Las malas nuevas de hoy

Por JUAN GONZALEZ FEBLES

juangonzalezfeblesCuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) Lo que viene no es fácil y todo parece indicar que habrá castrismo y post castrismo light para rato. Muy pronto asistiremos al colapso de la prensa nacional independiente sustituida por “no anti castristas” o personas no ya de dudosa confiabilidad, podría decirse con absoluta propiedad, de ninguna confiabilidad.

Mientras hay amenazas muy reales de que Primavera Digital y Primavera en Cuba, no sobrevivan más allá de diciembre de 2014, “sindicatos” de periodistas y no colegios, que suena más conservador y de derecha, son reconocidos y financiados muy generosamente. No importa que estos estén dirigidos por personas sin prestigio o credibilidad, capaces en su momento de secundar a la fiscalía castrista en alguna que otra farsa judicial montada para la ocasión, o Judas de postín muy bien pagados por las pandillas adineradas empoderadas bajo el ala del Tío Sam.

Hoy se trata de que algunos entre estos “financistas” consideren que Primavera Digital no llena las expectativas entre otras cosas por publicar a colaboradores fuera de la isla. Quizás se trata de que hayamos reproducido trabajos críticos de Luis Tornés Aguililla y otros tomados de Cuba CID de la autoría de Hubert Matos Araluce y José Antonio Font. Estos autores parecen ser no muy bien vistos por tales “financistas”. Dicen que están viejos…

Hemos podido conocer al vuelo que opinan que el mandato del proyecto – así llaman quizás algo despectivamente a nuestro medio de prensa independiente- es “apoyar al pueblo” e integrar gente joven con potencial. No se trata de que se lidie con la más añeja dictadura del continente. Para algunos cultivamos tulipanes en Amsterdam o contemplamos amaneceres apacibles en Estocolmo. Entonces se trata de transpolar situaciones de cuotas de mujeres, homosexuales, jóvenes, etc., donde represiones, persecuciones, acosos, prisiones y otras piezas del instrumental totalitario del régimen, pasen a un modesto segundo plano.

Claro –y valga la aclaración-, lo de las cuotas es solo para las Primaveras. Hay selectos y no anti castristas lugares en que faltan negros y no se exigen cuotas. Por supuesto, estas no son necesarias. Se trata de no anti castristas y con eso basta. Cierto que allí no hay racismo. Este solo se hace presente en los predios de los caporales de Birán. Al menos en Cuba, es así.

Pero no creo que se trate de belleza estética o de solamente vender una imagen más o menos potable. La meta se va más allá. Se trata de potenciar a los menos calificados y a los peor intencionados y con este maleable material, configurar el escenario de la nueva Cuba.

Un novedoso espacio de fascismo corporativo, autoritarismo, falta de derechos, ausencia de democracia, mafias empoderadas, pingues ganancias para los Fanjul y Saladrigas, oligarcas corruptos desde ambos lados del estrecho de la Florida y alianza geoestratégica con Rusia y China. Lo que se nos viene encima, viene sazonado con estos ingredientes.

Entonces, desde hoy impondrán una prensa que publique recetas, modas, consejos de belleza y estilos de vida. La prensa rosa – no anti castrista- que aunque agradable y refrescante, será banal. Pasará por alto la represión contra las Damas de Blanco de cada domingo, abusos, golpizas y otras cosas que hacen por una parte, nuestra vida diaria idílica para oligofrénicos del primer mundo y por otra, afín con los ideales de la novedosa oposición leal y repito, ¡no anti castrista!

Estas son las malas nuevas de hoy, pero por no absolutizar, digamos se trata de malas nuevas solo para anti castristas, demócratas por añadidura. Los no anti castristas o los castristas, pueden estar de pláceme. ¡Ganaron!
Para Cuba actualidad: j.gonzalez.febles@gmail.com

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*