Libertad de Expresión en la Vida Moderna

Por Alberto Pérez Amenper

islam libertadParece ser que esta administración con la cooperación de la prensa, ha resuelto el problema de la violencia en nuestras calles e internacionalmente.

La estrategia es rendición incondicional. Desarmar al ejército y a los policías, cumpliendo la petición de los soldados del Yihad y los delincuentes amotinados en nuestras calles.  Simplemente dejarlos que roben y al los Yidahistas nos maten a todos eventualmente.  Después de todo es sólo propiedades y vidas de infieles.

Los amotinados de diferentes lugares, especialmente en Baltimore no están conformes de que se juzguen a los policías, ahora quieren que se desarme a la policía.

Los servicios de noticias estatales están culpando a las víctimas previstas del intento de asesinato en masa en el tiroteo en un concurso de arte en Garland, TX. Gracias a Dios no hubo bajas porque todavía a la policía le permiten tener armas

La diferencia, en mi humilde opinión, es que los activistas conservadores ‘Ponen la otra mejilla’ simplemente hablan cuando se lo permiten,  mientras que ‘La religión de la paz’  y los activistas amotinados son usan  la fuerza física cuando son incapaces de superar a sus oponentes por medios lícitos. ¿Quién puede discutir con esa lógica? ¿Quién quiere hacer una convención contra Mahoma después de lo que pasó?  Los habrá pero cada día serán más pocos, porque los que se atrevan no vivirán mucho tiempo cuando se desarme a la policía.

Pero resulta que el análisis de la prensa y de nuestro presidente es que no se debe provocar con leguaje controversial.
La lección aquí es que está bien criticar a cualquier grupo excepto los que suponen una amenaza real de violencia física en respuesta. Esto es evidenciado por el hecho de que los para los medios de comunicación fue muy chistoso el ver un crucifijo en un vaso de orine, y que la ilustración antes mencionada no fue encontrada como que debiera ser ofensiva para los cristianos, pero consideran controversial y peligroso para la comunidad el que unas personas presenten su punto de vista con unas caricaturas cómicas sobre el profeta Mahoma.

Para la prensa liberal esto es extremismo, los musulmanes y los liberales pueden expresarse y burlarse de los conservadores, pero los conservadores tienen que tener un límite en la manera que se expresan porque de otra manera son controversiales y peligrosos.

Pero todavía tenemos libertad de expresión, vamos a no quejarnos del todo, todavía hay una serie de cosas que son una variedad de tipos de discurso libre permisible para ciertas situaciones.
Ejemplos:

Puedes enfrentarte a un liberal blanco a un afroamericano, o un musulmán cuando los ves en la calle, le puedes decir sin temor, por favor ¿Me puede decir qué hora es? O expresar sin temor una opinión, como “Qué día más lindo” aunque esté lloviendo, esa es su libertad de opinión.

Si llega a una peletería y hay un empleado afroamericano o musulmán, usted tiene la autoridad para demandar con un zapato en la mano “¿tiene esto en mi talla?”

Si hay un afroamericano en la ventanilla de una hamburguera usted puede sin temor demandar por su derecho a la libertad de expresión en la ventana de comida: “dos hamburguesas con papitas fritas,  por favor, no le ponga mostaza”.  Si el cocinero afroamericano le pone mostaza porque le da la gana, entonces si usted protesta ya está violando el derecho del afroamericano a poner la mostaza si le da la gana y usted se está convirtiendo entonces en un racista. ¿Pueden comprender y aprender el proceso?

Un ejemplo de libertad de  expresión controversial en un baño público: “Usted le pregunta al afroamericano que está en el cubículo de al lado, oye, acá no hay ningún papel higiénico, ¿me pasas un rollo?”

Si usted hace eso no sólo está haciendo cómo los dueños de plantaciones que abusaban de los esclavos negros, tratando de tener algo por el trabajo de ellos, también está asumiendo el privilegio de poder limpiarse usted, pero está quitándole al pobre negro su medio de limpieza.

Tenemos que irnos adaptando y cambiar nuestra manera de pensar, sólo entonces habrá paz y armonía en el mundo. La realidad es que estos liberales tienen razón.