" />

LA PALABRA ADECUADA ES “BAYÚ”

andrew cuomo en la habana mijito y tabaco

Por Andres Pascual

 Che Guevara es la máxima expresión del perdedor, perdió en todo; sin embargo, Guarapo, otro perdedor clásico, no se lleva “las palmas” porque sigue ahí; pero, a la hora de traicionar, creo que el tirano dejó al Asesino de Rosario detrás un milenio.
Desde hace más de 45 años me pregunto ¿Por qué este individuo, que le han vendido como “luz de los oprimidos del mundo” a cuanto idiota ha estado dispuesto a comprarlo y son millones, que le sugirió al “buen salvaje” guerrillero que “un revolucionario no puede dejar que lo apresen, tiene que suicidarse”, no practicó con el ejemplo? aunque, tal vez, ni pensó que tendría el día y la hora señalada en que debía decidir si vivir, o morir de acuerdo a lo que trató de imponer en el manual. MORALEJA: “No escupas pa’rriba…”
Curioso que ningún guerrillero haya cometido suicidio, prefieren que los apresen y/o los maten emboscados, señal de que leyeron bien las entrelíneas del manual para “otros” del tipango y siguieron su ejemplo, forma común por acertada de cómo se demuestra la lealtad “a los principios”.
Pero hay más, para justificar lo que hizo conservadoramente contra lo que “dejó de hacer comunistamente”, dicen que se le averiaron cuanto arma portaba: “un rifle por esto y una pistola por lo otro”, señor, ¿No tuvo una laja de piedra a mano, alguna superficie cortante con la que hubiera podido zajarse la femoral, otra arteria y desangrarse?
Tal vez haya una respuesta derivada de la petición piadosa comprometida que, según los mismos que saben y siempre hablan, le suplicó a no sé quién: “valgo MÁS (o soy más importante) vivo”, si fue o no verdad esta forma cobarde de pedir clemencia, hubiera sido interesante conocer por qué se autoconsideró “tan importante” vivo.
Resulta que la década de los 60’s se caracterizó por un movimiento extraño de la GUERRA FRÍA: el intercambio de espías ESTE-OESTE, entonces, sigo preguntando ¿Acaso aquel asesino arratonado en una escuelita de La Higuera, a quien nunca le interesó la vida de miles que mandó a fusilar, algunos muy jóvenes, todos creyentes e infinitamente la clase de persona que el desmadrado, su familia y sus socios nunca podrían soñar, manejó la perspectiva de ser incluido en el mercado internacional del trueque entre presos comunistas y “capitalistas”? De acuerdo a la importancia como se autoconsideraba, esta clase de bola también sería interesante a la hora de analizar su póstumo momento de pendejismo, que debían reescribirlo como “fé de erratas” del panfleto que hizo porque, posiblemente, jamás pensó que estaría en el lugar equivocado a la hora menos oportuna alguna vez.
Al modo mío de verlo, el tipo fue ajusticiado sin decir las 3 VERDADES que deseaba contra GUARAPO… como lo veo hoy, es absolutamente imperdonable que Barrientos, según GARY PRADO, haya ordenado “NO LO QUIERO VIVO EN LA PAZ…”
¿Una aventura el viaje oficial a Cuba de Andrew Cuomo? Por supuesto, para los comunistas americanos ¿Acaso esta prensa no calificó a Che Guevara de “aventurero romántico”? Fue durante el tiempo de la manoseada Guerra Fría, cuando algunos jugaban al patriota ante el “oso soviétivo” y no fueron todos, dije algunos.
Sin embargo, Gorvachov se impuso en la contienda cuando se le ocurrió desmembrar el Pacto de Varsovia, a la propia Unión forzada y soltar los demonios, identificables en todos los movimientos terroristas, algunos con fachadas guerrilleras de alcance menor e intermedio, que ellos controlaban por la fuerza, mutación que dejó a los americanos desarmados porque ¿Ahora qué hacemos? ¿Quién es el enemigo? Y, la verdad, son tantos que…
Hubo triunfalismo exagerado aquellos años cuando “Presidente, derribe usted ese muro”, a fin de cuentas, los pueblos nunca ven lo que les hace falta, los coros cantando loas anticomunistas “a tutti plen” y los herederos modernos del leninismo frotándose las manos; por eso no creí que el castrismo hubiera estado en peligro nunca, ni durante el Período Especial ¿Por qué? Porque es una tendencia muy importante para el nuevo antiamericanismo trasvestido; tanto que liberó al tirano de su responsabilidad de respuesta como “sometido satélite soviético”, mal que bien, temido por Latinoamérica (el leninismo y la representación clásica del terror, como Stalin)
Entonces sustituyeron a Lenin, para la guerrilla de América Latina y para los movimientos comunistas que escalan “por voto democrático”, con el tirano y su némesis Che Guevara. En el caso de la Hiena de Birán, el caudillo que nunca perdió, que “derrotó a los yanquis en Girón y en cualquier otro lugar de enfrentamiento”. El asesino suramericano es EL GUERRILLERO HEROICO.
Para nada importaba que Cuba y sus políticas hayan sido desastrosas, detalles que no le interesan a los “verdaderos revolucionarios”, a fin de cuentas, harán lo mismo cuando se impongan; sino los otros “logros”, la influencia y el apoyo ideológico, fuerza moral detrás de la traición a sus pueblos, agazapada en “Fidel me escogió”.
La región cimbró desde la Reunión de la Deuda Externa en La Habana, porque Castro entendía el deterioro soviético bajo efectos de la necesidad y carestía a que obligaban a su pueblo para mantener en órbita a sus satélites, por la inversión imposible que igualara la amenaza de Reagan sobre la inminente superioridad en armas espaciales, todo perfilado como la posibilidad de que movimientos internos derribaran aquel monstruo, no por sabio supo que pasaría, sino porque fue realista aquella extraña y única vez.
También consideró que se irían de Afghanistán por que no podían costear una guerra que nunca ganarían, que lo obligarían a sacar sus mercenarios de Angola sin su consentimiento, incluso sin advertirlo ni tomarlo en cuenta de ninguna forma, que se produciría un tsunami político en la ex Unión Soviética y que, posiblemente, por todo, desaparecería el Pacto de Varsovia.
Tan bien entendió el momento y tan realista fue, que se arriesgó a “presagiarlo” en un discurso: “pueden desaparecer la URSS, el PACTO DE VARSOVIA, el mundo…Cuba se mantendrá”, es decir, debo y voy a prevalecer y hacia allá apuntó su artillería, limitada aunque efectiva de alcance intermedio, o sea, movió sus relaciones aquí y en la Iglesia.
¿Con qué contaba? Con el total convencimiento de que nunca sería invadido y con el pueblo que manufacturó hasta hoy, oportunista, camaleónico, débil ante la decisión patriótica de escoger entre vivir esclavo o morir como mártir y el cubano, después de los estudiantes del Directorio y de los luchadores de los primeros 10 años de tiranía ¡Jamás ha vuelto a poner el preso ni el muerto! sin dejar de considerar la militancia popular con el castrismo, la simpatía.
El paso del tiempo tal vez ha hecho desconocido parcialmente al tirano para la juventud, sin embargo, a los efectos de libertad y soberanía, poco importa, porque el modo de vida y la manera de pensar del “hombre nuevo” son “castristas”, especie de corriente filosófica maligna, desgaje del comunismo con el toque personal de la Hiena que sobrevivió.

La frase popular “que lo mate otro” es evidente e insuperable por quienes no tienen (nunca lo han tenido) la liberación de la patria en agenda.

En América Tevé un muerto de hambre que maneja una bicicleta con asientos como taxi, dijo, refiriéndose al acercamiento Castro-Obama: “No, no tiene que cambiar lo político, pero que se acerquen como amigos para que haya cosas…” No es posible ¿Cómo así?
Como leyó la mano de la URSS, también lo hizo para EUA. He aquí parte de lo que tenemos, tomado del Nuevo Herald:
¿Se caerá aquello? Bueno, no está sobre una mesa para caer, además, en casos como estos, “hay que empujarlo” y es ahí donde se encuentra el principal obstáculo, porque ¿Quién le pone el cascabel al gato?
Al cubano lo convirtió el castrismo en una sociedad rara, no puede tratarse como a otras con problemas, porque no puede catalogarse de cansada, de diezmada…desde hace 50 años es la población idónea para levantarse y tumbar, por efectos de la REBELIÓN, a la tiranía dictatorial ¿Qué ha faltado? Bueno, primero que todo cubanos, hombres a los que le doliera Cuba, con valor de inmolación patriótica; no el otro, el mercenario por obligación aceptada bajo cánones de oportunismo sin pago, o el pandillero o progromista contra su propio hermano por militancia o simpatía con el comunismo castrista.
Además, ha faltado el aliado fiel, no el interesado que, nunca como desde hace 50 años, se sentó a esperar porque cayera la “fruta madura” que, por lo apolismada e infértil, es podrida a pesar de todo.
A 90 millas de Key West hay un pueblo fantasma, no tiene futuro porque, desde hace 56 años, vive en un pasado medieval; sin patria aunque estén en Cuba; sin raza por el desequilibrio demografico y racial impuesto; sin verguenza ni moral, pero con un mundo de rencores y bajas pasiones.
Todo lo anterior ha provocado que, para los más hijos de putas del mundo, los americanos comunistas que posan como demócratas, aquel país dejara de ser un lugar donde habitan hombres, al extremo de considerar una visita de “aventura”, como cualquier zafari a África, o como el deslizamiento en canoa por una catarata cualquiera…eso significa, para gente como Andrew Cuomo (foto) y el resto de la ganga traidora y desleal, el hoy y el mañana de Cuba.

About the Author