La Pobreza en los Estados Unidos es culpa de las vaginas

Por Alberto Perez Amenper

food-stamp-presidency-2011No importa que evito leer la desinformación en los periódicos liberales, en cualquier parte tengo que ver algunos editoriales y sobre todo cartas al editor que para seguir la moda nos siguen diciendo que, la mayoría de los problemas que afectan actualmente a afroamericanos resultan directamente del insuperable racismo blanco que supuestamente sigue a los negros como una la plaga en todas las regiones del país, a través de todas las edades, todos los niveles educativos y le niega la oportunidad de trabajo y los mantiene viviendo en la pobreza.

Esta élite de los derechos civiles en gran medida ignora el papel de temas dentro de la comunidad negra, como es la ruptura de la familia negra desde los años sesenta, en la formulación de su crítica calamitosa, así como el índice de criminalidad.

En una carta al editor de una dama de la raza negra, con respecto a este asunto, racionaliza, parece que por experiencia propia, que la mujer negra tiene tantos problemas de madre cabeza de familia, porque la por la injusticia del sistema existente, la mayoría de los negros están o han estado prisioneros la mayor parte de su vida.

Esto es algo que degrada a su raza con esta explicación.  Primero, aunque implica que están presos por la injusticia del sistema judicial con prejuicio a los negros, cualquiera sabe que si están preso es porque han cometido un crimen, que a los blancos los traten mejor, lo cual no creo que sea, no quita el crimen cometido por el negro.  Además, la mayor parte de las madres solteras o ni siquiera saben a ciencia cierta quien es el padre o tienen múltiples hijos con diferentes padres.  Si todos están presos el problema no tiene solución como no sea que se busque un marido que no sea un criminal.

La pobreza existe en todos los sistemas, por desgracia se puede minimizar pero no se puede erradicar, la solución son los programas de ayuda a través de los beneficios del sistema social.

Pero el sistema social no aguanta más, por el mal uso y el abuso.  Los que trabajamos y pagamos los impuestos, nos duele, no tanto por lo que pagamos sino por el uso que le dan, por eso cuando se acerca Abril 15, pienso que es un día infame en mi existencia.

Con los impuestos se mantienen estas familias que reciben beneficios y que no mencionan los que hablan de la pobreza.  Cuando dicen que viven bajo el índice de pobreza, es un boleto directo para que  reciban, vivienda pública gratis o de bajo precio con el plan 8, un cheque mensual que oscila desde $800.00 a $3,000.00 mensuales de acuerdo con el número de hijos, una tarjeta de crédito para que compren alimentos y no se sientan tan mal como cuando tenían que usar los  sellos de alimentos,el Medicaid, que cubre todos los problemas médicos y medicinas completamente de gratis, como algo adicional también reciben su teléfono celular..  Esto son ingresos de clase media alta en muchos países.  No son mis palabras, pueden ir a los websites de los servicios de ayuda social donde informan a las personas de los beneficios que ofrecen.

Entonces, ¿de qué nos hablan cuando dicen que hay personas que van con hambre a la cama? La pregunta es ¿Por qué?

Los únicos que tenemos que ir a la cama con hambre en los Estados Unidos, somos nosotros, los que estamos haciendo dieta.

Michelle Obama dice que el problema de los Estados Unidos es la obesidad, sobre todos los de la raza negra que comen comida “soul” que no es saludable. Barack Obama dice que los negros en América pasan hambre.  Creo que tienen diferencias maritales irreconciliables..

Pero todos los militantes de la bien alimentada élite del paternalismo estatal, se quejan, y el presidente se queja de que no pagamos suficientes impuestos para complacerlos, nos lo dice cuando tiene tiempo de hacerlo entre los viajes a Hawai para jugar golf.

Hoy la tasa general para todos los americanos de hogares negros con hijos nacidos en ilegitimidad es alrededor del 70 por ciento, aproximadamente tres veces el nivel de negro ilegitimidad que existía cuando comenzó la guerra contra la pobreza en 1964.

Recuerdo el año porque hacía pocos años (3) que había llegado y veía con simpatía como el gobierno demócrata de aquella época con el programa de Lyndon Johnson se ocupaba de los pobres.

Lo veía con simpatía porque incluso antes del programa de “guerra contra la pobreza”, la mendicidad no existía en las calles, cómo estábamos acostumbrados a ver en Cuba.  Los pocos vagabundos que existían, casi todos alcohólicos estaban en una sección siempre en la línea de ferrocarril en las afueras, o en lugares llamados skid road, cerca del río Miami, fuera de la vista del público general, la policía no permitía mendigos en las ciudades.

Pero después hemos visto que los resultados ha sido la dependencia.  No soy racista, no estoy contra los pobres, simplemente he vivido mucho tiempo y estoy razonando lo que he sido testigo a través de ese tiempo.

Los vagabundos, ahora emulados como “desamparados” pudieran estar amparados con estos beneficios, no lo están porque la ley de la vagancia no se aplica porque es políticamente incorrecto.  Según la ley la policía debe detener a los vagabundos y llevarlos a una oficina de servicios sociales, donde recibirán ayuda.  Pero los vagabundos siguen en la calle porque es políticamente incorrecto llevárselos presos, y continúan su vida vagabunda porque están tan endrogados o locos que no tienen la capacidad para ir a las oficinas del servicio social, o están demasiado saludables y reciben los beneficios, pero convenientemente mendigan como un ingreso adicional.

Las familias de padre ausente — blanco y negro por igual — generalmente ocupan el último peldaño de la escala económica de nuestra sociedad. Madres solteras, sin importar su raza, son cuatro veces más probabilidades de vivir en la pobreza que el estadounidense promedio.

Así que el problema no es simplemente racial, es vaginal.   La vagina alegre produce te fenómeno , no realmente de la pobreza, porque la pobreza en los Estados Unidos se controla con la ayuda social, pero lo que produce son personas dependientes de los beneficios del gobierno.

Pero ¿Quién le pone el cascabel al gato?  Nadie quiere ni se atreve en una posición de gobierno ni en una posición en un medio de comunicación a enfrentar la realidad

 

Comments are closed.