Las Creencias Tradicionales de América socavadas por Obama

Por Alberto Pérez Amenper

coran“Los líderes políticos no deben confiar en sus creencias religiosas en la toma de decisiones políticas”. – Este axioma es algo prevalente en Estados Unidos desde su fundación.

Hablar de un político “depender” de las creencias religiosas supone que esas creencias son ajenas a quien las mantiene, un cuerpo de doctrina a la cual él momentaneamente aplaza.

Pero negándose a “confiar” en sus creencias religiosas, por el contrario, requerirían al creyente a dejar de ser él mismo; No puede hacerse.

Algunos presidentes aparecen más genuinos en su observancia religiosa que otros. Ningún Católico Romano había sido electo Presidente antes de Kennedy, por la percepción de que la religión tenía su fe en un gobierno extranjero. El registro muestra que la elección de Kennedy fue posible primariamente porque la mayoría pensaba que realmente no era realmente un creyente católico romano debido a su forma de vida.

Sin embargo, Kennedy tuvo que declarar públicamente que su adhesión a sus creencias estarían únicamente en América, no en Roma, a pesar de su persuasión religiosa.

La denominación religiosa de por sí no es el problema que vieron los fundadores, pero la influencia de la religión como doctrina de estado que es por lo que fueron perseguidos los fundadores de la nación.

Por eso la percepción del catolicismo Romano como una religión de estado, mientras que aceparon presidentes desde su inició como John Adams cuyas creencias eran diferente a las de la mayorías de los estadounidenses de la época cuando públicamente confesaba que  no creía en la doctrina de la Trinidad.  Pero su adhesión a los valores judeo- cristianos aparte de sus otras creencias en el cristianismo lo hacían un ejemplo en las creencias de la nueva nación de la libertad de culto dentro del entorno cultural.

Pero no creo que hubieran electo a John Adams si hubiera sido judío o Musulmán. Porque las creencias es lo que una persona es, tus creencias son lo que influyen en tu comportamiento y tus decisiones.

Tenemos un presidente que fue criado por padres de fe musulmana, educado en la fe islámica. No importa si dice que es cristiano, su cristianismo ha sido a la versión de una iglesia que se llama nominalmente cristiana, pero donde el pastor practicaba la doctrina  diariamente en sus  sermones del odio a  América.

Creo que Obama es más, como su padre, un socialista ateo, que musulmán. Pero su formación tiene que influir en su punto de vista de la fe islámica como favorable.

La religión para la mayoría es la cultura más que practicar la religión. La moralidad judeo-cristiana y la cultura son lo que somos, no importa qué religión decimos que practicamos o si no practicamos ninguna religión.

Eso es lo que hace Obama el primer presidente extranjero. Y como bien ha dicho Giuliani es el primer presidente estadounidense odia a América y los americanos.

No es el primer presidente que es un mentiroso, la mayoría de los políticos son mentirosos, pero Obama es uno de los que mejor ha utilizado la mentira para llegar a la presidencia y de los que mejor ha utilizado la mentira durante su administración-

Obama dirigió la campaña como un cristiano, un amigo de Israel, y un candidato moderado social y económicamente. Y es y ha sido exactamente lo opuesto.

Está en la última etapa de su segundo mandato, el daño ya está hecho, pero algunos de los daños podrían ser revertidos si elegimos a un candidato, que no por su religión, sino por el amor de América y a las tradiciones judeo-cristianas que hicieron grande a este país.

Comments are closed.