" />
Published On: Lun, Jun 2nd, 2014

Liberación del Sgt Bergdhal, claro mensaje  de que cambiamos  soldados por terroristas

Por Carlos Carballido

padre del sargento

La Seguridad Nacional de EE UU está sufriendo un drama terrible  que ha llegado al punto máximo con la liberación del Sargento  Bowe Bergdahal, pero que seguramente se quedará corto cuando el Kalifa Moreno de la Mezquita Blanca  protagonice otro episodio más escandaloso que este.

La prensa complaciente, por miedo o por complicidad con este mequetrefe ,  ha pasado por alto numerosos aspectos que indican que este  truco publicitario con miras a las venideras elecciones presidenciales , es un acto desesperado del Partido Demócrata para  rescatar una moral que ni existe ni existirá en una nación otrora  líder mundial del respeto y la decencia  diplomática. Pero saben que… casi funciona para una parte peligrosa  del pueblo norteamericano.

Datos puestos en contexto por el Dr. Sebastián Gorka , especialista en Teoría Militar de la Universidad del Cuerpo de Marines de EE UU , aseguran que en este acto antipatriótico obamista  existe mas de una contradicción y varios aspectos sospechosos del soldado intercambiado que, a la postre, harán que  la liberación a cambio de cinco comandantes talibanes  podría forzar y/o ratificar la credibilidad  del débil y desmoralizado  poderío militar estadounidense en la arena Internacional.

El Dr Gorka  se pregunta  si esta negociación no es una traición a los miles  de estadounidenses, civiles y uniformados por igual que  han hecho el sacrificio máximo, sencillamente porque Obama y sus payasos  decidieron el intercambio con aquellos que están aliados ideológicamente a los responsables de los asesinatos del 11 de septiembre de 2001.

El entusiasmo del presidente  ha  pasado por alto un sinnúmero de cuestionamientos oficiales  en el caso del Sgt Bergdahal.  La versión oficial es que dejó su puesto de trabajo sin permiso. Sin embargo, en un vídeo de sus captores en libertad, Bergdahl dice que él era el soldado del final de la cola de una patrulla de infantería y  se separó. ….Entonces… ¿Se fue sin permiso ? ¿Va a ser acusado de deserción? ¿Es una nueva moda militar  intercambiar talibanes enemigos de EE UU por soldados desertores o esto es una maniobra de Obama para no ir en contra de su ideología  de base  mahometana?

¿Por qué su padre – que lleva una barba completa  y un collar típicos  de fundamentalistas musulmanes salafistas – fue capaz de alabar a Alá en árabe en la conferencia de prensa con el Comandante en Jefe al frente de la Casa Blanca?. Nadie quiso ver  ni Oabama quiso ver , tal vez porque se sintió cómodo  respetando a su Dios.

Ni la casa Blanca, ni su inquilino han explicado por qué  la Red Haqqani , uno de los grupos yihadistas más mortales en el mundo, acuerdan intercambiar a Bergdahl por  cinco comandantes del talibán afgano que no son miembros de esa  Red  en vez de hacer el canje con Malí Kahn,  otro detenido en Guantánamo que es un alto comandante Haqqani…. ¿Hubiera sido  muy evidente?

Según sus amigos y los que lo conocen,  el Sargento Bergdahl se unió al ejército con el fin de ayudar al pueblo afgano y proporcionar ” apoyo filantrópico al esfuerzo de guerra” . ¿Sera  se están cambiando los protocolos de reclutamiento de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos  con vistas a buscar trabajadores de la caridad en vez de soldados profesionales para la infantería?

De acuerdo con el Dr Gorka,  a nivel estratégico cabría preguntarse  por qué EE UU, desde el 2001   exige a sus aliados , entre ellos Francia , España e Italia , que no negocien con terroristas por la liberación de sus nacionales y  ahora se hace todo lo contrario en un franco desespero  electorero?

Desde finales del primer mandato del gobierno de Obama ,  la debilidad de EE UU en el terreno mundial  roza ya el ridículo y la payasearía mediática , como la muerte de Osama Bin Laden sin una foto  real  ni una prueba física. Entonces  ¿qué otras concesiones  será capaz de protagonizar la Casa Blanca de Obama contra sus enemigos? Nadie lo sabe. A solo 90 millas  tiene preso en mazmorras castristas  al ciudadano norteamericano Alan Gross  y  en cualquier momento se intercambia por los tres espías cubanos  que quedan en EE UU

Como este  fantoche , nigún otro  presidente ha violado una premisa fundamental de la seguridad nacional estadounidense que tiene tanto un fundamento  en  lo moral y estratégico  para las tropas : cero tolerancia a las negociamos con terroristas , porque  cuando cedes a mal, el mal crece y este mal ya lo tenemos en la misma morada desde donde se rigen los destinos de esta nación.

El  mensaje, enviado por Obama y sus entusiastas,  ha sido claro para  todos los yihadistas de todo el mundo: Capturen  un estadounidense y América van a hacer su hacer una oferta  lo más genuflexa posible. Pronto, mas de lo que nos imaginamos,   le tocará el turno a Raul Castro

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>