" />
Published On: Lun, Sep 4th, 2017

Los intelectuales mexicanos no terminan por entender nada sobre D. Trump

Por TERE QUEZADA @TereQuezada

Que un ciudadano de a pie que no habla inglés y que de política internacional no sepa nada porque además es medianamente iletrado y vive en el campo y no escucha radio ni televisión bueno, podría comprenderse, pero que los intelectuales mexicanos que en su mayoría han estudiado en el extranjero, algunos trabajan en USA y que aún así no den pie con bola con respecto a la política interna de los EEUU es simplemente el colmo, ¡qué va!, ¡ya caen en la inopia grotesca!

Para empezar, todos los intelectuales mexicanos son de la izquierda demócrata estadounidense, ¿por qué?, no lo sé, los observo, los leo y trato de encontrar la razón por la que siempre apoyan a los demócratas, quiero saber por qué son tan demócratas, nunca dan opiniones de peso para que yo pueda formular una base filosófica, idealista o de razonamiento que los posicione en la izquierda demócrata estadounidense con cierta justificación, con cierto conocimiento de causa pero nada, no dan perfil de nada, sencillamente puedo concluir que están en la izquierda demócrata por ser oprobiosamente ignorantes. Ya no se trata de las barbaridades que dicen, ya no importa ni siquiera la opinión primera que tienen de la política gringa, el problema viene, y muy grave, del rumbo que toman las cosas en México; guían a políticos, guían a la gente que los lee, guían de algún modo a estudiantes de política internacional, de relaciones internacionales, son para muchos una fuente confiable de información pero guían mal, transitan por rumbos sombríos sin dirección, sin objetivo claro de las cosas, a veces hasta pareciera que Leo Zuckermann un día de plano se va a quedar tan pero tan perdido de la realidad estadounidense que parece un niño de kínder preguntando por dónde queda la casa de su mamá.

D. Trump gana con una victoria inaudita imponiendo un récord único en la historia de los EEUU, el señor se llevó 2,600 condados, mientras Hillary Clinton menos de 500 y por lo mismo Trump gana 306 votos del colegio electoral, un triunfo apabullante. Ya se comprobó el fraude electoral a los demócratas con votos de ilegales y personas fallecidas, de hecho hay una comisión en el Congreso que averigua el fraude electoral, y ya hay gente en la cárcel por haber votado varias veces, y en México con gusto cacarean el voto popular fabricado por los medios de la izquierda estadounidense como si con ello ganaran algo importante. Jorge Castañeda sigue esperando que lleven a juicio a D. Trump por los nexos (no demostrados) con los rusos, o que quizá sus hijos los tengan, o que los empleados, o que alguien cercano a Trump, un vecino tal vez, total, el señor sigue en su postura  necia de que saldrá a la luz lo de los rusos y que por eso lo van a destituir. Se descubrió a CNN en la fabricación de la historia de los rusos pero ¿porqué estos intelectuales mexicanos insisten en hacerle creer a la población que D. Trump no terminará su gestión?, ¿cuándo le van a decir al pueblo mexicano que hay toda una infraestructura política de izquierda construida y empoderada por los Clinton que perdieron y que es el móvil de la anarquía pagada en las calles por ellos?, ¿cuándo le dirán al pueblo mexicano que Obama no sabía nada de economía y tenía a un asesor keynessiano (Paul Krugman) que llevó a los EEUU a una crisis económica fuerte por sobre regular la vida comercial y financiera de los EEUU? Tómense el tiempo para observar lo que dicen Zuckermann y Carlos Bravo en el vídeo en el minuto 38, dicen que Obama tenía mucha popularidad y aceptación en la sociedad aunque la economía anduviera mal, y que D. Trump tiene una bajísima aceptación aunque la Economía vaya muy bien con los indicadores del mercado muy altos pero que tiene una bajísima calificación. ¿Desde cuándo la incongruencia es razonamiento? A ver, ¿creen que la economía se arregla sola? ¿Cuándo en México la economía se ha arreglado sola? ¿A quién le quieren ver la cara con ese razonamiento de quinta? Pierden de vista que Trump es economista, con un emporio empresarial billonario, que su vida se ha formado en la estructura de la gran empresa de la construcción millonaria que implica nóminas enormes, inversiones fuertes y manejo de personal importante, algo que Obama jamás ha tenido ni hecho y muchos menos el inútil del Paul Krugman, pero para estos analistas Trump se la pasa de recreo en la Casa Blanca chacoteando, para estos el que D. Trump fuera exitoso en los negocios y que en base a esto prometió enderezar la economía, ¿no fue causal de voto? Así de infantiles e irresponsables son con sus razonamientos. Cuando los escucho quisiera saber a dónde han mandado las juntas de D. Trump con los líderes sindicales, con los empresarios, los representantes de los negocios medianos, los decretos, las órdenes y las ejecuciones presidenciales que han propiciado el encauce de la economía, se la pasan cacareando las fabricaciones de CNN, de MSNBC, del NYT y demás sitios informativos que no bajan la guardia y que todos los días contribuyen a un movimiento confeccionado por los demócratas para fastidiar al presidente anti-sistema y anti-liberal de izquierda. D.Trump no apoya ninguna política liberal de izquierda, ni modo, es conservador y su agenda es distinta, es la agenda de la mayoría, es la agenda del pueblo estadounidense cristiano, productivo e industrial. ¿Qué les hace pensar que el pueblo estadounidense apoya una agenda de izquierda? ¿Por qué con esa falta de respeto y de crítica analítica se burlan de toda una nación que busca regresar a los principios de un sistema económico funcional y conservador? ¿Qué les hace creer que la basura marxista universitaria representa al pueblo estadounidense?

Javier Tello dice que está en duda la viabilidad política y la capacidad para gobernar de D. Trump, ¿dónde estaba este señor llamado Javier cuando Obama creó el movimiento Black Lives Matter para fastidiar a la comunidad blanca (y a los policías) para inocular en la sociedad una visión racista inexistente?, ¿dónde estaba Tello y Héctor Aguilar Camín cuando Obama crea la primavera árabe y la hermandad musulmana para formar ISIS?, ¿dónde estaban los intelectuales mexicanos cuando Obama destruyó la mitad del mundo con la invasión de los refugiados musulmanes a Europa destruyendo la economía europea y por ende desequilibrando la economía mundial? D. Trump gestiona todos los días la solución a toda esta política internacional creada por Obama donde el General Michael Flynn es el testigo principal y pieza clave en futuros juicios del orden internacional. ¿Creen estos intelectuales que poner la administración estadounidense en manos de cuatro militares de alto rango militar es porque D. Trump tiene ganas de jugar a los soldaditos? ¿Así de inexpertos son? ¿Así de ignorantes de la política de los EEUU? ¿Dónde estaban cuando Obama empoderó a Irán? ¿Dónde estaban en los genocidios cristianos del pueblo musulmán y que Putin tuvo que entrar a defenderlos? Para estos señores el desastre que dejó Obama a nivel mundial es pecata minuta.

La opinión que Trump tiene sobre los Antifa y los Anarquistas movilizados por los demócratas (y George Soros) para fastidiar a una parte de la sociedad, en México ha pasado por alto, Trump rescata a la comunidad blanca golpeada duramente por Obama, los negros demócratas de izquierda creen que deben ser los blancos el objetivo de la queja histórica simplemente por ser blancos. Si al menos intentaran ver la verdad, verían el daño en la división que Obama le hizo a la sociedad de los EEUU. Hace bien el Presidente Trump en desmantelar el fondo que encierra el suceso de Charlottesville.

El ciudadano alemán está siendo empujado vilmente contra la pared, la organización PEGIDA no es una organización nazi de derecha como dicen los medios, son simplemente ciudadanos alemanes pisoteados por los musulmanes apoyados por la Merkel, ella está haciendo en su país lo mismo que hizo Obama con su pueblo (que ni es su pueblo porque el señor es keniano). No tienen capacidad para verlo porque su agenda es ir contra los EEUU, estar del lado equivocado de la historia es poner a México en un lugar de rechazo internacional. México ya coqueteó con Hitler y se le ha recordado el suceso en ámbitos políticos. Ustedes son las causantes de que a México se le vea como enemigo, se regodean en buscar una nueva manera de fastidiar a los EEUU alineados a la izquierda demócrata aunque se lleven el TLC entre las patas. Ahora resulta que salieron más demócratas que los mismos demócratas estadounidenses.

¿Qué D. Trump tiene problemas con los republicanos?, dice Javier Tello, y yo le digo, no, no tiene problemas con los republicanos, sino con los republicanos clintonianos que saldrán ensuciados cuando decidan meter a la cárcel a Hillary Clinton y compañía, en el 2018 se reemplazarán a todos estos demócratas disfrazados de republicanos, igual sucede en la Casa Blanca con gente infiltrada por los Clinton. Es una pena que no puedan distinguir a un republicano de uno falso. Ni idea tienen de lo que sucede entre ellos, por eso no pueden dilucidar el embrollo de confiabilidad dentro de la administración. Dejen de inventar la política gringa, si no tienen nada que hacer, mejor dedíquense a enderezar a su pobre país que lo tienen en el vil desastre, tengan un poco de compasión y amor para con México antes que seguir fastidiando al ciudadano estadounidense con la visión distorsionada que tienen del pueblo que eligió a D. Trump, sólo crean las bases para que México sea golpeado (políticamente hablando) una y otra vez por su animadversión contra el Presidente electo D. Trump.

Nadie en su sano juicio se posiciona del lado del enemigo, a menos qué, se sea igualmente enemigo. Si México es enemigo de USA, dejen la mesa del TLC y no negocien nada, tengan la honestidad intelectual para no crear relaciones comerciales con un país al que se le aborrece y se le critica todos los días, sean congruentes con la repulsión que sienten por su vecino y cierren las puertas de la relación de una manera educada y congruente. Por su manera de pensar México no pudo crear una zona industrial y comercial fuerte con USA, no vieron a futuro ni construyeron con visión. Su posición política e intelectual errada impidió dicha construcción y ese pensamiento a nadie de ambos lados de la frontera le hace un bien. Si no pueden construir no tienen derecho a destruir. Para el presidente D. Trump es muy fácil un tratado internacional, o es justo, o no lo es. Punto.

Tere Quezada es maestra de inglés como Segunda Lengua con una sub especialidad en Fonética y un minor en Historia Asiática Comparada e Historia Constitucional de los Estados Unidos de Norteamérica por la Universidad del Estado de California.

 

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>