" />
Published On: Lun, Dic 16th, 2013

Mara Tamara, mi tocayo y yo

__el_grito___de_dross_by_kotani2010d461o3cMi amiga mexicana, Mara Tamara, y yo quedamos norteados  cuando un entrañable colega me dijo: Tu proyecto no irá a ninguna parte con esa tropa que tienes. Y para ello,  me recuerda  que “Los periodistas deben criticar, pero no azotar a nadie”, según una sentencia de Luis Herrero.

Aunque hace mucho deje mis ínfulas de intelectualoide  trasnochado , común en este  gremio,   supongo que mi  tocayo hizo referencia al controversial periodista español   que no es precisamente  un angelito. El Herrero que conozco, es un “gaito” que habla sin pelos en la lengua, es capaz de aventarle una botella de agua a un invitado a su programa de radio y es,  como todos  nosotros, uno más de ese mundo al que su paisano,  Francisco Umbral,   definió  como el empleado o aficionado al arte  ¨que  mantiene a los ciudadanos avisados, a las putas advertidas y al gobierno inquieto”

La Crónica USA , es eso y es mucho más . Mi tocayo no se equivoca cuando me dice que estoy lleno de colaboradores extremistas y resentidos  que son el reverso de esa moneda al que todos llamamos castrismo y como referente me recuerda que hay opciones como la nueva blogosfera cubana  y mi entrañable blog de Alejo3399  que son “ejemplos paradigmáticos de la buena redacción” y la crítica fina, olorosa y llena de guantes blancos y de seda.

El desacuerdo estriba en la circunstancia geográfica, creo yo. Lo que sucede en esta parte del mundo-que  no comulga con el estilo sugerido-, es el sentido eufemístico que queremos darle a las cosas y siento que en el fondo, esa blogosfera de la que me hablan y esos  disidentes cibernéticos  dentro de Cuba, como la ya estrella de cine. Yoanis Sánchez, se cuidan mucho de decirle materia fecal a la  mierda , flatulencia a los pedos,  pareja sustituta a quien te pone los cuernos y orientación sexual diferente  de diversidad, a los putos reputos  y todo….,  digamos,  con la única protección ¿instintiva? de  evitar la confrontación directa con el rio revuelto.

Yo lo veo , y tal vez sea por estar permeado del lugar donde resido, como un disfraz  de contención  a las enormes ansias de gritar PINGA (verga) ::: YA BASTA DE MENTIRNOS . Sin embargo, cuando se disfraza el miedo, recurrimos al metalenguaje o sencillamente a la doble cara, una real y la otra de cemento. Pero es como yo lo veo y cualquier opinión diferente la acepto,  la entiendo y la respeto.

Mis colegas de La Crónica USA no pasaron, salvo dos o tres excepciones, por una facultad de periodismo. Pero  escriben, denuncian y  se desquitan a calzón quitado como se les pega la real gana.  Y de alguna manera le dicen al mundo que  se conecta con nosotros, que  no todos seguimos las mismas corrientes y que disentir, criticar ferozmente o sencillamente maldecir a quienes nos sembraron el odio, en una isla con la maldita circunstancia del agua por todas  partes, es perfectamente lícito. Y es que  allá nacimos y crecimos en medio del miedo y las cortapisas,  sin conocer lo que significa LIBERTAD DE EXPRESION.  Tanto es asi que salimos a esos paraísos neutrales y aun seguimos con el doble lenguaje fino y exquisito a manera de dulce melodía para las peludas orejas del Comité central del Partido y la Dirección General de Contrainteligencia cubanas .

Le decía a mi tocayo, con quien compartí honores  laborales en la siniestra pero educativa Agencia de Información Nacional (AIN) de Cuba,  que  me gustaría que buenas plumas se me unieran pero por  experiencia,  estos egos literarios-periodísticos y epistemólogos  suelen ser entidades libres como los átomos errantes  que jamás se agremian  y menos si  su nombre se les vincula a círculos desafectos de La Habana. Porque ir a la Habana con un puñado de dólares y olor a otro país, y todo gracias porque te  piraste (te fuiste)  es tan pero tan  atractivo tanto para sus gobernantes como  para cualquier puta o mariconazo al que desees  medirle el aceite.

Finalmente nuestra discusión como siempre termina en los buenos deseos de un colega  que siempre fue discípulo aventajado del pragmatismo  mientras los demás de la tropa  irradiábamos esperanzas, escepticismo o en el peor de los  casos  frustración.

Cuando le conté a Mara Tamara, mi más cercana colaboradora en este proyecto,  me dijo:

-Yo estoy de acuerdo con tu tocayo. La Cronica USA , a veces (sólo a veces) me da pena. Me crea una pequeña convulsión de conciencia. Porque estaría de acuerdo con él. Y eso implica muchas realidades. Ikram Antaki dijo alguna vez en una entrevista: “Hoy la moda es simpatizar con el inepto, transigir con el incapaz, y apiadarnos del inútil. Antes, el idiota se le llamaba ‘idiota’. Hoy es ‘inteligente emocional’. Vamos a acabar privilegiando la inteligencia emocional, en aras de no poder demostrar que no somos idiotas.”

Mara Tamara es como yo. Comprende y le da la razón a mi tocayo pero a  estas alturas del siglo XXI  si somos  idiotas o no, ya es cosa que no nos  preocupa.  Fuimos periodistas  en nuestros respectivos países con mediano o alto reconocimiento y hoy  más oxidados no podemos estar.  Así que Prensamérica es, para mi  caso, esa bendita masturbación mental que alguna vez pensó ser un buen palo, sexualmente hablando

Más bien  mi tristeza se basa en que  jamás un cambio, ni político, ni de mentalidad, se ha dado con el lenguaje complaciente o recargado de intelectualidad. Las masas, como las ideologías, cambian radicalmente  si se sacude fuerte el árbol. Solo así es que lo podrido cae a tierra,  tal y como dijo también un Apóstol muy cercano a los que comemos arroz con frijoles, pan con croqueta y nos creemos que siempre tenemos la razón mientras hablamos con las manos  sin que nos pueda callar.

Por esta razón, La Crónica USA  molesta más… quien sabe.  Tal vez  por eso muchos la ven  como un estercolero de resentidos con alguna que otra falta de ortografía y concordancia…Pero, a fin de cuentas,  es y está viva y al menos, como ese pasaje del libro ficticio de El Quijote…. nos están ladrando, asi que señal es de que cabalgamos.

No se tu qué piensas tu mi querida Mara. A veces, y como todos te acusan,  eres mamona y fresa. Es muy posible que tengas otra opinión

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>