LA QUINTA COLUMNA MEDIÁTICA O LOS RAMIRO’S BOYS DE MIAMI

Por Manuel Prieres

quita columnaSe aprovechan EL, ELLA y ELLOS de personas que no hayan sufrido, experimentado, directa y en carnes propias, esa fábrica de daño gratuito y trituradora de seres humanos. Se aprovecha ELLA de aquellos profesionales que no llevan colgados de sus entrañas la Santa Ira y los Terribles Recuerdos como consecuencia de los desmanes sufridos en sus vidas.

ELLOS no necesariamente son víctimas naturales, físicas, espirituales, morales. Son observadores mas que otra cosa. Por tal motivo pueden darse el lujo cómodo y rentable de “búsqueda de la noticia” de “objetividad profesional” a la hora del contacto directo, del análisis, del show, del circo. Definitivamente el brazo conspirativo se ubica dentro de esos productores de programaciones de radio y TV locales que realmente son el poder detrás del trono.

Ya LA QUINTA COLUMNA MEDIÁTICA se esparce a lo largo y ancho del espectro miamense. No obstante, empecemos por poner énfasis en programas televisivos en español que comienzan al rayar la noche (Prime Time), donde sus conductores nunca han sido picados por el Alacrán Rojo en carnes y almas propias, sino por “correspondencia”. EL, ELLA y ELLOS han concluido que al Exilio Histórico “hay que echarlo al mar” (metafóricamente hablando) por entorpecedor, por “piedra en sus zapatos”, por lastre, por anacrónico.

Con mucha sutileza, Inteligencia, rigor y pocos escrúpulos, trabajan incansablemente en ir llevando al Exilio Tradicional a un plano remoto y sin regreso en la mejor tradición del “Politicido” de Feliks Dzerzhinskyi (1917). Pero, ¿de qué manera ha podido LA QUINTA COLUMNA penetrar la programación de estos espacios televisivos conducidos por “expertos de lo cubano” pero por “correspondencia” única y exclusivamente?

Señores. La conspiración está en los productores de programación. Todo un ejército que aunque vienen de la larga noche, de allá, del castrismo, no es menos cierto que tienen lo suficiente como para llevar a vías de hechos sus encomiendas aquí donde se han mudado, y aunque tienen sus cinco sentidos aquí, su corazones los tienen allá con Fidel Castro porque en el fondo son su obra.

Filtrar, cernir, evitar, prohibir, vetar, a toda aquella persona que de invitársele represente y defienda gallardamente la memoria y dignidad del Exilio Tradicional cubano. Ese cubano dedicado y conocedor de la realidad cubana por décadas aquí en Miami, actualmente vetado, en listas negras, en el más grosero ostracismo, gracias a la labor de zapa e influencia de esos Productores reciclados, ya aquí, pero que allá formaban parte importante de la maquinaria oficial verdioliva.

Productores con oficio y estudios que, aquí ya, venidos por balsas, Bombos, o sabe Dios cuántas vías más, traen en sus abultadas alforjas todo un valioso botín de material literario, fílmico, direcciones, contactos, números de celulares de las personas a invitar, aquí, de cuadrarlas, para crear corrientes de opinión e influencias que corresponda a las estrategias de penetración de LA QUINTA.

Tenemos el caso histórico del Nazis Karl Adolf Eichman quien escondido en Argentina, fue un 11 de mayo de 1960 secuestrado por el Comando Israelí “Nokmin” (Vengadores) en la “Operación Garibaldi” por ser el nombre de la calle donde vivía Eichman.Fue llevado a Israel, metido en un cubículo a prueba de balas para ser juzgado, dándosele la oportunidad de defenderse, pero finalmente esperándole la ahorca un 31 de mayo de 1962.

Por el contrario, aquí en Miami, sin embargo, hoy mismo, son llevados a los platós televisivos para ser entrevistados desertores castristas de toda laya donde narran sus conocimientos y experiencias cuando estaban física y verdiolivamente dentro de las estrafalarias entrañas de la sin razón. Pero, a diferencia de Eichman, aquí estos tovarichs criollos después de despacharse públicamente en un plató jurando y perjurando que ellos no, que lo de ellos allá era jugandito, al terminar su presentación televisiva le estará aguardando la curiosidad pública, el enchufe, el billete, no la JUSTICIA.

Es decir, en el caso cubano los verdiolivas ”se caen para arriba” “no para abajo” como el ahorcado Nazis de marras. En este particular, LA QUINTA se las arreglará para que nunca se produzca un debate serio, un encontronazo, entre estos renegados frente a exiliados que bien pudieran ponerlos en su lugar. En este particular, aquí, en Miami, todo es ideología zurda, billete, encubrimiento y complicidad entre bastidores.

La Nostalgia, por otro lado, otra de las estratagemas que usará LA QUINTA para acogotar cuando procedentes de las custodiadas bóvedas secretas del régimen de La Habana, llega a Miami toneladas de filmografía de la industria televisiva en tiempos de la República, con la agenda de promover, de estimular, la nostalgia entre ese tipo de cubano del Exilio Tradicional llegando a conmoverlo en sus fibras más hondas.

El objetivo que se busca es que somos un solo pueblo, que nada ha pasado en estos 55 años de comunismo en Cuba, que nada nos separa, y tan buenas gentes y cubanos son Celia, Olga, Rolando, Willy, los Estefan, como Elena, Consuelito, Alicia, Cepero, los Van Van, Rosita, Silvio, Buena Fé.

Al frente de esta operación “Nostalgia” está un conductor de enfermiza personalidad y pasado “verdioliva” que cada vez que puede mete su Medida Activa expresándose despectivamente del anticomunismo fundamentalista del Exilio cubano, porque LA QUINTA no descansa, no duerme, sabe muy bien lo que busca: “ echar al mar al último reducto que queda de Exilio Histórico cubano” fieramente anti comunista y afincado en el sudfloridano páramo a partir de los 1960s.

La historia recoge que fueron residentes del propio Toledo quienes les abrieron los portones a los moros para que entrasen y se impusieran 700 años en la Península. Mírense en ese espejo los actuales abridores de puertas a LA QUINTA COLUMNA MEDIATICA (los Ramiro’s boys) en el Miami de hoy.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*