La Obsesión del Legado de Obama

Por Alberto Pérez Amenper

unnamedTodas las figuras públicas en la oficina de la presidencia han tenido características que los distinguen.

Los peores que hemos vivido, Fidel Castro, Jimmy Carter y Barack Obama no han sido excepciones.  En el caso de Fidel todos sabemos que es su obsesión de poder, con resultados que son tan evidentes que no hay necesidad de mencionar.  En el caso de Jimmy Carter su idiotez en la forma de una obsesión de una falsa corrección moral que lo llevó siempre a lograr lo contrario de lo que trató de hacer, porque tanto Fidel con el Mariel, el Ayatola con los rehenes de la embajada los panameños con el canal, los sandinistas en Nicaragua, los soviéticos invadiendo Afganistán y todo el mundo tomaron ventaja de su idiotez, y tuvimos los peores cuatro años de un presidente americano.

Esto es hasta la llegada de Barack Obama que con la obsesión de lo que él llama su legado ha llevado la ineptitud a un nivel que quizás sea realmente un legado que no sea superado por ningún otro presidente porque nunca podremos tener un presidente peor que él.

Ningún presidente en la historia de nuestro país ha estado más preocupado por su legado que Barack Obama. Cuan irónico es que la gente algún día mejor podrá recordar a nuestro primer afroamericano comandante en jefe cómo el presidente que pudo haber inspirado la candidatura de un individuo cómo Donald Trump. Porque las personas están tan enojadas que están dispuestas a considerar a un rimbombante multimillonario conocido por insultar a las personas con un enojo autoritario, como nuestro próximo presidente.

Bajo el Presidente Obama, los estadounidenses se han convertido en más polarizados en las relaciones de raza, inmigración y casi cada otro tema. Esto es indiscutible.  Bajo el Presidente Obama los estadounidenses se sienten marginados, empujado a la parte de atrás de la manada, mientras que la situación de los llamados derechos a los  transexuales, los negros militares o terroristas presos de Guantánamo liberados toma protagonismo.

Peor aún, cuando él es el único responsable de los problemas del país, trata de culpar de sus errores a los demás.

Obama ha insinuado que los americanos cristianos blancos son racistas, indiferentes a las tribulaciones de los negros y los hispanos y excesivamente hostiles a los musulmanes. El Presidente ha dicho que “el racismo está en nuestro ADN” mientras que los liberales han afirmado “la sociedad misma tiene la culpa” para el cisma entre los negros y la policía- Para un país que eligió dos veces a un hombre negro a nuestra oficina más alta, esto es una afrenta.

Ocho años de Obama forzándonos sus políticas impopulares por nuestras gargantas (por no mencionar otra parte anatómica) ; Ocho años de mentiras y malas acciones por burócratas irresponsables;  ocho años de crecimiento cojo ; ocho años de apaciguar a nuestros enemigos despreciar a nuestros amigos; ocho años de dividir el país, han tomado su peaje, sin lugar a dudas el legado de Obama está tomando forma, pero esa forma se presenta en una materia que no huele bien.

En la política exterior podemos ver su trayectoria, desde su fracaso para imponer su línea roja en Siria a la liberación de o dirigentes talibanes del Guantánamo que está empeñado en cerrar como parte de su “legado”,  a la invasión rusa a sus vecinos y la anexión de Crimea a la implosión de Irak, y todo el medio oriente, un acuerdo con Irán que lo convierte en una segura potencia nueclear que taerá la destrucción de Israel,  el mundo está en llamas, y el legado de política exterior de Obama está en ruinas.  Obama con su plan de retirada del medio oriente para darle el territorio a Irán y Rusia,hará que las cosas podrían empeorar en el extranjero para nosotros y nuestros aliados.

Obama podría salir de oficina con los radicales islámicos en control de refugios seguros en  países donde pueden planear nuevos ataques a nuestras playas.

Estamos viendo  como las consecuencias de la pasividad de los Estados Unidos están llegando a un punto de inflexión. Siria en ruinas, China lanzando su peso alrededor del mar de China, Rusia invadiendo Ucrania, ataques terroristas y amenazas de más por venir por una insurgencia del terrorismo islámico que ni siquiera se puede mencionar por su nombre: la suma de estas partes parece mayor que la aritmética de cualquier mente hubiera podido calcular..Mientras tanto vemos un escándalo de su secretaria de Estado y aspirante a sucesora, Hillary Clinton con E Mail privados para ocultar del pueblo sus acciones, en situaciones cómo el ataque terrorista a la embajada de Libia, donde murieron cuatro americanos incluyendo al embajador.  Y  mientras tanto recibía contribuciones de nuestros potenciales enemigos del medio oriente. 

En lo doméstico: hemos tenido el escándalo del Departamento de asuntos de veteranos… la inundación de decenas de miles inmigrantes través de la frontera…y ahora no amenaza con traernos 10,000 refugiados de Siria,   la epidemia de accidentes de disco duro en el servicio del IRS con ataque a grupos conservadores, opositores políticos del Presidente. Una contracción económica de 2,9 por ciento en el primer trimestre de 2014,  y una serie de reprimendas de la Corte Suprema sobre imposición a instituciones religiosas de anticonceptivos por el  mandato de Obamacare, una deuda trillonaria que aumenta por segundos por el abuso de los programas de beneficios con motivos políticos.

Y cómo la última cereza arriba del tres leches excremental que nos ha hecho el repostero Obama, tenemos la imposición del sistema de salud el notorio Obamacare. Los costos anuales de Obamacare llegarán a $ 200 billones en 2020.

No hay mucho espacio para la historia mucho menos en este E Mail incluir toda la cascada de desastres faltan muchos otros que se me escapan en este momento..

Lo arriba expuesto es simplemente cómo la parte superior  que vemos del témpano de hielo flotando que es la administración de Obama, hay mucho más materia sumergida en el témpano que se mencionará en el futuro cuando hablemos del  legado que nos ha dejado este presidente.

Sin lugar a dudas Obama tendrá su legado, pero este legado será recordado en la historia de una manera que no es la que él se imagina. 

 

Comments are closed.