Los capítulos del drama actual americano

Por Luyano Havana

figueroaPor desgracia, la gente muy pocas veces suele hilvanar los hilos de los acontecimientos políticos, en especial en America donde son muy diversos y complejos. Pero algo en algo debemos de coincidir y es que en la Administración Obama, aparte de ser la peor con diferencia, hemos asistido a unas pérdidas de libertades inimaginables, mayor control e intromisión estatal y federal en asuntos comunes, hasta llegar al borde de la ilegalidad, y si me apuran, más allá.

La imposición de un seguro de salud y las multas crecientes por no pagarlos es uno de los horrores a los que nos enfrentamos por ahora pero, en los últimos meses, hemos visto un auge del enfrentamiento racial, promovido desde la mismísima Casa Blanca, y secundado por el DOJ y politracistas pregoneros como Al Sharpton y tribunas mediáticas como la NSNBC.

La expulsión grotesca de Rodner Figueroa de la cadena Univision es otro capítulo del drama actual americano. En Miami ya se ha pasado una ley para que los transgender, es decir, los transgénero o los hombres que se sienten mujer pero sin operarse, puedan entrar en los baños de mujeres, sin hablar de los años que se lleva batallando por grupos de perturbados afines para que los baños de las escuelas primarias sean unisex y se eduque a los niños desde pequeños….en la igualdad de sexo!

A partir del año que viene, colegios de New York cerrarán para observar las tradiciones religiosas musulmanas, en muchos están prohibidos llevar camisetas con letreros en inglés porque discriminaría a los que todavía no saben, los hay donde se les ha demandado porque algún alumno a pronunciado la frase Gracias a Dios en su discurso de graduación o, como está sucediendo actualmente en la Universidad de Irving, en California, un grupo de profesores ha demandado que no se exponga la bandera americana en los campus universitarios por ser un símbolo…racista y discriminatorio!

Quien no vea en todo esto una agenda con propósitos firmes de socavar el estado de derecho, terminará siendo cómplice de la desgracia que un día podría tocarle a la puerta. Las libertades hay que defenderlas para todos porque, llegado el caso, no habrá casi nadie que esté para defender la nuestra!

Comments are closed.