Los Pecados del Papa Francisco

Por Alberto Pérez Amenper

borgiaRespeto la opinión de los que me han criticado porque he sido irrespetuoso con el Papa Paco.

Lo siento, pero no puedo ser respetuoso con el Papa Paco cómo no hubiera podido ser respetuoso con el Papa Marrano Borgia si hubiera vivido en su tiempo.  Alejandro Borgia, con su corrupción sus queridas sus hijos libertinos hizo un chiquero del Vaticano, estoy seguro que no hubiera respetado el papado de los Borgia cómo salvando la distancia y la diferencia del tipo de conducta de ambos papas, no respeto el papado de Francisco.

Respeto lo que representa la oficina de la presidencia de los Estados Unidos, respeto lo que representa el Vaticano, pero precisamente por eso, no siento que merece  respeto la persona que denigra la posición cuando la ocupa.

No creo en profecías apocalípticas basadas en personajes contemporáneos.  Tendrá que haber un fin del mundo, pero el tiempo y la hora no creo que las podamos determinar, las profecías son buenas para vender libros pero no para ser una noticia de una realidad, son solamente la fantasía de un autor.

Pero estos libros y películas son un buen entretenimiento, por lo que he leído algunos libros de ciencia ficción que profetizan el último Papa y el fin del mundo.

Uno de los libros de profecías del último Papa que leí hace mucho tiempo, trataba de un Papa que acababa con el papado, creando una democracia popular en el Vaticano y repartiendo los tesoros entre los pobres.  Algo así como una versión del Papa combinado con Evita Perón la compatriota de Francisco.

La repartición de las riquezas no es la solución, si se reparten las riquezas,  es cuestión de tiempo en que los pobres vuelvan a la pobreza y los ricos recuperen sus riquezas creando nuevas riquezas, si le dan la oportunidad.

Si no se la dan, entonces es peor, porque no hay de donde sacar más riquezas para repartirlas.  Esto es lo que pasa en el socialismo.

Porque la cuestión es el individuo, y en todos los sistemas habrá unos que tienen más que otros, y el peor sistema para redistribuir las riquezas lo ha demostrado ser el sistema comunista, con una cúpula minúscula y una base pobre homogénea del resto de la población.

Pero Francisco usa unos espejuelos que no pueden ver eso, sólo ve los pobres de los países capitalistas, no quiere ver los pobres de los países del sistema que él propone.  El pecado de Francisco no es el mismo del pecado del Papa Alejandro Borgia, pero para su pastorado, no sé cuál  es el que dará peor resultado.

Comments are closed.