Nosotros los Intransigentes insensibles

abril 23, 2015 12:15 amComentarios desactivados en Nosotros los Intransigentes insensiblesViews:

Por Alberto Pérez Amenper

Oskar-Gröning-durante-el-Tercer-Reich-y-en-la-actualidadYo soy uno de esos, uno de los que somos llamados diferentes calificativos, cada uno peor que otro, porque no somos cristianos porque no perdonamos, porque nos aferramos a un pasado que hay que dejar atrás.

Pero hay razones, no sería intransigente sin razonamiento porque no es mi manera de ser.

Primero hay que reconocer los crímenes cometidos por la dictadura comunista.  Los primeros fusilamientos fuero basados en la culpabilidad de los 20,000 muertos durante el régimen de Batista, lo cual tiene la justificación de la prueba evidente de estos asesinatos por la palabra del máximo líder en un discurso y la palabra del máximo líder es incontestable e infalible, no admite verificación.

Pero la cosa no paró ahí, los hijos de la revolución fueron también fusilados cuando se opusieron al máximo líder así como todo el que cometió algún delito como tratar de abandonar el país o expresar una idea propia. Los muertos del régimen están substanciados por números y nombres no justificados por un discurso político.

Los culpables de estos crímenes no sólo no han pagado su precio de corrección humana, que requiere cualquier sociedad, pero todavía ostentan el poder.  Si los excusamos, estamos excusando y perdonando el crimen, estamos siendo cómplices del crimen.

Pero nos dicen que cómo cristianos tenemos que perdonar cómo Cristo nos perdonó a nosotros.  ¿De dónde sacan esa teología de café con leche?

En el cristianismo la paga del pecado es la muerte, no hay alternativa, no existe el perdon,  por eso Cristo tuvo que venir al mundo a morir en vez de nosotros, para pagar el precio del pecado, que es la muerte, no para que se perdonara el pecado pero para que se cumpliera el castigo del pecado muriendo él por nosotros.. Y para aceptar ese sacrificio vicario, ese sacrificio de morir pór otros, hay que arrepentirse de sus pecados.  Así que si los de allá no se han arrepentido, no tienen derecho al perdón,ni ellos ni alguien no pagó por ellos o en lugar de ellos, si nadie ha pagado por su crimen, desde el punto de vista cristiano estan condenados a muerte..No es intransigencia, es el razonamiento de la doctrina básica en que se funda el cristianismo en todas sus formas.

Ahora si esos que se hacen los más cristianos generosos, deciden que le celebremos juicio vicario, que se brinden a que lo juzguen como si fueran los Castro, y acepten la condena de la pena de muerte vicaria, entonces podemos hablar de perdón cristiano..Quizás el Papa Francisco que va a Cuba y después viene a Estados Unidos, puede ser que se está preparando para prestarse a este sacrificio vicario, para que lo juzguen y condenen y morir por Castro.  Pero no sé por qué no me parece que vamos a ver ese sacrificio, lo que vamos a ver será algo muy diferente, los sacrificados seremos nosotros los intrasigentes..

Pero lo más curioso de todo esto es que los que nos critican son más intransigentes que nosotros cuando se trata de un viejo nazi, porque claro, la vida de las víctimas del holocausto es más importante que la vida de unos cubiches mestizos. Y no me hablen de números, un crimen es un crimen no importa la cantidad.

Vamos a ver un caso específico que está hoy en el periódico y vamos a ver si es intransigencia, falta de sensibilidad o justicia.

En Berlín un viejo de  93 años de edad que manejaba dinero llevados por las víctimas en el campo de concentración de Auschwitz fue juzgado el martes por 300.000 cargos de cómplice de asesinato, en lo que es probable que sea uno de los últimos tiempos que Alemania tiene la oportunidad de juzgar a una persona por supuesta complicidad en los crímenes nazis ya que quedan pocos con vida.

El caso contra Oskar Gröning, un ex miembro de la unidad militar de la Waffen-SS Adolf Hitler, es inusual porque pocos Nazis siguen vivos y el Sr. Gröning ha hablado abiertamente en el pasado de pertenencias de su experiencia supervisando las víctimas en el campo de Auschwitz, donde seleccionaban los presos que serían asesinados inmediatamente.

Ahora, el caso está probando una estrategia legal implementada en los últimos años en Alemania: de procesar a personas que han servido en campos de exterminio Nazi, aunque no pueda demostrarse su papel en los crímenes contra personas concretas.

Mientras que Alemania ha ganado elogios por enfrentarse a su pasado Nazi, representantes de agencias judías y familiares de las víctimas dicen que tiene un registro irregular de procesar a los miembros ordinarios del extenso aparato de represión los Nazis debido a la dificultad de la prueba, décadas más tarde, que cometieron delitos específicos. Parece que quieren que los alemanes se auto-exterminen como raza y nación para pagar por los pecados del “holocausto”

Bueno, no sé cómo yo sentiría si fuera judío, pero como no judío me parece que condenar a un viejito de 93 años por un delito de robo, y juzgarlo como cómplice de asesinato, por un hecho no probado, y que sucedió en un momento de su juventud, cómo simple soldado de un ejército, en una posición sin mayor autoridad, me parece intransigente e insensible, mucho más intransigente e insensible que escribir un E Mail en Miami para decir que no creo que debemos tener relaciones con criminales

Pero no veo a nadie criticando a esto, prefieren criticarnos a nosotros, es más fácil y conveniente..

Comments are closed

A %d blogueros les gusta esto: