornos, logró evitar males mayores y pudo tomar el avión de vuelta.

Creo que aprendió las garantías que puede ofrecer el sistema a los que vayan a invertir su dinero en Cuba, poco a poco aprenderán, individualmente y cada caso será una noticia en los periódicos o en notas como esta..

Pero hay noticias que no son noticias, son hechos por suceder que ya podemos esperar sin sorprendernos.

Comments are closed

A %d blogueros les gusta esto: