LARA, LA CRÓNICA Y SOCARRÁS

Por Andrés Pascual
laraLa palabra de orden para el cronista en español de bajos recursos es “desprecia”: May jr a una dicen que venezolana; Golovkin a Lara, el otro a otro y así…es una monumental falta de respeto lo de esta crónica poco sabia, que, a pesar de sus títulos rimbombantes, por lo menos para este SECTOR no están preparados.
Otro inapreciable vocablo de estos brujos de galería, constituido en sello del comentarista de turno es: “fulano le tiene miedo a mengano…”, no tienen arreglo.
Hacen daño, mucho y boxeadores sin el cartel necesario, como Lara, pueden repetir consignas extraídas del baúl político, ajustarlas a lo boxístico y soltar, con desparpajo mañanero, “GOLOVKIN NO SE ATREVERÍA A PELEAR CONMIGO…”
Abel Sánchez, entrenador del kazajo, dijo que Lara no es atractivo para su pupilo, por eso lo desacredita; además, lo vio todo el mundo, que Lara lució mal contra Rodríguez, porque no pudo rematarlo…yo diría que no supo.
Hay verdades en parte, primero, a veces no se puede noquear, pero, muy importante: Lara no sabe cómo se anestesia, porque el boxeo castrista (no el amateur), considera objetivo la cara y el infight no cuenta; tampoco efectúan la preparación metódica que derrumbe al contrario, no buscando un golpe, por supuesto a la cara, que a veces “sale” porque el oponente se tira contra la mano castigadora más que por la aplicación técnica apropiada, antítesis del boxeo profesional, que, para este circuito, solo Ortiz y Dorticós los producen.
Lo que veo raro es que tamaña decisión corra por cuenta de un trainer o ¿Es el tal Sánchez algo más para Guennadi Golovkin?
Al prometedor Hairón Socarrás (foto) le cambiaron el contrario para su compromiso del próximo 15 de Agosto, no es extraño que estas cosas sucedan; sin embargo, entre los cubanos, ha tenido matices de epidemia a veces el cambio del primero, del segundo y hasta de un tercer sustituto, aplacada de un tiempo a esta parte por lo que se les dificulta encontrar buenos pleitos con aceptables bolsas.
Al modo mío de verlo, informarlo no es suficiente, hay que explicar siempre la razón por la que se cae un peleador en un programa.
El cubano debió enfrentar al invicto panameño Jorge Sánchez, en su lugar, peleará en el barrio WYNWOOD del Noroeste de Miami, cartelera nombrada CROWNING OF CHAMPIONS en la improvisada Arena Mana Studios, al mexicano Hanzel Martínez, cuyo palmarés presenta 22 victorias, dos derrotas y 17 nocaos.
No es Hayron el caso de Lara, a pesar de que lo vemos pelear muy poco para un principiante de verdaderas condiciones de monarca de un peso, porque este sí es atractivo, tira, pega duro y tiene olfato, a fin de cuentas, se hizo en el gimnasio profesional americano.
Lo único que no me gusta en cuanto al manejo de Socarrás, es que entrene con Rigondeaux y que digan y él repita que “para hacer las cosas como el Chacal”, cuando sus estilos son totalmente opuestos, porque no puedo creer que estén tratando de convertir al joven cubano en otro peleador como el zurdo oriental, que arrastra la mácula del rechazo por el poco agresivo estilo que tiene.
Socarrás, si se lo propone, si lo manejan y lo entrenan como exige la cartilla, puede llegar a donde llegó Ultiminio, igual a 10 escalones más alto que Rigondeaux, quien, de hecho y por lo que veo, llegó a donde iba..

Comments are closed.