Las Complicaciones de la Nueva Cultura o lo políticamente correcto

Por Alberto Pérez Amenper

Union_Jack_1Según pasan los años, más extraño mi niñez.

La vida no era tan complicada, las clases en el colegio, los juegos de balón (soccer) o pelota y los matinées los domingos en el cine principal.

Las películas eran fáciles de entender, Tarzán era un héroe, que era blanco pero que vivía en África y Juana era su mujer que era naturalmente también blanca.  Nunca tuvimos que pensar que Tarzán era un abusador de los negros ni nos pusimos a pensar por qué  no se casó con una de las negras que abundaban en la selva y tuvo que discriminadamente escoger una blanca.

Siempre pensamos que los antropófagos negros que veíamos en la película eran los enemigos de Tarzán  simplemente porque eran malos, no que fueran víctimas de una opresión racista.

Batman era también un héroe que combatía el mal, y tenía un joven compañero que se llamaba Robín, y nunca tuve que calentarme la cabeza pensando que había un problema homosexual entre ellos y que esto era parte del mensaje.

Para mí el único mensaje de Mandrake era su facultad para la magia, nunca pensé que había un triángulo de implicaciones sexuales entre Mandrake, su esposa, la princesa Narda y el negro Lotario.

Supermán era el hombre de acero, nunca pensé en que el rechazo de los avances de Lois Lane y su preferencia por Jimmy Olsen tuviera un mensaje de una preferencia sexual.

Pero todo lo que es descrito arriba no es producto de mi mente, son cosas que he leído en esta cultura que estamos viviendo, donde a todo se le da un viso o racista o de lo que llaman preferencia sexual, que en mi época llamábamos desviaciones emocionales.

Más adelante ya mis hijos tuvieron los muñequitos políticamente correctos, el primero fue Bambi, cuando el criminal cazador mató a la madre de Bambi que quedó desamparado.

Claro que Bambi no era un niñito sino un animal y el cazador no era un criminal porque mató al venado como deporte de caza silvestre y como han hecho los cazadores desde la época de las cavernas para comérselo y no hay nada siniestro en todo eso.

Entonces tuvimos que explicarle esto a nuestros hijos.  Cuando se prepara bien, la carne de venado magra puede ser incluso más deliciosa que la res y otras carnes y siempre he disfrutado de un buen estofado o un filete de venado.  ¿Cómo explicarles a mis hijos que no nos estábamos comiendo a la madre de Bambi?

La corrección política nos hace la vida más complicada, pero ahora todavía no complican la vida más, han añadido un corolario a “políticamente correcto” que llaman “empáticamente correcto” que es  relativos a, o caracterizado por la empatía, la identificación psicológica con los sentimientos, pensamientos o actitudes de los demás, o sea que no sólo hay que aceptar la corrección política pero  hay que identificarse sentimentalmente con otros de una raza diferente o una preferencia sexual mixta.

Eso no sólo lo considero difícil y absurdo, pero algunas veces puede ser peligroso.

Gracias a Dios hay ya personas que se están revelando institucionalmente contra esta porquería.

Los británicos que con su flema son más pragmáticos que el resto de la humanidad y ya formaron  una asociación que se autodenomina “Campaña contra la corrección Política”

La  “Campaign Against Political Correctness”  es una organización no partidista en el Reino Unido creada para oponerse a lo que describen como políticamente opresivo sus fundadores. A veces se acorta el nombre a las siglas ‘CAPC’.

Hace años padezco de un desorden respiratorio que se llama apnea del sueño, que uno deja de respirar mientras duerme, y uso un aparato que llaman CPAP, como ven las siglas se parecen, por esto me identifico con esta asociación que pudiera hacerme respirar mejor y dormir más tranquilo en esta era de corrección política.

Comments are closed.