" />
Published On: Jue, Nov 26th, 2015

Las Universidades ya no representan a su nombre

Por Alberto Perez Amenper

unnamed (4)Según el diccionario etimológico la palabra “Universidad” proviene del latín “universitas” y está compuesta de la palabra “unus” (uno)  como  “un todo” uniforme  y el sufijo “tat”  que denota cualidad, cómo cantidad, igualdad y verdad.

Esta palabra sí mismo es una apropiación cultural que significa “conjunto” de las ideas culturalmente apropiadas y creencias sin distinción de ninguna clase.

Así que en este mundo de corrección política de las palabras, la idea y el nombre  “Universidad” es repugnante y repulsiva y creo que se debe exigir la inmediata terminación de la palabra “Universidad” y el sistema entero de la Universidad.

Porque el viejo sistema de dividir las enseñanzas  de cada cultura por su propia cultura donde cada cultura puede aprender lo que es sin preferencia de una sobre otra es algo, que en esta nueva era de corrección política, está pasada de moda y es inoperante.

Lo indicado es que primero se oficialice el que  para ser profesor o alumno hay que ser “progresista” y los que no lo son no pertenecen a esa institución superior, a la cual hay que cambiarle el nombre. Tiene que haber una sola enseñanza y todos tienen que aprender y aprobar esa enseñanza que es el socialismo.

Ya el sistema se aplicó en los países comunistas en que el que no pertenecía al partido no podía ser parte de la universidad, pero se mantuvo el nombre universidad, lo cual es etimológicamente incorrecto.

Por eso, lo segundo que hay que hacer es cambiar el anacrónico nombre de “Universidad” para esos centros de adoctrinamiento socialista.

¿Cómo se denominarán estas nuevas escuelas donde entrenan para ser guerreros de la nueva cultura socialista nuestros jóvenes?

Cómo esta situación sin lugar a dudas es “de madre” el nombre de madrazas que le pusieron los islamitas parece apropiado, pero quizás no quieran ligarlos a una creencia religiosa que ofendería a los marxistas.

Quizás se pudiera usar la palabra Anápolis que es una academia naval, lo cual justifica la belicosidad del comunismo, y cuyo origen etimológico cambiándolo por Anopolis, puede ser apropiado.

Se pudieran nombrar a los nuevos centros docentes como Academias Anopolis que recuerda a una institución militar y a la vez académica-

Esto traería un nombre correcto porque en lingüística computacional, la desambiguación del significado de la palabra es un problema abierto de procesamiento de lenguaje natural, que incluye el proceso de identificar con qué sentido una palabra está usada, cuando la palabra en cuestión tiene polisemia, es decir, pluralidad de significados.

O sea que el nuevo nombre tendría una polisemia porque se referiría a una academia con objetivos militares, y el nombre etimológicamente definiría adecuadamente lo que está actualmente representando..

Anopolis representaría por su significado, Ano del latín anus, y polis que en latín quiere decir una sociedad o comunidad.

Sería el ano de la sociedad, y en esto realmente se están convirtiendo nuestras universidades invadidas por el socialismo.

 

About the Author