LOS KUBANOIDES SON ANTITRUMPISTAS

Por Andrés Pascual
alexis valdes como trump
Ocho kubanoides, elementajos moldeados a imagen y semejanza de Fidel, del Che y de Raúl, están presos en Finlandia, acusados de delitos sexuales, interesante que forman parte del equipo de volibol castrista a eventos de esta especialidad deportiva.
¿Culpables? Claro, sin embargo, la embajada castrista pudiera hacer por ellos (si al fin los juzgan y no funciona el cabildeo “amistoso”), si el defensor presentara un video en que el tirano II le cae detrás a una “miliciana” y le da una nalgada…sin ningun rubor ni rechazo de parte de la “compañera”.
Podrían decir “eso es lo que ven en su casa”, a lo mejor, como que Finlandia está entre la vanguardia del relajo y “el cachondeo”, va y le reducen las penas, quizás ni juicio hubiera.
Alexis Valdés es una verguenza nacional (no sé de qué país, cubano NO), se asentó en Miami con George W Bush y se cansó de criticarlo ácidamente, a Obama lo ha criticado jocosamente…
En este país la desinformación es tal, que este individuo acompañó a la Casa Blanca a un grupo mixto cubano-kubanoide, elegidos para conocer y, no recuerdo si recibir un premio, en su caso por deméritos artísticos, de manos del propio Bush.
Los kubanoides son anti-trumpistas, como dicen en el ambiente, “han hecho viral un numerito medio aguarachado contra Trump por el mulatico de Santa Amalia…”, el que quiera que me señale racista, me importa un comino, esto es guerra y en la guerra se riposta con balas.
Y nunca he sido de términos medios, ni en Cuba ni aquí, como en un verso del bolero de Luis Kalaf, “Aunque me cueste la vida”.
Álexis Valdés es un producto no del descongelamiento, sino del relajamiento, “del relajo” que se formó en Miami a medida que la cantidad de “hombres nuevos” ha ido superando la de desarraigados patriotas…
A estas alturas, hablar de boicot y basura es lo mismo: no hay el mínimo poder de convocatoria para rechazar a esta gente ni la canidad de convocados que haría cambiar la balanza.
Es lo que lograron algunos que de patriotas ni la “p”, cuando, en 1994, por los concentrados en Guantánamo, aceptaron la política pies secos-pies mojados, en vez de exigir que eliminaran el Ajuste Cubano definitivamente; gente que manejó a favor de ellos el posible mercado kubanoide: aquí más votos, más música para producir y más basura para hablar…
Para que la guarachita del hijo de Santa Amalia sea “viral”, necesita un número mucho más que generoso de oyentes kubanoides nueva edición; es decir, de anti-trumpistas, que incluya la hemorragia reciente (post 1994-presente) y un buen tercio táctico de los otros, los históricos de los 60’s y los 70’s.

Deja un comentario