La Religión y los Presidentes de los Estados Unidos

octubre 18, 2015 1:38 pmComentarios desactivados en La Religión y los Presidentes de los Estados UnidosViews:

Por Alberto Pérez Amenper

religion usaLa gran mayoría de los americanos conocen sobre el origen y la historia de Estados Unidos, es algo que no ha podido alterar la intrusión de la política en la educación.  Sólo algunos inmigrantes recientes desconocen las implicaciones culturales en Estados Unidos de la moral judeo-cristiana.

Los primeros colonizadores de este país, fueron perseguidos religiosos de una denominación protestante, huyendo de la parodia de la iglesia católica implementada por el rey Enrique VIII con renegados sacerdotes católicos que abandonaron Roma para tomar al rey por cabeza.  Pero siguieron persiguiendo a los protestantes así como a los que seguían siendo católicos fieles a Roma.

Curiosamente y como demostración del punto que quiero hacer aquí, la mayoría de los presidentes de Estados Unidos han sido Episcopales, que es la manera que la denominación de la iglesia anglicana se nombra en América.  O sea que la denominación religiosa que persiguió a los colonizadores del país es la que ha producido más presidentes.  El punto es que el pueblo americano ha elegido a los candidatos por sus aptitudes personales, no por su religión, siempre y cuando esa religión sea la cristiana, porque el cristianismo representa la cultura judeo-cristiana que está vigente en los documentos y leyes de la nación.

Estos creyentes cristianos que colonizaron América fueron los primeros que empezaron a crear la cultura judeo-cristiana desde el punto de vista protestante en los Estados Unidos, esto se continuó hasta la guerra de independencia, donde los firmantes de la declaración de independencia y después la constitución, reflejaron en sus documentos sus creencias en Dios bajo los valores de la cultura judeo-cristiana..

Todos los presidentes hasta el presente pueden caracterizarse como cristianos, al menos por educación, aunque algunos eran no afiliados con cualquier cuerpo religioso específico.

Predominan los protestantes, con solamente un presidente católico, es decir Kennedy.

Algunos se piensan que algunos pudieran haber sido sólo deístas, pero irreligiosos. Pero ningún presidente hasta ahora ha sido abiertamente un ateo o un seguidor de cualquier religión no cristiana.

Realmente lo que se espera de un presidente es que cumpla la constitución la cual jura en su iniciación, nadie piensa que va a imponer la doctrina de su religión particular, y nadie lo ha hecho.  

La madre de Richard Nixon era cuáquera, y esa religión era la preferida de Nixon, pero todos sabemos que Nixon no implementó en pacifismo religioso en Estados Unidos. 

Los Cuáqueros tenían entre sus doctrinas no pagar diezmos a la iglesia estatal, o sea impuestos al gobierno, (eso es algo que me hubiera gustado a mí),  no juraban ante la corte, no se quitaban el sombrero ante los poderosos y no peleaban en las guerras.

Pero ha habido dos presidentes miembros de la denominación Cuáquera, el más reciente fue Nixon, pero tambíen lo fue Herbert Hoover, y todos sabemos que ni Hoover ni Nixon, trataron de implantar ninguna de las creencias particulares cuáqueras durante su presidencia al contrario tuvieron guerras durante su mandato, y en cuanto a los impuestos, bueno, por desgracia siempre fueron buenos colectores de impuestos..

Para llegar a presidente, una persona sabe que la oficina que está ocupando es un trabajo que tiene que mantenerse fuera de las doctrinas particulares de la religión, aunque su manera de gobernar reflejen los valores morales judeo-cristianos que son intrínsecos en la cultura americana y que no tiene que ver con la denominación.

John F. Kennedy tuvo que decir durante su campaña que él siempre pondría la constitución de los Estados Unidos antes que Roma,  Barack Hussein Obama dijo que era cristiano y lo sigue afirmando aunque los hechos demuestren lo contrario, pero no se declara abiertamente ateo o musulmán. 

El cristianismo es parte de la fibra americana porque la constitución y las leyes del país están basadas en la cultura judeo-cristiana que es lo que están tratando de cambiar.

Lo que me trae después de toda esta letanía histórica a la candidatura de Ben Carson y los ataques a su persona por su persuación religiosa que según dicen no lo capacita para ser presidente..

Ben Carson es miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo día, una persuasión que no compartimos en cuanto a sus doctrinas, pero que pensamos que cómo los otros presidentes hasta este momento en la historia, la persona que sea electo, sabe que no ocupa la oficina para implantar las doctrinas de su denominación religiosa, pero para hacer cumplir la constitución. Todas las denominaciones cristiana de la era moderna han abandonado la teocracia, o sea la religión de estado, que era común en el pasado entre católicos romanos y protestantes. Los gobernantes del presente practican su religión privadamente, no cómo parte de su gobierno inclusive en los países que tradicionalmente han conservado una religión como oficial del país.

La Teocracia es algo que sólamente ha quedado en los países que se encuentran bajo la tiranía del Islam.

Los ataques a Ben Carson son motivados políticamente porque su caso de una persona religiosa de una denominación que no es realmente la seguida por la mayoría del establecimiento de la sociedad, no es el primero ni el único.  Simplemente es un pretexto que le sirve de excusa a la izquierda atea para el ataque a los valores morales de Carson sobre agendas contrarias a los valores judeo-cristianos, y que no tienen realmente nada que ver con la persuasión religiosa de Carson.

Cuando Carson cuestiona la práctica del aborto, el matrimonio homosexual, el cambio climático, la criminalidad de ciertos grupos, estas no son cosas de un fanático adventista, como lo quieren hacer ver, esto es simplemente denuncia a la desviación de la sociedad de la cultura tradicional de la nación.

Pensar que Carson va a cambiar la cultura americana para cambiarlo a la cultura adventista, una denominación extraña hasta en el mundo protestante, es simplemente una excusa, nadie puede pensar que un presidente electo haga esto, no lo hicieron los cuáqueros, no lo haría un presidente adventista.

¿Pueden pensar que Carson nos quitaría el domingo para descansar el sábado? ¿O que prohibiría la venta de carne de cerdo?   Todos saben que esto no sucedería, pero hay que atacar a Carson porque está en los primeros lugares en las encuestas y hay que decir que es un estúpido, aunque haya demostrado en su vida y su profesión que está mucho más cerca de la genialidad de la estupidez, pero todo esto es parte de la estrategia. Y la negación de la libertad de religión del individuo, es algo que ellos tratan de aprovechar en cualquier situación que se presente.  

Comments are closed

A %d blogueros les gusta esto: