LA O.E.A Y EL PRINCIPIO DE NO INTERVENCIÓN

mudPor Andrés Pascual

Los conceptos o criterios tomados en cuenta para aplicárselos a los pueblos a partir de organizaciones nacidas por efecto del resultado de la 2da Guerra Mundial, han cambiado luego de la imposición del comunismo, primero abiertamente por la creación del Pacto de Varsovia, o después de su disolución y el desmembramiento de la URSS por partidos y/u organizaciones “guerrillas” de la inestable política mundial.

Época cuando se estableció que la democracia representiva era la única garantía de la paz, lo que, viéndolo bien, si el respeto a los principios demócraticos fuera total y desde las bases de dirección populares hasta los estratos fuertes de los gobiernos lo reconocieran y respetaran, no hubiera problemas.

Pero la democracia ha quedado atrapada en dogmas, estribillo de canción que, por la manera como se manipula hoy, de acuerdo a oportunismos de cada oposición con el poder como meta, incluye en la receta el uso permanente del término como garantía en la imposición de regímenes oprobiosos y criminales de esencia comunista.

Por lo que democracia es otra palabra tan vulgar como cualquiera, de valor de uso para convertir en tiranía dictatorial de nueva edición su esencia y como fiador el voto ciudadano, enfermo y hasta acomplejado.

El espectro comunista no ha desaparecido, desde que emergió como potencia creativa de alto vuelo en la fecundidad de fuentes neoesclavistas, ni cambia acorde con los pueblos que infiltra legalmente aunque camuflado.

En la realidad, cada sección de pueblos, acorde con el módulo geográfico, tiene sus propios ideólogos traficantes de la miseria, la explotación y el odio para ser utilizado contra sí mismo por el carácter revanchista, exacerbado por el fanatismo, el fatalismo y las bajas pasiones.

La pérdida de los valores morales en la región ha convertido en relajo la aplicación de “la carta democrática”, que se ve tan lejos como a la conquista y la colonización; el viejo cliché “América (USA) es el baluarte de la democracia en el mundo”, parece una broma de mal gusto ante el reto soberbio del comunismo internacional de nuevo tipo y sus brazos armados, como el Islamismo musulmán, incluso con la adición del Vaticano como “fuente de ideas renovadoras”, tanto como abiertamente reaccionarias y anticapitalistas.

Los cambios en Estados Unidos, la concesión de su moral por la chabacanería comunista y por el desprestigio social a que lo han llevado el dinero y la forma de tratamiento de los adalides que buscan la imposición del nuevo orden mundial, por mucho que cueste, tienen a la democracia en fase cadáver en Hispanoamérica, porque, la total escasez de libertad y de soberanía individual, más el abuso de estas, a como dé lugar en función trasvestida de tiranías dictatoriales, perfilan tiempos negros y peligrosos para la región.

De “antes” no queda nada en América Latina ni el tratamiento por separado de cada pueblo porque tengan formas diferentes de comportamiento. Hace rato que asistir a los pueblos de América de acuerdo a sus costumbres caducó, el comunismo llega, se instala y, como el papel carbón, es una copia de aplicación en cualquier país que infecte.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article50976535.html

El fallo fue abandonar a los militares de derecha, entregarlos para dar una impresión de “buen hermano” ante la horda recién llegada, que todo lo arrasa.

Estados Unidos es culpable de los problemas críticos de la América Latina actual, de la pérdida de la libertad y la soberanía de muchos de sus pueblos, por ejemplo, Cuba.

O Venezuela, que se encuentra al borde de la castración de ideas y posiciones de libertad ganadas con el esfuerzo popular que, lamentablemente, manejan en contra del pueblo los propietarios del presente y del futuro de cuanto movimiento o grupo político de ideas independientes, de buena voluntad, haya.

Es lamentable que los venezolanos no vean con ojos críticos su situación actual, que no quieran aceptar que la MUD es “un grupo de mayoría vividores”, que han propuesto y estabilizado desde La Habana y la Casa Blanca, como base en la mantención del chavo-castrismo indirectamente.

América Latina esta en presencia de lo peor, Venezuela asiste, si no actúa por propia voluntad contra la conspiración orquestada internacionalmente, por duro y sangriento que sea, a su propio sepelio, en la capilla diseñada por la reacción internacional, desde la MUD al Foro de Sao Pablo, para todo lo que va quedando de la región que todavía respire..

Deja un comentario