" />
Published On: Sab, Jul 19th, 2014

LOS CULPABLES DEL ATENTADO AL AVIÓN MALAYO

Por Andrés Pascual

soros obama titereEn 1983, los “benefactores de la humanidad” derribaron un avión comercial surcoreano porque “violó el espacio aéreo soviético…”, la “media” castrista (Granma, Noticiero de Televisión y Radio Rebelde), explicó fidedigna y detalladamente qué ocurrió: “UN AVIÓN ESPÍA AMERICANO ERA CUBIERTO POR LA NAVE COMERCIAL, ES DECIR, VOLABA DEBAJO DEL QUE DERRIBARON…”

Como sucedió con el avión de Barbados, con Granada, con Panamá, con los crímenes del Mariel, con los fusilados, con los presos…no era necesario pensar en otras opciones, lo dijo el Comandante y ya, entonces, con el entusiasmo del primer día: “ABAJO EL IMPERIALISMO YANQUI”.

ERA UNA ETAPA DE RECUPERACIÓN MORAL DE ESTADOS UNIDOS, DE SU PODER, DE LA FE INFINITA E INCLAUDICABLE EN EL PAÍS Y EN SU LÍDER, RONALD REAGAN.

Por lo que el Presidente apareció en la televisión y llamó asesinos al Kremlin en pleno y lo apoyaron los líderes del mundo como Margaret Tchacher; fueron otros tiempos y otros hombres, posiblemente los últimos, aunque yo no vacilo en colocar a George W entre ellos, para quienes, por su moral y liderazgo, condiciones obligadas de la supervivencia americana como fuerza garante en el equilibrio y la estabilidad propia y mundial, había que respetarlos o lo imponían de la única forma posible: por la fuerza, que, en política, “grande no puede ser por gusto, porque te dan nalgadas…”

Ante el atentado reciente al avión de pasajeros malayo, Obama fue a los jardines de la Casa Blaca y dijo lo que pasó, que Putin se lo había dicho, que lo sentía por las víctimas y los familiares y que había que ser cuidadoso porque… ¿Por qué?

Ayer el juez Andrew Napolitano declaró que “el Presidente debería ser como aquel Reagan de 1983…” pero “no se le pueden pedir peras a los olmos”.

El mundo está en una espiral de violencia política imparable, nadie puede controlar a nadie, porque, quien debe imponer la calma y la razón, conspira a favor de la actividad subversiva desde cualquier ángulo: religioso, político, económico y militar.

Obama es tan cobarde como antiamericano y todos los acontecimientos que se desarrollan conflictivamente desembocan en “lesionar a Estados Unidos”, incluso destruirlo “con la venia del Señor”.

La coartada de “la conversación” para permitir que las agresivas fuerzas comunistas o radicales fundamentalistas campeen por su respeto, inició el conteo regresivo: poco a poco, el mundo occidental va entendiendo que este impostor, que no es americano, tampoco es líder de nadie ni puede intervenir en ningún problema, por pequeño que sea, porque no lo respetan, ni a él ni a su corte.
Israel, convencido de que su primer enemigo es la Administración que habita en la Casa Blanca, trata de resolver por sí mismo; porque, para ellos no es un problema de salida al mar, sino de vida o muerte: los musulmanes terroristas, que en el fondo son todos, porque esa religión es criminal desde el Corán, encabezados y, posiblemente dirigidos por los comunistas en el poder en USA, están siendo enfrentados como debe hacer quien pretenda proteger a su pueblo del ataque de asesinos sin entrañas: barriendo la mala hierba en la cantidad que sea, a quienes sean; a pesar de la colaboración antisemita de la media reaccionaria, que presenta niños palestinos muertos (utilizables “justamente como bombas terroristas humanas” y de eso no hablan) sin tener en cuenta cómo empezo el conflicto, y sin enseñar fotos de iguales israelíes, que los hay, porque sobre Israel no están cayendo copos de nieve.

La primera vez que escribí sobre la posibilidad de que Obama saliera presidente fue en enero del 2008, en Nuevo Acción, cuya línea editorial ha sido invariablemente inclaudicable y cuyos colabores han mantenido siempre la misma posición ante cualquier caso.

En aquella oportunidad me referí al los problemas que tendría el mundo (énfasis especial en la libertad y la soberanía individual, en el Medio Oriente, en Cuba y en Colombia), si salía un senador por Illinois que había dado un discurso comunista, que nadie sabía de dónde era y que profesaba y defendía la religión musulmana; de madre blanca atea promiscua y de padre negro africano musulmán el biológico, e indonesio peor el padrastro.

Por aquellos días, George Soros se refirió al tipo como “buena pieza para candidato-ganador hasta de la presidencia…” nadie quiso leer lo que el PUPPETMASTER quiso decir: ni más ni menos que era su nuevo títere, la gente creía que la pegada la tenía Hilaria, que perdió hasta los blumers en el lance y salió el individuo del titiritero.

Al siguiente del día más trágico hasta hoy en la historia americana, en que escogieron a Obama los comunistas, los traidores, los antiamericanos, los oportunistas, los indeseables y los antisociales, volví a la carga, también en Nuevo Acción, con otro material que titulé LA NOCHE QUE SE PERDIÓ NORMANDÍA, ya Sarah Palin, la única líder entre todos los conservadores a mano, había dicho, “para Putin, Ucrania era cuestión de tiempo si salía Obama”, yo, por supuesto, le creí, mientras, Obama intentó desacreditarla sarcásticamente en una entrevista

El responsable indirecto de que se produjera el derribo del avión de estos días; así como de lo que ya sucede en el Medio Oriente; de las matanzas en Siria, incluso en África; del sabotaje a la identidad del país, planeado en la Casa Blanca con apoyo multinacional a través de la llamada crisis de la frontera, brutal y despiadado acto de violación de todas las leyes al efecto, es el desgobierno actual de los Estados Unidos…

En ningún caso, con un líder a lo Reagan, se hubieran producido estos acontecimientos antisociales y de reflejo antiamericano, tampoco con Sarah Palin como presidenta.

Pero, como que Obama es un títere de Soros y de todos los otros blancos que lo tienen en el poder por sus nocivos y nefastos intereses, pues estos son los intermediarios en la tragedia americana moderna,

Sin embargo, a la hora de acusar a culpables por el derribo de un avión con 298 inocentes, tengo a bien expresarles que, para mi, el único y veradero responsable por ese crimen y todos los otros, como en Cuba “el fervoroso y entusiasmado pueblo que todavía apoya al Comandante en Jefe”, es QUIEN VOTÓ POR OBAMA, esa parte interesada, oportunista, envidiosa… que únicamente le ha interesado lo que resolvió como grupo sin importarle la debacle moral y material que ha ocasionado semejante elección: a los gays las leyes antisociales como los matrimonios; a la Academia la patente de corso para imponer su decadencia moral; a los drogadictos de sociedad la despenalización escalonada de narcóticos; a los ilegales y su apoyo la reforma migratoria y su nuevo arma de chantaje en la frontera; a los negros la imposición (aprobación) del revanchismo racista desde la figura del primer mandatario y el fiscal general, el welfare y los otros beneficios, además de la fuerza inmoral que los ampara y fortalece para delinquir; a los hombres nuevos, elementos de comunidá castrista, los viajes, las remesas y los intercambios, así como la suspensión del embargo y la aceptación de cualquier asesino o chivato comunista que llegue aquí, sin impedimentos para quedarse.

Esa gente, todos y algún otro que haya olvidado, SON LOS VERDADEROS CULPABLES DEL DERRIBO DEL AVIÓN MALAYO SOBRE ZONA DE VUELO CLASIFICADA SEGURA HASTA LA TRAGEDIA, DE ESO Y DE LO QUE FALTA..

Para colmo de males de los obamistas de ayer y de hoy, el “vice” los encaminó en la ruta que todos los patriotas conocían desde antes de que salieran: “NI CAMBIO NI ESPERANZA”, a “boca’e jarro, LOS JODIMOS BIEN JODIDOS…”

 

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>