LA NUEVA GUERRA FRIA

Por Alberto Pérez Amenperputin obama caza

Muchos ahora se están dando cuenta de lo que Mitt Romney y Marco Rubio habían dicho sobre Rusia, ahora estamos prácticamente en una guerra fría con Rusia, y esto es debido a la política de nuestro líder prefiere negociar por detrás, Barack Hussein Obama.

Putin ahora está en el Medio Oriente, atacando a todos los combatientes contra Assad,  tanto a los aliados a Estados Unidos como a los de  ISIS  que están  en Siria, y cuando dije que  los está atacando,  es lo que significa la palabra, no lo que Obama estaba haciendo.

Todavía estoy esperando ver a ISIS decapitando a un ruso o y soldado de Irán. Pero creo que me voy a quedar esperando, ellos saben lo que hacen.

Pero lo que estamos viendo es algo que no hay que ser  un Romney o un Rubio para haberlo visto venir..

Rusia se ha estado preparando para la guerra fría, para convertirse en una potencia como lo era la difunta Unión Soviética  desde hace algún tiempo, ampliando la presencia militar, desde  Vietnam a América Latina, reviviendo las tensiones al estilo del tiempo de la guerra fría, recobrando territorio de la Unión Soviética antes de lanzarse a la aventura militar en el Medio Oriente..

El Presidente ruso Vladimir Putin acusa a EEUU de injerencia en su patio trasero por respaldar el gobierno de Ucrania contra separatistas pro rusos,  y la prensa liberal lo acepta y le da la razón,  y Obama actúa débilmente. A la vez Rusia está cortejando a Cuba, Venezuela y Nicaragua para obtener acceso a bases aéreas y puertos para reabastecimiento de activos navales rusos y bombarderos estratégicos en el hemisferio occidental, en el patio trasero de Estados Unidos.  Pero parece que a Obama no le importa dejar expuesto el patio trasero.

A partir del año pasado, una nave de la inteligencia rusa ha atracado en la Habana múltiples veces realizando operaciones en el Golfo de México y a lo largo de la costa este de los Estados Unidos.

Mientras el Presidente Barack Obama ha llevado a los Estados Unidos hacia la normalización de relaciones con Cuba, a pesar de objeciones de algunos legisladores que dicen que puede confiar en régimen comunista de la nación de la isla, pero el problema no es que no podemos confiar en Cuba, eso ya lo sabe todo el mundo, el problema es que ahora no se puede confiar en el presidente de Estados Unidos.

Rusia ha llegado a un acuerdo con Cuba para reabrir una base espía de la era soviética , en medio de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Putín y Raúl deben de haber tenido que tomar un sorbo de Vodka para no ahogarse de la risa.

El acuerdo para reabrir el centro de inteligencia de señales en Lourdes, al sur de la Habana, se acordó en principio durante la visita del Presidente Putin a la isla como parte de una gira por América Latina, según el Diario Kommersant 

En el Medio Oriente, Putin advierte, casi podemos decir “Prohibe” a los Estados Unidos volar aviones en Siria mientras que los aviones rusos son estén en el aire.

Rusia está mostrando al mundo  su fuerza militar, como Putín se quita la camisa y muestras sus músculos a Obama, la fuerza de Rusia aumenta perceptivamente por la flojera militar de los Estados Unidos.

Putín está llenando de líder el vacío que deja la ausencia de un líder en la presidencia americana.

Además del la base de Lourdes, Rusia abrió un campo de aviación en Cam Ranh Bay, una base estadounidense durante la guerra de Vietnam y se rumora que ha abierto bases en Venezuela y Nicaragua.

Lo que está pasando no es simplemente cómo ahora están diciendo la vuelta a la guerra fría, esto es algo peor, porque durante la guerra fría, todos los presidentes, demócratas y republicanos  trataban de llevar la política exterior de la mejor manera posible para los intereses de los Estados Unidos.

Ahora tenemos un presidente que no sólo no cree que los Estados Unidos  son un país excepcional, sino que quiere que los Estados Unidos se conviertan en un país del tercer mundo para que sea iguales a los otros.