La Teocracia Ateísta

Por Alberto Perez Amenper

unnamed (3)Ateísmo por simple definición, es la negación de la existencia de Dios.

Pero como todo en la vida las cosas se complican, hay diferente casos de ateos, y hay agnósticos, que alguna gente confunden con ateos aunque que son bastante diferentes, y debemos reconocer la diferencia, sobre todo en estos tiempos, con la militancia ateísta que ha tomado visos políticos.

Por un lado, un ateo, cree que Dios no existe. Etimológicamente, la palabra significa “no, o no hay Dios.” El campamento ateo puede tener una variedad de razones para su negación, así como diferentes niveles de certeza. Algunos  niegan enfáticamente que haya un Dios y afirman de que hay “prueba” de la no existencia de Dios. Otros simplemente dicen no creen que hay un Dios, aunque no pueden probar que Dios no existe, pero lo afirman. El denominador común es que no creen en Dios.  Aunque la mayoría acompaña esta creencia en la falta de creencia con una coincidencia política izquierdista.

El agnosticismo no es un sistema de creencias como el ateísmo; por el contrario, es una teoría del conocimiento. Etimológicamente significa, “no, o sin conocimiento.” Un agnóstico es alguien que cree que los seres humanos simplemente no pueden saber nada metafísico o más allá del reino físico; por lo tanto, no se saben si existen en todas las cosas como espíritu, Ángeles o Dios.  O sea que un agnóstico no niega ni afirma la existencia de Dios, simplemente dice que como ser humano él no lo puede saber.

Es mi creer que el agnosticismo es más aceptable como teoría que el ateísmo porque el ateísmo es realmente una persuasión fanática  que al no aceptar su falta de conocimiento como los agnósticos, afirma en una negación arrogante presentando su negación como un hecho.

Lo que he notado es que hay agnósticos liberales y conservadores, pero ateos por una gran mayoría son  socialistas.

Posiblemente esto se debe, a que históricamente, la más notable propagación del ateísmo se logró a través del éxito de la revolución rusa de 1917, que llevó a los marxistas-leninistas al poder.

 Vitalij Lazarʹevič Ginzburg, físico soviético, escribió que los “comunistas bolcheviques no eran simplemente ateos, pero según la terminología de Lenin, eran ateos militantes

Intolerancia se atribuye generalmente a la gente religiosa, pero si te fijas en la intolerancia mirando en el diccionario es la renuencia o negativa a tolerar o respetar opiniones o creencias contrarias a las de uno mismo. Y sin duda, los ateos militantes son intolerantes. Son simplemente conversos a la religión del ateísmo.

El ateísmo moderno ha tenido a menudo una cantidad significativa de los autores que son intolerantes que nos han bombardearos con libros y que los ateos militantes repiten como versos de la Biblia atea. En mi tiempo un ateo era alguien que simplemente no creía en Dios y no le importaba si otra persona creía o no, nunca vi un ateo predicando o proselitando.

Ahora después de la revolución soviética el ateísmo  poco a poco se ha convertido en una religión de intolerancia militante contra personas que creen.

Realmente no podemos probar que Dios existe, esto es una cuestión de fe y razón.

Podemos razonar que Dios existe en las reglas del universo, es muy poco probable que un orden tan perfecto orden pueda ser una cuestión de azar, que tiene que haber sido creado por una inteligencia.

Pero aunque no exista prueba que Dios existe, tampoco se puede probar que Dios no existe, pero lo que si se puede probar sin lugar a dudas es que existen  militantes intolerantes ateos que se comportan como una religión dogmática y política.

Ser respetuosos de las demandas de los ateos contra las personas que creen, es dar ventaja a un partido político sobre otro, o de una religión sobre otra  y esto no está permitido en una democracia.

Creo que cada día vivimos más en una teocracia, en que la religión oficial es el ateísmo.

La pregunta es, ¿Cuándo dicen que se sienten ofendidos por la expresión de las creencias otros, lo hacen por sus creencias políticas o por sus creencias religiosas ateas? De cualquier manera si van contra las creencias del otro para imponer sus creencias ya sean religiosas o políticas, está mal.  En una democracia una religión no puede imponer sus creencias en otra y todas las religiones tienen el derecho de expresar públicamente sus creencias sin impedimento.

El hecho de que tenemos que aceptar es que tenemos que darnos cuenta, que  los ateos son creyentes. La única diferencia es en lo que creen, son una religión más.

Y que una creencia o religión no puede tener la autoridad, porque entonces no seríamos una democracia pero una teocracia.

Comments are closed.