LOS 3 JONRONES DE BORREGO Y DE CÁRDENAS EN JUEGOS DEL CHAMPION-1959

Por Andrés Pascual
perioLa tarja en que inscribían los nombres de los inmortales del beisbol profesional cubano hasta 1960, en el Estadio del Cerro, fue cue creada por el Sr Alfredo Suárez.
El primer bateador, de que se tengan noticias, que bateó 3 cuadrangulares en un juego en Cuba, fue el fenómeno negro Cristóbal Torriente en Noviembre de 1920; pero en exhibición, entre los Gigantes de Nueva York, que llegaron a La Habana reforzados con Babe Ruth, contra el Almendares. Uno de aquellos bambinazos se lo metió al propio Bambino, que relevó en el juego (primero de la serie), ganado por los Azules.
En 1931 Cool Papa Bell, estrella de Ligas Negras y HOF, también puso a bailar la bola en tres oportunidades, primera vez que se producía en un juego de la Liga Cubana oficialmente; en el campeonato 1945-46, torneo que responsabilizan con la recuperación del interés popular por la disciplina, se llevó tres veces la cerca por el rightfield del Estadio La Tropical, Dick Sisler, hijo del inmortal George.
El 17 de Diciembre de 1959, en un juego pésimo para la clase de beisbol profesional que se jugaba en Cuba, el pinareño Rogelio “Borrego” Álvarez (foto) se convirtió en el 3er artillero que conectaba un trío de cuadrangulares en un juego.
La hazaña del Hijo Pródigo de Santa Lucía la produjo contra los Leones del Habana en el primero de un doble-juego.
Caso único en la historia del beisbol cubano, los 3 jonrones del inicialista de los Sureños en tres veces consecutivas al plato, fueron a partir del 6to inning, porque el artillero entró a jugar en esa entrada sustituyendo al importado George Altman.
En sucesión Hacker, David Jiménez y Trompoloco Rodríguez fueron las víctimas de los monumentales jonrones de Álvarez, conocido por la potencia con que le pegaba a la pelota.
El juego terminó 14-4 a favor del Cienfuegos con victoria para Ted Wiend, que abrió y fue relevado por Pedro Ramos y la derrota a cargo de Hacker.
Por los Leones, Panchón Herrera también metió un jonrón descomunal entre left y center. Pese al carreraje, el partido duró 2 horas 45 minutos.
Aquel propio Diciembre, doce días después de que el inicialista sureño conectó tres jonrones contra el Habana, el 30, sin haber bajado un ápice el nivel de comentarios por los de Borrego, su compañero, shortstop de los Elefantes, Leonardo Cárdenas, ligó otro con tres palos de vuelta completa, los de Cárdenas contra el Marianao y sus víctimas Fornieles, Arias y Ayón.