" />
Published On: Vie, Mar 28th, 2014

Mass Media de Miami: La legitimación del Hombre Nuevo Castrista

Por Carlos Carballido

juan almeidaPara el caso cubano, los medios de Miami, o radicados en ellos como Radio Martí,   son cada vez mas complacientes, engañosos y útiles a las indicaciones que desde La Habana  llegan a esta ciudad para preparar el camino en la Nueva Cuba  pos Castro, pero que en su esencia seguirá igual de Castrista a menos que  ocurra algo que,  como en  Venezuela, cambie el sentido de las cosas.

Las redacciones, productores y dueños de estos medios están haciendo la tarea y de muy buena factura (en comunicación se llama sub-luminarmente) : Modificar la percepción del problema cubano  en una mayoría  que ha llegado a estas tierras motivados por lo económico y para nada huyendo de la ferocidad castrocomunista que desde 1959 se ancló en aquella isla.

¿Y por qué lo  afirmo?,  porque como lo afirma el colega Andrés Pascual: Existe un público aquí que en su fuero interno o externo responde a ese interés del Hombre Nuevo que la Revolución Cubana ayudó a cimentar a través de varias décadas y que extraña, con marcada nostalgia, a sus músicos con quienes bailaban en las Tribunas Abiertas Revolucionarias, o a los ¿humoristas? que veían en anquilosados programas de la TV Cubana.

Todo cubano que haya pasado a EE UU por una frontera  terrestre, aérea o marítima y al cabo de un año y un día regresa a Cuba, sencillamente ha mentido a las autoridades migratorias estadounidenses. Olvídense si es humano o no ver a sus pares o amigos, sencillamente mintieron porque la clave para ser admitidos aquí se repite como Padre Nuestro: NO ME DEVUELVAN A CUBA ..PLIS. ME METERÁN PRESO. SOY PERSEGUIDO POLÍTICO. (Ver requisitos de admisión por frontera)

Y esas son las respuestas que se le dan al oficial migratorio cuando te lee el cuestionario de admisión. Si no dices este decálogo y se te ocurre decir que viniste por problemas económicos sencillamente vas para atrás por donde mismo viniste. Y ¿por qué?… Porque técnicamente la ley de Ajuste cubano NO existe.  Solo tiene efecto pasado un año y 24 horas.  Mientras,  todo cubano tiene que abrir un proceso de ASILO POLÍTICO donde las únicas condiciones son la persecución por ideas, raza o religión. Jamas la economía y mucho menos el reencuentro familiar hacia la isla.

Y he acá el engaño, la gran estafa  simple y sin tanto tecnicismo que ni este gobierno ( de aplicarse la ley estadounidense se aplicaría el delito de mentir a un oficial federal) , ni este congreso ni estas organizaciones del exilio quiere ver y que ha permitido que los gusanos, apátridas, traidores ( así nos llamaron )  que tuvimos que coger nuestras maletas para subirnos en una balsa o desandar mas de 5000 mil kilómetros por obligación obligada y requetecontraobligada , hoy estemos en Miami con el mismo sentimiento de irrespeto y vulgaridad.

Están llegando a EE UU en masa, en hordas incontrolables. No importa si eres el hijo del General  Abelardo Colomé Ibarra, Ramiro Valdés o el sobrino político de Raúl Castro.  Llegan a frontera, mienten como todos  o en el mejor de los casos ingresan con pasaporte español y gozando de la cuenta que papa les abrió en la madre patria, Chile o Panamá. Muchos ni asistencia social al emigrado usan porque o les hacen falta. Usan el más bajo perfil que se pueda tener y de la noche a la mañana son dueños o accionistas de empresas internacionales. Y el Embargo y la Helms Burton… Bien Gracias.

Y es en este mismo punto cuando los medios de Miami o adscritos a Univisión,  pasan a desempeñar su papel y  a proteger este tipo  de actuación cuando  se invitan a personajes que apoyan – justifican este asunto.

A solo horas de escribir este artículo,  dio asco la intervención de Juan Juan Almeida ( por su apellido lo conoceréis)  en el canal 22 cuando dijo que estos chicos están buscando el espacio que allá no encuentran. Que tienen bajo perfil y que los conoce a todos. Que no se puede juzgar por los errores de sus padres y que no puede dar nombres por ética. ¿Ética la tuvieron ellos cuando se burlaron así de nosotros?

Bien. Pero… salieron con permiso de papa y nunca se les reviraron. Llegaron acá y ¿¿¿que dijeron al oficial migratorio???.  En los espacios televisivos y radiales , que ya son más bien sucursales de La Plaza de la Revolución castrista, no he visto a ningún productor o Conductor que haya hecho la pregunta incómoda que permita al auditorio esclarecer este tópico. Y no creo que la hagan porque a la larga es lo que se quiere: legitimar este proceso de sepultura del exilio histórico, dolido y verdaderamente político.

Si allá fuimos parias, hoy en  Miami lo estamos siendo igual. O aceptamos que hay que dialogar o regresar a Cuba a llevar nuestros dólares o sencillamente morimos en el silencio de la libre expresión, marginado y tildado de dinosaurios.

La televisión, radio oficial y periódicos miameros, más conocido como La República Bananera de Castro  no dan espacio y en los medios alternativos que cada uno de nosotros se procura  a sangre fuego y dinero de nuestros bolsillos, los niveles de ataque son casi inaguantables.

El Hombre Nuevo de Castro llegó para quedarse. Andrés Pascual al final termina tapándome la boca o sepultando cualquier ápice de esperanza  que me queda.  “El exilio se acabo Carlitos. Desde antes de la Comunidad  ya venía esto caminando. Y hay una pila de comemierdas que no lo entienden”, asegura mi colega y no hay modo de contradecirlo.

 

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>