" />
Published On: Dom, Nov 26th, 2017

La vida absurda

Por Amenper

La vida es algo insignificante, que no tiene más valor que el que nosotros le creamos. De esta forma, puede entenderse la vida como un conjunto de repeticiones inútiles, vacías y carentes de sentido y significado, que se llevan a cabo más por costumbre, tradición e inercia que por coherencia y lógica. 
Albert Camus

Esta es La filosofía de la vida absurda, del filósofo y escritor francés Albert Camus llamada en ocasiones absurdísmo, que establece que los esfuerzos realizados por el ser humano para encontrar el significado absoluto y predeterminado dentro del universo fracasarán finalmente debido a que no existe tal significado (al menos en relación al hombre),

Es mi opinión que esta concepción fatalista de Camus de una vida es, con el peligro de parecer repetitivo, algo absurdo, sin propósito ni significado, estaba equivocado, o que quizás tuviera un motivo ulterior, el presentara esta exposición filosófica para conciliarla con su política de marxista materialista ateo,o anarquista ateo, depende del período de su vida para vestir filosoficamente una doctrina política..

Pero creo que ni el mismo, Interiormente, realmente consideraba esto como una verdad absoluta, como lo presentaba, porque la vida de Camus fue una vida de contradicciones filosóficas y políticas..

Creo que tanto Camus cómo todos los humanos tienen que sentir que son algo más que carne y huesos, que tienen un espíritu interno, que es inmortal,  separado de su físico material, y que su vida tiene un propósito, que su existencia no es un absurdo.

Esto es lo que desde los filósofos griegos hasta todas las filosofías religiosas aceptan cómo un hecho, el ser espiritual con un alma inmortal.

No estoy aquí hablando, aunque pudiera hacerlo, de mi razonamiento sobre el cristianismo o de cierta denominación, no voy a mencionar la Biblia aunque también pudiera hacerlo, estoy solamente hablando del razonamiento dialéctico de filósofos y pensadores cómo Camus a través de los siglos que no comparten las ideas de ese mínimo porcentaje de la humanidad que no acepta más que la condición física del ser humano y niegan su condición espiritual, que aceptan la mayoría, ya sean en el judaísmo, cristianismo Islamismo o cualquier otra religión o filosofía oriental u occidental.  Pudieran estar confundidos, equivocados en sus doctrinas, usados por sus líderes, pero todas tiene cómo base y origen una verdad intuitiva del ser humano, su espiritualidad.

Lo que estoy tratando de hacer es llegar a un análisis de una creencia particular, sino una exposición contra la filosofía del absurdo de Camus para llegar a la conclusión, de que sí, el hombre y su vida pueden tener un significado coherente y lógico si comprende que es un ser espiritual. Y quiero hacerlo con la acción de la búsqueda de la verdad, porque usando palabras de Thomas Jefferson: ¿Te gustaría saber quién eres? No preguntes, ¡actúa! Solo la acción lo definirá.

Platón interpreta el alma principalmente en dos sentidos: el alma como aquello que permite a los seres vivos realizar actividades vitales, para cumplir su propósito en su vida y segundo, en el caso del alma espiritual, como el principio divino e inmortal que nos hace consciente y nos faculta para el conocimiento y la relación con el creador. Al igual que todos los griegos, Platón, consideró que el alma es el principio que anima los cuerpos de los seres vivos, que les da vida y movimiento. Pero lo peculiar de su concepción se muestra en su visión del alma como principio de racionalidad. Porque en sus escritos muchas veces Platón nos presenta con su razonamiento sobre la realidad del hombre espiritual, y nos dice que su razonamiento le viene del alma.

La visión antropológica de otras religiones que reconocen la espiritualidad del hombre, se basa en que el hombre no es sólo un ser material, sino un ser con un alma, un espíritu, que es eterno y que va mucho más allá de la muerte. Que la muerte es el paso a la eternidad, el paso a la inmortalidad, a la trascendencia, y le da un sentido a la vida, ya no es absurda, sino que la vida tiene sentido, tiene un fin.

La muerte ya no es pena, y sobre todo, ya la vida no es absurda, sólo una transición, que se vive mucho mejor cuando se considera no cómo un absurdo pero cómo un propósito.

Allí en el propósito es donde la muerte es vista como cumplimiento de la existencia y la vida con motivación de cumplimiento a lo determinado por su creación.

Es en ese momento cuando realizamos ¿Que hubiera sido el mundo si yo no hubiera existido?  Esta convicción tiene lugar en el reconocimiento de objetivos y sus cumplimientos. La procreación, con las nuevas vidas creadas por tu existencia, los cosas materiales e ideas creadas por tu existencia, todas son testigos, de que la vida tiene un significado y un propósito, entonces se acepta la muerte en la sumisión obediente a los propios límites de la vida, en la aceptación del propio ser como ser creatura, la muerte pasa a ser parte de la vida..

Partiendo de la filosofía de Camus, siguiendo la búsqueda de la verdad según el método de los filósofos griegos, por eliminación de lo que no puede ser verdad, podemos analizar que la visión antropológica espiritual es la verdad y el absurdísimo de Camus es….. bueno, ¿como decirlo sin repetir sus propias palabras? Si es absurdo, no puede ser la verdad.

Si la vida es absurda, sin significado ni propósito, ¿Por qué vivimos? ¿Cuál es el motivo de la existencia? ¿Por qué tenemos este reconocimiento espiritual racional que nos separa de los animales irracionales? Si seguimos en esta búsqueda de la verdad, ¿por qué el ser humano no termina con su vida absurda y sin objetivo?, hay suicidios pero hay muchos más que viven sin suicidarse.  El final es que el ser humano no considera cómo Camus que es un ser absurdo con una vida vacía. Todos los seres humanos, hasta los más materialistas tienen que vivir, y viven buscando la felicidad, a veces por métodos equivocados, pero siempre en instinto natural de esa búsqueda.

La deducción lógica en la búsqueda de la verdad  no es que el hombre crea o inventas sus instintos, porque un instinto está creado dentro del hombre no se inventa y ese instinto le grita al hombre su inmortalidad espiritual, y en su vida la búsqueda de la felicidad.  No son invenciones absurdas del hombre, es su instinto natural, que se refleja en sus sentimientos.

Es próximo paso es que si el ser humano es un ser espiritual y que si tenemos espíritu ¿De dónde viene? Tiene que venir de un ser supremo y tiene que venir de un lugar donde habita ese ser y a donde debe volver al terminar el cumplimiento corporal de acuerdo con el propósito para el que fue creado.

Lo que hemos deducido por lógica es que todos los seres humanos deseamos la felicidad, ¿Por qué?  Sabemos que es un instinto humano, no es algo que hemos inventado. Y para ser feliz el hombre tiene que vivir en paz para consigo mismo, aprender a conocerse y perdonarse porque si, nadie es perfecto, pero todos pueden tratar de desarrollar sus habilidades propias para si mismo y los que los rodean, porque este es el propósito de una vida.

No creo que Camus viviera en paz consigo mismo, si sinceramente creía lo que decía, ni creo que la mayor parte de la humanidad vea su vida como un conjunto de repeticiones inútiles, vacías y carentes de sentido y significado, que se llevan a cabo más por costumbre, tradición e inercia que por coherencia y lógica, porque entonces dejarían de existir como seres humanos. Camus tuvo obetivos en la vida, políticos y filosóficos, pero tuvo contradicciones y diferencias filosóficas.  Hasta su muerte, en enero del año 1960, fue contradictoria.  Murió en un accidente automovilistico, cuando uno de sus escritos calificó la muerte del un accidente automovilístico cómo una muerte idiota.y dos días después moría en un accidente automovilistico.  Pero algo curioso, a pesar de creer o decir que la vida era aburda nunca se suicidó para terminar el absurdo, murió accidentalmente o lo accidentaron, pero no terminó su vida por su propia mano..

¿Por qué entonces Albert Camus es tan leído? Si realmente el pensamiento Camus realmente es más político que filosófico.  Primero que nada porque ganó un premio Nobel de paz, igual que Barack Obama y muchos otros y leyéndolo o diciendo que lo has leído creas una imagen de ilustración vana, no lo entienden por lo tanto no lo creen, pero lo repiten para parecer ilustrados, tienen miedo que si lo contradicen los consideren incultos o idiotas, Hay otros que lo leen como yo por curiosidad, otros lo leen y lo citan para avanzar sus agendas políticas..

Para Platón, uno de los modos de relacionarse los objetos del mundo sensible es con las Ideas del mundo Inteligible y reconocer la diferencia. Las cosas del mundo sensible tienen realidad en la medida en que en ellas de alguna manera se realizan o concretizan las entidades concebidas por el razonamiento del alma, que es el principio que anima los cuerpos de los seres vivos.
El hombre sin relación con el mundo sensible, es un ser absurdo porque no usa su capacidad humana ni en su mundo material ni en el espiritual.

Lo que propone Camus es que desestimemos y olvidemos lo que sentimos y nos aferremos a su materialismo a simple percepción de las cosas físicas.

Pero la búsqueda de la felicidad en el transcurso de la vida, ni después de esta, no se encontrará en el fatalismo de Camus sino en la confianza de la espiritualidad.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>