" />
Published On: Sab, Dic 14th, 2013

MANDELA FUE UN HOMBRE CLARO Y UN LIBRO ABIERTO

Por Andrés Pascual

mandelahozyelmartilloNingún punto de vista que tenga sobre Mandela está influido por su raza, sino por su postura controversial e hipócrita, sin embargo, más de medio mundo que lo llora hoy son tres veces más camajanes que este tipo.

He leído cada lamentos “hispanos” sobre este hombre que pa’qué… a los latinoamericanos ¿Cómo se refleja en sus problemas “la epopeya del líder terrorista” que murió ayer? Porque, si el jefe del CNA influyó o tuvo como objetivo “la lucha por la democracia de ellos”, incluso de los negros del subcontinente, perdón, pero no lo encuentro ni en entrelíneas…

El caso Mandela es raro, porque logró sacar a la minoría blanca racista surafricana del poder politico con todo el mundo apoyándolo, sin embargo, como que mantienen el poder económico, razón por la que ese país no se convirtió completamente en otra aldea contra toda ley humana y divina, están mejor que nunca.

Es decir, el hombre no le dio el gusto a nadie de aplicarle la solución Haiti a los blancos, país donde no quedo uno vivo ni un árbol en pie, claro, tal vez no haya sido por “buen hombre o Siervo de Dios”, que nadie lo ha oído referirse ni a las deidades africanas, sino porque el descalabro del mundo comunista estaba en proceso y no hubiera tenido ninguna protección… a pesar de los “yanquis malos”.

También debe haber mirado al interior del continente, donde el poder de todos los países, de forma absoluta, está en manos de negros y el modo de vida es de edad de piedra con esclavismo, con guerras intestinas de centenares de miles de muertos con justificaciones como el diamante o la lucha inter-facciones tribálicas por el poder.

Sin pena, en ningún país que haya mayoría negra existen avances sociales ni económicos, mucho menos politicos y ese fue el único logro de Mandela: “dejen al blanco vivo, con lo que tiene y que siga haciendo con la economía lo que nosotros no hemos podido hacer en siglos ni queremos ni tenemos voluntad para…”; el mundo que lo puso quería a ese Mandela, no a un Toussaint de nuevo tipo y jugó la partida con ventaja.

Mandela tuvo la suficiente picardía como para comportarse de la forma que quisieron sus “sponsors”, lo mismo comunistas durante 30 años que capitalistas hasta que se hizo presidente, por eso pudo concluir su lucha, porque bloquearon a Suráfrica de verdad, no como el jueguito de niños con que se ha querido engañar al mundo contra el castrismo.

Pero dentro de Sudafrica, incluso del propio CNA, ni intentó arreglar el desastre de la lucha por el poder que cada día hace recular más a la población pobre y sin beneficios, al extremo de que se puede cuestionar ¿Cuál fue el objetivo, además de eliminar el bantustam? porque, socialmente, lo que ha sucedido es que son los “negros del power” los que viven a cuenta de sus semejantes muertos de hambre, a través del abuso indiscriminado contra ellos mismos, encabezados por los “nuevos” líderes de la organización terrorista Consejo Nacional Africano, caterva de corruptos “vive bien”:

http://comunicadorhispano.com/profiles/blogs/qu-queda-en-surafrica-…

Aparentemente, después de inaugurar la presidencia de la nueva era en su país, decidió que “su compromiso con Suráfrica había terminado”, como dijo e hizo Máximo Gómez cuando le pidieron que optara por la primera magistratura en Cuba luego de la guerra, que lo intimidó más que un “escuadrón de acorazados, porque un tercio táctico politico alrededor de una mesa puede más que “un batallón español…”.

Pero Mandela no se retiró, no pasó a reposo como Truman o George Washington, sino se dedicó a vivir como el personaje que crearon por encima de lo que hizo y abrazó un raro “jet set” a su medida, de protagonismo sin anillos politicos, dependiente de la bohemia europea y norteamericana, que lo convirtieron en una figura comercial como a cualquier vulgar artista, como a su socio de ideas Che Guevara, entonces, desde Alí al último artista pop, empezó el mundo a “disfrutar” la foto del ex lider a pupilo en revistas de aristocracia europea incluso.

Su estrecha hermandad con todos los criminales comunistas del mundo, especialmente con Castro, le creó animadversion ante el cubano luchador por su libertad contra una tiranía de apartheid, en nada diferente a la que combatió con el mundo a su lado.

La actitud de Mandela con el castrismo y su ningún compromiso de apoyo a la lucha del pueblo cubano fue sino el referendo necesario para colocarlo en el mismo frente que a la tiranía antillana, un tipo completamente comprometido con lo peor como ideología para la humanidad. Ni más ni menos.

El caso Mandela llegó tan lejos por su influencia y respaldo que Winnie, su ex esposa, le fue infiel con más de 500 jóvenes miembros del CNA y los mandó a asesinar después; tal vez para no destapar ollas pestilentes, el asunto se resolvió “como buenos asesinos y delincuentes” sin participación blanca legal y “aquí no pasó nada”.

La epopeya cubana, rota tanto como inconclusa, porque la intervención del movimiento que puso a Mandela en Suráfrica se apoderó del halito nacional a través del apoyo a gente traidora, mercenaria y anticubana, trasvestidos en oposición pacífica, política que no le exigieron al CNA y dudo mucho que hubieran logrado el éxito si la hubieran practicado, no solo muestra una cantidad más que generosa de sangre patriótica derramada, sino más de 100,000 cubanos con tantos años de cárcel cumplidos como este hombre, a fin de cuentas, gancho para inspirar lástima más que compromiso y nadie lo sabe ni los considera ni los apoya, porque los mecanismos antisociales que mueven al mundo se han encargado de bloquear esa proyección para mantener en Cuba el desgobierrno criminal que la somete por más de medio siglo.

Esta gente indigna, incluyo al partido demócrata americano y a la Europa socialista, se han encargado de vender al luchador cubano según la propaganda castrocomunista, como “un fiel aliado del imperialismo yanqui” para granjearles el odio y separarlos de cualquier espacio en que prevalezca el concepto de defensa de intereses como derechos humanos y soberanía, al unico pueblo que realmente representa el renglón, con heroes auténticos más grandes y con más “valor icónico desconocido” por imposición que Nelson Mandela.

Para el doliente hispano, incluso cubano, que ha ido tan lejos a “derramar” sus lágrimas ¿Qué lucha por sus intereses es la que cuenta? Porque el único peligro que acecha a estos que hoy lloran a Mandela como “el hombre que…” por esta parte del mundo, es el que representó y apoyó el individuo que murió ayer, o ¿Acaso conoce alguien que este tipo haya condenado alguna vez al comunismo? Por favor, yo quisiera que alguno de estos “conmovidos” me dijera si escucharon alguna vez el nombre Mario Chanes de Armas o el de Alberto Grau o el de angel de Fana o el de Roberto Martín Pérez o el de Eusebio Peñalver… a fin de cuentas, si la cosa es de piezas museicas para galerías llenas de mierda política, ese CNA solo puede llevar un cuadro, porque no hay otro de sus soldado ni con 5 años cumplidos en prisión.

El hispano que llore a Mandela es comunista, antiamericano y por eso siente esa “enorme pérdida” y hará lo mismo cuando digan que el asesino de Birán murió, a veces pudiera no percatarse de que lo es, pero lo delata ese sentimiento afectivo por un hombre que no hizo nada ni por la libertad ni por la democracia del mundo, yo diría que todo lo contrario…

Una vez, estando yo preso, el Granma informó que le habían dado candela a la casa de Winnie en Suráfrica, de inmediato, la tiranía preparó un paquete de “un día de haber nacional” para construirle una nueva y le quitó el pago de una jornada completa a todo el mundo; por supuesto, el 80 % gustosos de entregarlo para contribuir a reparar la “pérfida, despiadada y abusadora agresión del regimen del apartheid”. El caso fue que la propia puta había ordenado el sabotaje para arrancarle la cabeza a un par de muchachos que le estorbaban ¿Cuántos lo saben o lo recuerdan?

Mandela no desperdició cartuchos nunca después que salió de prisiión, no solo entendió que debía recuperar los años que había perdido “a lo grande”, sino que, cuando murió Samora Machel en accidente de aviación, no perdió tiempo y tumbó a la viuda para que lo consolara de los largos años de tarros de Winnie.

Sin dudas este tipo fue honesto, especie de libro abierto, nunca traicionó su ideología comunista ni a sus socios, aunque negara con esto el castillo de mierda que le han construido sobre cosas que le eran muy ajenas, como lucha por la libertad y la democracia del mundo.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>