Los Políticos y la Política

marzo 10, 2016 1:28 pm0 commentsViews:

Por Alberto Perez Amenperunnamed (60)

Ahora se habla mucho negativamente de los políticos y la política, y vemos en ambos partidos que los que están a la cabeza son los que se apartan del establecimiento político.

Pero si vemos el concepto de político desde el origen de la democracia en la antigua Grecia, tenemos que admitir, que sin políticos y política, no hay libertad, y esto lo conocemos bien los cubanos.

Se está atacando el mensaje por la conducta de algunos de los mensajeros.

Aristóteles fue un filósofo griego, lógico y científico, la vida de Aristóteles parece haber influenciado su pensamiento político de diferentes maneras: su interés por la biología parece ser expresado en el naturalismo de su política; su interés en política comparada y sus simpatías por la democracia constitucional..

La palabra moderna «político» deriva del griego politikos, de, o perteneciente a la polis, el pueblo.. Aristóteles así entiende la política como una disciplina normativa o prescriptiva en lugar de una investigación puramente empírica o descriptiva.

Aristóteles  caracteriza  la política como la ciencia de mayor autoridad.

Prescribe que las otras ciencias como la ciencia militar, administración doméstica y retórica — caen bajo su autoridad.

Como gobierna las otras ciencias prácticas, sus extremos sirven como medio para su fin, que es nada menos que el bienestar humano .

Aristóteles compara con frecuencia el político a un artesano. La analogía a simple vista parece ser imprecisa, porque la política, en el sentido estricto de la ciencia legislativa, es una forma de conocimiento práctico, mientras que un arte como la arquitectura o la medicina es una forma de conocimiento productivo.

Sin embargo, la comparación es válida en la medida en que el político produce, opera, mantiene un sistema jurídico según principios universales- .

Para apreciar esta analogía es útil observar que Aristóteles explica la producción de un artefacto en términos de cuatro causas: la material, formal, eficiente y final causa por ejemplo, barro (causa material) es moldeada en forma de florero (causa formal) un alfarero (causa eficiente o en movimiento) que puede contener líquido (causa formal final).

La causa formal de la ciudad estado es su Constitución (politeia).

Aristóteles define la Constitución como “una cierta ordenación de los habitantes de la ciudad-estado”

También habla de la Constitución de una comunidad como “la forma del compuesto” y argumenta que si la comunidad es la misma en el tiempo depende de si tiene la misma Constitución.

Esto es algo en que tenemos que pensar en estos tiempos revolucionarios que estamos viviendo tanto en la izquierda cómo en la derecha.

La Constitución no es un documento escrito, sino un principio de organización inmanente, análogo al alma de un organismo.

Por lo tanto, la Constitución es también “el camino de la vida” de los ciudadanos  Aquí los ciudadanos son esa minoría de la población residente que poseen derechos políticos completos .

La existencia de la ciudad-estado también requiere una causa eficiente, es decir, su gobernante.

En la visión de Aristóteles, una comunidad de cualquier tipo puede poseer orden sólo si tiene un elemento de poder o autoridad.

Este principio rector es definido por la Constitución, que establece criterios para oficinas políticas, particularmente la oficina soberana

Sin embargo, en un nivel más profundo, debe haber una causa eficiente para explicar por qué una ciudad-estado adquiere su Constitución en el primer lugar.

Para resumir, la ciudad-estado es un compuesto hylomorfico (es decir, materia-forma) de una población particular (es decir, cuerpo de ciudadanos) en un territorio dado (causa material) y una Constitución (causa formal).

La propia Constitución se forma por el legislador y se rige por los políticos, que son como artesanos (causa eficiente), y la Constitución define el objetivo de la ciudad-estado causa final, las personas.

Él asume su propio análisis de justicia distributiva  que justicia requiere distribuir beneficios a los individuos en proporción a sus méritos.

Por lo tanto, la correcta concepción de justicia es asignación de los derechos políticos a los que hacen una contribución plena a la comunidad política, es decir, que con la virtud, así como la propiedad y la libertad

Aristóteles propone  las causas y curas de cambio político y la revolución  sus peligros y la importancia de una ciudadanía educada moralmente.

Estas teorías de Aristóteles se han adaptado a la democracia representativa desde su incepción, a través de la historia, pero vemos cambios, y los cambios son peligrosos en todos los espectros de la política.

Y tenemos que escoger, queremos la política que nos propone la historia de la democracia y representada en la historia de los Estados Unidos, o queremos que nos gobierne una persona autoritaria que pone su autoridad por delante de la Constitución y las instituciones establecidas. 

Leave a Reply


A %d blogueros les gusta esto: