" />

LA ORDEN DE LA HERMANDAD QUE SIEMPRE LLEGA TARDE

cumbre panama

PorAndrés Pascual

Supongo que como anticomunista debía estar complacido, porque unos cuantos ex presidentes desempolvados por la actualidad, creo que 23, hicieron un grupo para acusar a Maduro y al chavismo, incluso defender a los presos políticos Ledezma y Leopoldo; sin embargo, no tengo motivos para “sentir la calurosa fraternidad” que emana de esos “hermanos” fuera de foco, en primer lugar, porque, de forma sospechosa, ni de foul le dieron a la tiranía castrista en sus declaraciones.

Pastrana dijo que era la primera vez que Aznar y Felipe “se han puesto al lado de la democracia”, en el caso del elemento PSOE nadie lo duda, pero Aznar estuvo al lado del anticastrista durante su época como Primer Ministro, por eso nos vale tanto a los cubanos luchadores. Este colombiano vale menos que un quilo prieto, no solo hoy…

El principal obstáculo para desaprobarlos en sus papeles de “fieles a la democracia” es lo hipócritas que son, ratificable en lo que tardan para conocer y reconocer a los hijos bastardos de la libertad y la soberanía, más que McGraw, el pitcher de Filadelfia, a su hijo cantante; por regla general, tienen que cesar como presidentes y que pasen años para otorgarle el crédito a los pueblos oprimidos; es costumbre de estos “magníficos de la cara dura e interesada” que NUNCA se comprometan con nadie mientras son primeros mandatarios o funcionarios de alto nivel, que sería cuando valdría la pena, pero, si lo hacen, como Moratinos y Zapatero, de forma edulcorada, similar del GRAN FOLLADOR de mulatas cubanas, Felipe González, quien, por lo visto, inauguró esta cruzada del buen vecino o de madre preocupada por el abuso contra “sus desvalidos retoños”.

El progromo castrista en Panamá puso de manifiesto, otra vez, que, contra ese monstruo no se puede con discursitos ni llamamientos, sino con acción, enfrentarlos requiere tanta fuerza y violencia como la de ellos; no puede jugarse al decente ni al pendejo, que lo bajaron en el lugar equivocado a la hora menos recomendable si pretende luchar; encuentros como el de Panamá no sirven para denunciar nada, porque a nadie le importan las denuncias, estas son las Grandes Ligas de la confrontación directa y ganará quien más duro dé, pero golpes y puñalá’s.

No puede recularse una y otra vez, con el objetivo de presentar una imagen lastimosa de opositores golpeados, por quienes deben recibir su merecido de la peor forma posible, el que tenga miedo de estar en una jefatura de policía, el que sea incapaz de gritar epítetos obscenos, no puede formar parte de una división que someta a la tiranía NI A LAS BOLAS, hay que correr los riesgos y asumir las consecuencias, a fin de cuentas, el mundo no apoya al anticastrista; así que, si interesa Cuba, archive la perspectiva de publicidad donde lo muestran recibiendo golpes de profesionales “tumbadores”, fotos y videos que no le servirán para condenar a esos salvajes, porque están protegidos por toda la América antiamericana, comenzando por la Administración Obama.

El “luchador” tiene que ser chusma, indecente, agresivo y de instinto homicida, condiciones que necesita quien se decida a enfrentarlos en su arena, que es todo el mundo. Si no se dispone a comprar una sevillana en una tienda panameña con la que le raje los intestinos a un par de esos cobardes, no vaya, a fin de cuentas, pusieron el golpeado y el preso. Los asombros ante…que queden de la otra parte.

Abelito, el de Abel el Cojo, dijo que Cuba no negocia con títeres del Imperialismo, bueno, ustedes no lo conocen como yo: ES UN MARICÓN HIJO DE PUTA COMO FUE SU PADRE. Otro flojito, Eusebio Leal, dijo que los opositores golpeados no tenían nivel cultural, que ellos no daban primero.

Por el otro extremo, Cuesta Morúa y varios más diciendo que “la tiranía no está preparada para dialogar con la oposición…” Pero, como un cañón contra toda esta habladuría de basura, Kerry le propuso a Obama que sacara a la dictadura de la lista terrorista, por lo que se ve, videos como el tomado en Panamá no le hacen efecto a estos comunistas aliados de Castro y de Maduro, al que, con lo que dijo sobre Venezuela y tergiversó el Presidente Nicolás, le dio la ayudita que necesitaba para consolidarse de la forma como hacen: reprimiendo más, suprimiendo más…

La asistencia a esos foros para corroborar cómo se fortalece el castrocomunismo es una pérdida de tiempo, de respeto y un riesgo personal, no solo porque nadie simpatiza con el anticastrista, sino porque no hay resultados prácticos positivos.

Si no quieren cortar a un sicario en el cuello o en el estómago, por lo menos hagan el trabajo de captación juvenil dentro de Cuba, no para hablar y escribir mierda ni para vivir del grant como asalariados o buscavidas, sino pa’ fajarse de verdad, que estamos ante la típica situación donde hay que poner el muerto o el preso, como se hizo entre 1959-1985 sin otra alternativa, a no ser que les guste el relajito de salir pa’llá y recibir 4 patadas por el culo tiradas por esos gorilas asesinos.

 

About the Author