Los Nuevos “Conservadores” Más de lo Mismo.

Por Alberto Pédescarga (1)rez Amenper

Hay veces que hasta yo mismo me siento que no soy un conservador en esta época. 

La nueva ola de neo-conservadores, con una ideología rígida, a la cual nunca se adaptaron los clásicos conservadores hace que conservadurismo en esta era se convierta en extremismo y fundamentalismo dogmático, algo que es todo lo contrario a los que antes era un conservador 

Un conservador  se basaba en  parámetros económicos de libertad y valores tradicionales del individuo no hay una ideología conservadora con doctrinas rígidas, a pesar de lo que digan los socialistas del conservadurismo.  El ser conservador era lo que determinaba los valores sociales, la libertad de mercado, y la necesidad de un gobierno y líderes que no interfirieran en el pensamiento y conducta particular del individuo. Claro que nunca se enfrenaron a situaciones políticas como inmigración o situaciones socio-políticas cómo las que tenemos hoy. 

Pero solamente se puede aplicar el conservadurismo en esos casos sobre la base que un conservador tiene como meta el conservar los valores establecidos.  Pero nunca un conservador trata de establecer una ideología doctrinal rígida, buscar la solución por pragmatismo, no por parámetros doctrinales establecidos en un fundamentalismo dogmático.  Porque precisamente la libertad individual del conservador lo hace contrario a la rigidez doctrinal.

Ronald Reagan nunca hubiera sido aceptado por los neo-conservadores, los que en su insipiencia lo rechazaron, prefiriendo a un individuo incapacitado como Gerald Ford sobre él en las primarias de 1976.  Gracias a Dios teníamos entonces verdaderos conservadores y pudimos más tarde tener cómo presidente a Ronald Reagan, quién tuvo una presidencia, que también fue criticado por los neo-conservadores durante su administración, pero que nos dejó el legado de lo que ha sido el modelo de conservadurismo para la época moderna de esta nación.

Pero Ronald Reagan, como Adam Smith, ni Friedrich Hayek, ni ninguno de los padres del conservadurismo hubieran podido con su liberalidad de pensamiento y respeto a la libertad de los demás, haber calificado para ser conservador en los parámetros establecidos por los neo-conservadores.

Por eso tenemos que aunque realmente todavía existen los conservadores, y estos conservadores están tratando de dar su voto al que más nos puede guiar de nuevo a una administración que respete la conservación de los valores establecidos en esta nación por sus fundadores, se encuentran con que tienen entre las alternativas personas que pregonan su conservadurismo basado en dogmas doctrinales y posiciones extremistas, que nada tiene que ver con ser conservador.

Conservador se refleja en lo que dijo Adam Smith en su famosa frase sobre la libertad de movimiento de la economía

Decía Adam Smith: “No es de la benevolencia del carnicero, cervecero o panadero de donde obtendremos nuestra cena, sino de su preocupación por sus propios intereses”. Es “la mano invisible del mercado”, esto es que hace que toda la sociedad se beneficie del hecho de que los individuos busquen su propio beneficio particular sin tener un líder benefactor, y mucho menos y gobierno autoritario que los guíe.

No decía Adam Smith que había que para lograr una sociedad que beneficie a todos el tener un dictador autoritario que establezca este pensamiento.  Precisamente lo que está diciendo es que hay que dejarse de líderes, y tener un gobierno que no interfiera en la ley natural y deje que los individuos busquen su beneficio y lo encuentren según sus capacidades. Dice que su beneficio que puede ser también el beneficio de la sociedad, pero sin que nadie obligue a nadie a ser o hacer lo que diga un gobernante o líder,  sin que hubiera necesariamente la necesidad de la igualdad de conducta o pensamiento, porque hay y habrá siempre diferencia entre los seres humanos. 

La labor del gobierno es simplemente administrar la economía para los servicios de infraestructura y para defender la seguridad de la nación. La recaudación de estos fondos de los ciudadanos debe de tener los parámetros de la libertad del individuo no los que decida el gobierno atribuyéndose una autoridad que no tiene.

La labor del gobierno o un líder político no es mandar en la vida de los ciudadanos o imponer su ideología es ser un servidor de ese individuo.

El socialismo, que es la antítesis del conservadurismo, se encuentra en estos momentos en el poder, y se siente seguro de que podrá continuar su crecimiento, todo debido a que por la reacción del péndulo, nos encontramos con un neo-conservadurismo que no es más que una caricatura dogmática de parte de la derecha igual que las doctrinas socialistas de la izquierda.  La misma percepción la misma conducta, con su líder autoritario que impone su voluntad sobre los individuos y sus doctrinas inflexibles que imponen en el individuo. 

Por eso Ronald Reagan que era un conservador clásico, se hubiera acusado hoy de ser parte del establecimiento, y no hubiera sido considerado como un buen candidato, era un político y no era un ideológico rígido, sin lugar a dudas Donald Trump hubiera insultado a Ronald Reagan, y sus seguidores lo hubieran aplaudido.

Por eso, de una manera o de otra, estamos en el camino que nos lleva a más de lo mismo.

Deja un comentario