" />
Published On: Jue, Ene 2nd, 2014

MAS ALLÁ DE LA CONSIGNA (Capítulo 2)

Por Andrés Alburquerque

cuban-flag-old-tileEn el capítulo anterior trataba de plantear con el máximo candor las dos opciones que veía en el futuro de Cuba a la hora de conducir la nación hacia la actualidad.

Es importante que el lector sepa que este análisis no pretende dar una receta de cómo llegar a un sitio u otro, sino esbozar el dilema de que hacer una vez emergidos del túnel y claro que para salir de dicho túnel es necesaria también una estrategia, pero ese no es mi objetivo ahora.

Se trata de ponernos ante la hipótesis de incluso habiendo logrado colocar al país en un marco jurídico apropiado que garantice la libre y fructífera circulación de capitales y talentos, así como la soberana formulación de plataformas político- filosóficas que redunden en la oficialización de cuantos partidos sean necesarios que sendero eligiríamos hacia la normalidad: uno en dos etapas consistente en llegar a donde están los demás países ahora y luego proseguir junto a ellos hacia un estadio superior que de hecho ya se impone o catapultar la isla de un solo tirón hacia el siglo XXI?

¿Queremos los cubanos optar por establecer el cacareado (pero siempre mejor que el surrealismo que sufren hoy día) sistema democrático, que de democracia cada vez tiene menos, y se basa en la manipulación de las masas en función de los intereses de una élite ? o… ¿ queremos aspirar a situaciones mas deseables con mayor participación popular y peso de la opinión de la sociedad civil en las políticas del estado?

Se habla mucho de regresar a la Constitución del 1940, que en su momento fue la más revolucionaria del continente, pero…¿podrá un cuerpo de leyes creado en la primera mitad del siglo XX responder a las necesidades de una economía globalizada (para bien o para mal)?¿ Será beneficioso para las fuerzas productivas de una Cuba libre disfrutar del pesante tutelaje que las leyes laborales necesarias en el capitalismo industrial impondrían en un capitalismo post industrial basado en servicios y finanzas? ¿Podrá un pueblo desgastado, desmoralizado y amordazado por casi 60 anos albergar un mínimo de entusiasmo para volver a experimentar o preferiría la certeza de lo malo conocido que es en ultima instancia mil veces mejor que el Castro-comunismo actual?.

En favor de la transformación a dos marchas esta la posibilidad de regresar al estado jurídico del 1952 (antes del 10 de marzo) y a partir de ahí realizar los cambios que resulten pertinentes; si bien quedan pocos cubanos que hayan sobrevivido todos estos anos al menos existen algunas referencias históricas que podría ser útiles para plantear la ruta. Por otro lado a favor del cambio de un solo golpe esta la enorme fractura que ha creado el régimen totalitario en las ultimas décadas y, paradojicamente, la falta de referencias cercanas que pudiera muy bien redundar en la creación de un modelo político ad hoc extraído de la simbiosis de exilio, cárcel, tortura físico-mental y nostalgia. A falta de ejemplos cercanos los cubanos podrían, ojala, otear hacia latitudes mas remotas en busca de la necesaria contemporaneidad.

La historia de Cuba se me antoja como esta dama semidesnuda que corre tras un tren y llega siempre con retraso a las estaciones:  cuando logra finalmente abordarlo, descubre que se trata del tren equivocado y que los pasajeros que ella debía acompañar han cambiado de carroza, así hasta la próxima estación donde ocurre de nuevo el mismo episodio. Fuimos el ultimo país en liberarse de la colonia española, no obstante y a pesar de no pocas aberraciones y errores de DNA nos las agenciamos para construir una semi nación con riqueza y una cierta opulencia; en busca del estadio siguiente emprendimos un atajo que nos condujo al precipicio del que aun no logramos salir.

La disyuntiva de hacia donde proyectarnos no debe tomar el lugar de la urgencia que reviste cambiar el estado de cosas actual; después de todo no puede haber proyección sin haber logrado la libertad, pero no podemos subestimar la significación de contar con una hoja de ruta detallada e integral desde ya.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>