MARCOS RUBIO DEBÍA PERDER LA FLORIDA, NO DEFIENDE INTERESES DE LA MAYORÍA ESTATAL

 

rubio cruz trump

Por María Argelia Vizcaíno

www.mariaargeliavizcaino.com

11 de marzo de 2016

En Estados Unidos el estado de la Florida es el de mayor porcentaje de residentes mayores de 65 años, con el 17,3 %, mientras que la media nacional es del 13 % (según los datos del censo de 2010). Marco Rubio que ha sido nuestro senador en Washington desde que en el 2010 obtuvo el escaño, que se supone que debía trabajar por esa gran cantidad de sus residentes que son los más afectados por la administración de Obama, pretende perjudicarlos más.

En el debate de los precandidatos a la presidencia por el Partido Republicano celebrado en la Universidad de Miami el 10 de marzo de 2016 y transmitido por CNN, donde participaron Donald Trump, Ted Cruz, John Kasich y Marco Rubio, este último  hizo un planteamiento que va en contra de los intereses de la mayoría de los residentes de su estado.

No sólo enfatizó que la solución de la Seguridad Social es aumentar la edad del retiro, poniendo como ejemplo que los trabajadores que tienen ahora su misma edad, se jubilarían a los 68 años, sino irla incrementando, así a sus hijos les tocará a los 70 años, porque para él “si no la cambiamos para el futuro, tendremos una crisis de deuda.” La idea no es nueva ni, él la inventó, ya lo había dicho antes el gobernador de New Jersey quien también aspiró a la candidatura presidencial, Chris Cristie, un “Rino” Republican In Name Only (republicano solo de nombre) y otros demócratas. De los demócratas no me extraña porque ellos se han caracterizado por ser los más abusivos con los de la tercera edad y los incapacitados, desde el gobierno de Bill Clinton y ahora Barack H. Obama, pero de alguien que se dice ser un republicano conservador, me llena de decepción.

Donald Trump en cambio, declaró que para él la solución no es incrementar la edad del retiro, sino acabar con el despilfarro gubernamental, por lo que hará todo lo posible para hacer más rico a este país sin tocar la Seguridad Social (SS).  Cuando el panelista de CNN argumentó que una agencia independiente había encontrado que el despilfarro solo ahorra un poco el gasto de la Seguridad Social, Donald Trump insistió que si recortamos la ayuda que damos al mundo sirviéndole de policía, ese dinero queda para los ciudadanos americanos, “vamos a ahorrar una fortuna”.

Ted Cruz también aumentará la edad de jubilación para los más jóvenes, y John Kasich, dijo tener otro plan para no incrementarla, pero no me quedó muy claro si era que se jubilarían ganando mucho menos, porque eso es lo que ya ha hecho el presidente Obama para cuando mis hijos se jubilen, ya que está descontándole más impuestos en el cheque de su salario, para su seguro de salud y menos para el SS.

Rubio contestó que los números de Trump no son reales, pero el magnate volvió a insistir que como él no le debe favores a nadie, porque él financia su propia campaña, él puede cambiar los números, por ejemplo no aceptar a compañías farmacéuticas que nos vendan a las fuerzas armadas productos que no utilizamos.

Yo sugiero otra alternativa que nos daría muchísimo más dinero para el SS: quiten los retiros múltiples de todos los políticos, que su jubilación sea igual a la mayoría de los residentes de esta gran nación basado en lo que aportan a su seguridad social, eso sólo sería posible si fuera incluido en la boleta electoral, porque jamás un político se atrevería ni a plantearlo. El país se ahorraría trillones de inmediato, empezando por las jubilaciones de alcaldes, gobernadores, congresistas y senadores estatales, etc., por algo tantos millones quieren ser los “representantes del pueblo”.

Debe ser muy cómodo el trabajo de político cuando ellos son los que proponen incrementar la edad del retiro, pero los que tenemos la obligación de laborar de verdad, que ponemos el despertador diariamente para levantarnos y salir de la casa como mínimo por 9 horas durante 50 años, haciendo labores que desgastan física y mentalmente, no pensamos lo mismo. Por algo hay tantos políticos ancianos decrépitos.

En todas partes del mundo la edad de jubilación es menor que en Estados Unidos que es el país más avanzado, y todavía Marcos Rubio y unos cuantos, todos políticos muy robustos, jóvenes y sanos quieren subirla, argumentando que el promedio de vida de los americanos es más alto, pero sin darse cuenta la calidad que tiene esa vida, que por algo en la Florida somos los que más aportamos a la economía de la longevidad (“Longevity Economy”) porque la mayoría de los empleos que existen se deben directa o indirectamente a  la cantidad de jubilados que vienen a este estado.

Subir la edad de los retirados es bastante negativo, porque además de tener a los viejos trabajando más de la cuenta cuando sus facultades físicas y mentales no son las más óptimas para rendir (sin contar el abuso con una persona en edad de estar descansando, por haber trabajado más años de la cuenta), esos viejos le están quitando los empleos a los más jóvenes, incluso los que trabajan unas pocas horas, por eso en parte los estudiantes universitarios no consiguen empleos medio tiempo. Si a los retirados se les quitaran la obligatoriedad de pagar excesivos impuestos sobre su propiedad para darla a escuelas que desde hace décadas no usan ni sus hijos, si tuvieran que pagar menos por el médico, ninguno tuviera que salir a trabajar medio tiempo después, sino que lo harían voluntariamente los que necesitan entretenerse como era antes del desastre del sistema médico (Medicare) y todo el incremento del burocratismo gubernamental.

A Marco (y a todos los que quieren subir la edad del retiro laboral) debía preocuparle más por qué los jubilados, los incapacitados y veteranos tenemos cada vez menos cobertura médica, ya sea porque estamos pagando más por medicamentos, o que el seguro médico (Medicare afiliado o no) no quiere pagar por las medicinas que nos receta nuestro doctor ni por los exámenes de investigación (como un MRI). Pero al parecer muy alejado está Marco del daño que nos ha ocasionado la Ley para la Protección de Pacientes y Cuidados de la Salud Asequibles (The Patient Protection and Affordable Care) llamado ObamaCaro porque de asequible tiene muy poco, que solo ha beneficiado a 20 millones de ciudadanos que no tenían seguro siendo una pequeña minoría, perjudicando a casi 300 millones (de una población en el 2014 de 318,900 millones).

Solo faltan unos pocos días para el 15 de marzo donde se llevará a efecto la elección denominada  “Supermartes No. 3” que están en juego estados claves como Ohio y Florida que el ganador podría obtener todos los delegados, disputándose más de 350 de los mismos. Si Rubio pierde su estado natal, no solo se debe despedir de su campaña sino que sería bochornoso, porque sería el único de los “incubentes” que perdería su propio estado.

Viendo que Marco no sabe defender ni siquiera a la mayoría de sus residentes adultos, pienso que no merece ganar el estado. Sólo lamento haber creído en él como una alternativa para llevar a la Casa Blanca un  sistema más democrático por el bien de la mayoría de los residentes de esta gran nación, ya que los demócratas se han dado gusto abusando de su poder, especialmente en contra de los envejecientes y los discapacitados castigando a la clase media y premiando a los que no trabajan. Ya todos deben saber que Obama ha sido el único presidente que no ha dado el aumento de ajuste de costo de vida (COLA, siglas en inglés) a los beneficiarios de Seguro Social y de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, siglas en inglés) por tres años, siendo el que menos por ciento ha subido las pocas veces que lo ha hecho. La excusa es que no ha tenido inflación, cuando todos estamos pagando más por nuestros productos básicos, sin contar las medicinas, cuando menos hemos ganado.

Aclaro, como conservadora que soy, que no pretendo que el gobierno me mantenga, pero tampoco quiero que se aproveche de mí para que sus empleados y los vagos malgasten lo que a mí me quitan, por eso no me gusta la política del Partido Demócrata que todo lo resuelve poniendo impuestos. Porque entiendo como decía Ronald Reagan (el mejor presidente que ha tenido esta gran nación): “La primera obligación del Gobierno es proteger a la gente, no dirigir sus vidas“. Y con esa propuesta siento que Marco Rubio nos está desprotegiendo cuando hay otras mejores alternativas. Lamento no coincidir con algunos republicanos, pero si lo son de corazón sabrán entender que vivir en democracia me da ese derecho a expresar mi criterio, pues sólo estoy pensando en lo que creo mejor para mi país, el de mis hijos y nietos.

Me parece mentira que el precandidato Donald Trump, tan vilipendiado por la prensa izquierdista que saca de contexto sus declaraciones y pregona verdades a medias y hasta rechazado por la base de su propio partido, que está catalogado de bravucón, fanfarrón y no presidenciable, que utiliza términos que para mí son inaceptables (especialmente los despectivos contra las mujeres como Carly Fiorina y Megyn Kelly) haya tenido una mejor solución que Marco Rubio para arreglar el desastre de la seguridad social, sin haber vivido cheque a cheque nunca, como pregona Marco que él ha vivido, ni tener a su lado padres y abuelos que han tenido que sobrevivir con una jubilación.

Espero que Marco Rubio rectifique sobre este punto y que no siga halando por la parte más débil de la soga, mejorando en un futuro su postura, como ha hecho Trump con sus pobres conceptos en política exterior, porque de seguir en el mundo de la política, mucho daño seguirá haciendo al no ponerse en los zapatos de los envejecientes.

Es que ni los pájaros se defecan en su nido, como Marco Rubio lo ha hecho. Por eso, y otras cositas más, que hacen los que son considerados “políticamente correctos”, siento que no merece ganar la Florida mucho menos la presidencia de la nación más poderosa del mundo. Es deber de un presidente gobernar para la mayoría de su pueblo, y si no puede actuar en beneficio de la mayoría en su estado, jubilados o en camino al retiro, ¿qué podemos esperar para la nación?

Deja un comentario