Lo que no se dice de los planes populistas de Hillary Clinton

Por Reynaldo Soto Hernández

hillary benghazi Sabiendo que el actual gobierno demócrata ha duplicado la deuda pública de los Estados Unidos, y escuchando a la candidata a la presidencia por ese mismo partido decir que uno de sus planes es aumentar el gasto público, (que en este caso es deuda porque en este país desde hace muchos años no existe superávit), creo que resulta bueno aclarar bien este concepto, más cuando tanto “entusiasta” por ahí se pela las manos aplaudiendo el discurso populista de la candidata.

Lo primero es que la deuda pública no significa deuda del gobierno sino deuda del pueblo, deuda de la sociedad consigo misma, que aunque es adquirida en nombre del gobierno, no va a ser pagada por este sino por el propio pueblo.

Lo segundo es que aunque dicha deuda sea adquirida en nombre de todos y se supone que todos debemos pagar por ella, luchas veces es utilizada para pagar beneficios a determinados sectores de la sociedad, generalmente denominados “menos favorecidos”, sobre todo por los gobiernos más populistas.

Lo tercero es que aunque el dinero de esa deuda se use también para cubrir necesidades de niños, ancianos, discapacitados y otros miembros desvalidos de la sociedad, no es menos cierto que es utilizada además para mantener a muchos manganzones que viven pegados a la teta pública sin aportar nada.

Y lo cuarto es que aunque la deuda es de todos y el gobierno es muy cuidadosos en publicar la cifra de lo que debemos cada uno, al final quienes la vamos a pagar somos quienes trabajamos más duramente.

Es por eso que siempre resulta tan fácil para políticos como la Hillary adquirir deuda para pagar programas destinados a “los menos favorecidos” y tan fácil para los “menos favorecidos”, muchas veces quienes menos trabajan y quienes menos se preocupan por aportar a la sociedad, aplaudir a pelarse las manos a este tipo de políticos populistas.

Deja un comentario