MALOS ECOS DEL PASADO: MADURO SE LLEVABA A LOS CUBANS EN 1959

Por Andrés Pascual
periEl 24 de Abril de 1959, cesanteado por los Marlins de Miami de la Liga Internacional, Satchel Paige firmó con un club ¿cubano? que jugaba en Bellot, Wisconsin; el equipo, conocido como los Estrellas Cubanos de La Habana o los Gigantes Cubanos, pudieron adquirir al monticulista sepia, porque, según dijo, “necesitaba llevar algúnos dólares al hogar y mantenerse en forma si algún equipo de Grandes Ligas o de Triple A reclamaba sus servicios”.
Después de reunirse durante tres horas en Nueva York con el tirano Castro EL 23 DE ABRIL DE 1959, Bobby Maduro le dijo a la UPI que “los Cubans se mantendrían en la capital cubana”, que “tenía el consentimiento y el apoyo del Doctor”.
La decisión de cambiar la franquicia a Jersey City, pensada y discutida con los dirigentes de la Internacional y de las Ligas Menores desde mediados de 1958, estaba plenamente garantizada por el propietario del club.
El magnate declaró que no solo había confeccionado con Castro un plan para mantener a los Cañeros en aguas territoriales criollas, sino la perspectiva de solicitar un equipo para La Habana si se aprobaba una 3era liga, como estuvo en gestiones. El tercer circuito mayor no se aprobó, porque la acción conjunta de las ligas Nacional y Americana lo impidió.
Ese sueño y no otro dio origen al eslogan “UN PASO MÁS Y LLEGAMOS”, que nada tuvo que ver con la posibilidad de incluir a la capital cubana en alguna de las ampliaciones de las Grandes Ligas durante los 60’s, como se le ha hecho creer a tanta gente.
A fin de cuentas, los Cubans estaban completamente quebrados económicamente, la gerencia no tenía cómo mantenerlo en Triple A y la tiranía nunca tuvo la mínima intención de mantener al beisbol en plano preferencial deportivo en el país.
El tan repetido eslogan ha sido la demostración hipotética de desconocedores, de una fuerza que existió como el beisbol cubano, pero no de la forma como sugieren ciertos indicadores fraudulentos: LA FRANQUICIA DE QUE HABLAN NUNCA FUE SOLICITADA, NUNCA ESTUVO EN PLANES, ES SINO UN FANTASMA QUE BAILA ENCIMA DE MENTES CALENTURIENTAS TODAVÍA.
Maduro también dijo que se formaría un Consejo Operativo en La Habana, que aseguraría los ingresos necesarios para mantener a los Sugar Kings en la liga, pero no dijo cómo ni con quiénes.
Según el propietario “siquitrillado” (término inventado por Medrano), el Primer Ministro estuvo satisfecho y él muy entusiasmado.
Como aseguró, viajó a Nueva York temprano en la mañana para entrevistarse con Castro y contarle el estado de las cosas en el beisbol de Triple A, antes había informado que proseguiría las negociaciones para el traslado a New Jersey de la franquicia, esa tarde regresó a La Habana.
Los Cubans siempre estuvieron seriamente afectados en lo financiero, en aquella reunión, Maduro le declaró a Castro que había perdido 133,000 dólares en los últimos 5 años.
Como parte de la farsa introductoria estuvo el juego al “buen y preocupado gobernante”, entonces Castro le dijo que haría todo lo posible por mantener a los Cubans en la capital.
Cuando salió de la entrevista con Castro, Maduro le entregó una nota a los periodistas que decía: “Se formará en La Habana un Patronato de beisbol, la labor del J’ del Patronato será la de obtener para el club los ingresos a fin de contratar buenos jugadores y confeccionar un equipo interesante”.
Maduro no le contestó a un periodista del Daily Telegraph cómo funcionaría ese patronato, su respuesta, lacónica, “estoy apurado, creo que he dicho bastante.”
Ese año ganaron la Liga y la Pequeña Serie Mundial los Havana Sugar Kings, si nada hubiera sucedido políticamente en el país, los Cubans hubieran concluido últimos en la Liga en 1960, porque el magnate le vendió al Cincinnatti los contratos de Cárdenas y del Haitiano Gonzáles antes del traslado a Jersey City.
A fin de cuentas, si nada hubierta sucedido, hubiera enviado al club a New Jersey de cualquier forma, ¿Qué razón obliga a pensar diferente, si acompañó a La Habana a Bernardo Benes en 1977 y 1978 para “abrir el diálogo” entre la tiranía y el llamado grupo de los 75 en 1978?

Comments are closed.