Mirada al escenario de las próximas elecciones

Por Alberto Pérez Amenper

republicanosEstoy mirando el campo republicano para candidatos para presidente, y como pensaba esto se reduce a Jeb Bush, Scott Walker y Ted Cruz.

En las encuestas serias presentan que Ted Cruz tiene un gran impulso tras el anuncio oficial de su candidatura la semana pasada. Su apoyo ha aumentado del 5% al 16% en poco más de un mes, lo suficiente para convertirlo en uno de los tres candidatos en el nivel más alto de los contendientes del partido republicano, junto con Scott Walker y Jeb Bush.

Walker continúa liderando el campo con 20%, aunque eso es abajo de su 25% parado un mes atrás. Pero esto se debe a que la subida de Cruz le ha quitado puntos a Walker.  Bush continúa sondeando al 17%, seguido por Cruz en 16%, Ben Carson y Paul Rand al 10%, Marco Rubio y Mike Huckabee en 6%, Chris Christie en el 4% y Rick Perry al 3%.

Me parece que aunque sin lugar a dudas Marco Rubio anunciará en la Torre de la Libertad la semana que viene que no correrá como senador y que va a entrar en la contienda como candidato presidencial, pero creo su principal objetivo es obtener la visibilidad para la vice-presidencia, lo mismo que Ben Carson.

Cruz realmente ha empezado a ganar con los votantes que se identificaron como “muy conservadores” desde su anuncio.  Entre ellos, lidera ahora el campo con 33% a 25% para Walker y 12% a Carson con nadie más en los dos dígitos incluyendo a Bush y Rubio..

El mes pasado Walker estaba a la cabeza con este grupo y casi la totalidad de la disminución de su apoyo total durante el último mes ha llegado porque se le ha trasladado hacia la Cruz.

El reconocimiento de Cruz con los votantes republicanos en general ha aumentado de 61% a 82% desde su anuncio.

Lo bueno de todo esto es que todos se han dado cuenta que la mejor manera que enfrentarse a Hillary Clinton es con una plataforma conservadora.

Veremos en los debates a Jeb Bush presentarse como conservador y Cruz, Walker y Rubio ya tienen la percepción de conservadora establecida.

No hablo de Rand Paul, ´porque de su padre lo aprendió, molestará en los debates pero cuando le fuercen a delinear sus ideas libertarias, quedará fuera del juego, a pesar del fanatismo de sus seguidores.. Pero me gustaría que fuera secretario del tesoro de la próxima administración republicana.

La idea es que cualquiera que salga como candidato frente a Hillary Clinton, estarán proclamando  un “cambio”, no pueden usar la palabra porque ya Obama la corrompió, pero todo el mundo sabe que la percepción de un cambio para volver a los valores tradicionales será buena para cualquier candidato.

Los conservadores que no salieron a votar por Romney, saldrán a votar ahora por el candidato republicano con la plataforma conservadora, y los independientes, libertarios y moderados, no van a dejar de votar contra Hillary Clinton porque el candidato sea más conservador que lo que ellos quisieran.

No creo que digan lo que digan las encuestas ahora, Hillary Clinton pueda presentar una batalla tan buena como la que pintan en la izquierda.

Ellos lo saben, por eso están tratando de forzar a Elizabeth Warren para que aspire.  Pero la Warren es una versión socialista todavía peor que Hillary, así que tampoco podría conseguir el voto de los independientes y moderados.

A pesar de lo que nos están dando a comer los medios de comunicación, hasta ellos saben que Hillary Clinton no tendrá las elecciones en el bolsillo como ellos predicen.  Y lo mismo se puede decir de las alternativas como Biden y Warren.  Me parece que los votantes le cobrarán al partido demócrata su socialización en las urnas.

Esto se irá aclarando según se acerquen las elecciones partidistas, pero no creo que entre los candidatos, hayan empecinados sin chance como en el caso de Santorum en las pasadas elecciones, y esto será una ventaja para las elecciones generales

 

Comments are closed.