" />
Published On: Jue, Mar 12th, 2015

Obama, Irán y la Constitución de los Estados Unidos

Por Alberto Perez (Amenper)

executive+orders,+obama+cartoonsEl Artículo de la Constitución de Estados Unidos II Sección 2, explica:  El presidente estará facultado, por y con el Consejo y consentimiento del Senado, para celebrar tratados, siempre que den su anuencia dos tercios de los senadores presentes.

Por otro lado, en cualquier Diccionario la palabra Tratado |ˈtrētē|Sustantivo (pl. tratados) significa …Un acuerdo formalmente concluido y ratificado entre países.

Así que lo anterior explica claramente El Presidente de los Estados Unidos NO tiene autoridad constitucional para llegar a acuerdos vinculantes “de caballeros” entre él y otras potencias.

Hay buena razón para esto – lo más obvio es que esto hace al Presidente un poder independiente del consentimiento de los gobernados, porque haciéndose un poder independiente del consentimiento de los gobernados se convierte en una institución en y de sí mismo y estaríamos en presencia en un dictador.

Para el dictador autoritario le es necesario e indispensable para mantenerse en el poder, que pueda mantenerse su propia ley (no la ley basada en el consentimiento del pueblo de la nación). Este hombre luego se convierte en la piedra angular de la ley y la estabilidad.  Entonces va contra todas sus leyes y todos los enlaces de hombres que le impiden mantener su poder autoritario político y económico.

Este es el cambio fundamental que Obama va a traer a Estados Unidos. Y nos mantendrá de rodillas.

Los congresistas que envían una carta a Irán,  no “socavan” la autoridad de Obama, como los liberales nos dicen, sino que ellos están ejercitando  su autoridad como representantes electos por el pueblo según los obliga la Constitución.

Los legisladores republicanos advirtieron a los líderes de Irán el lunes que cualquier acuerdo nuclear que hagan con el Presidente Barack Obama podría expirar el día que deje el cargo.

Los legisladores dicen un que un acuerdo sin la aprobación de la legislatura,  sería insuficiente e inaplicable, y han hecho una serie de propuestas destinadas a advertir a Irán sobre la constitución americana — como  que del presidente requiere permiso del Senado sobre cualquier acuerdo para ordenar nuevas sanciones o sanción contra Irán o incluso hacer una declaración de guerra preventiva.

La carta fue escrita el senador Tom Cotton de Arkansas,  veterano de la guerra de Iraq, que se opone a las negociaciones con Irán. Está dirigido a los “líderes de la República Islámica de Irán” y se presenta como una cartilla constitucional al gobierno de a un adversario estadounidense.

La firma del líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell  de Kentucky está en la carta,  como la de varios posibles candidatos presidenciales.

La carta explica la diferencia entre un tratado ratificado por el Senado y un mero acuerdo entre Obama y, el Ayatollah Ali Khamenei de Irán.

Advirtieron los senadores: “el próximo Presidente podría revocar un acuerdo ejecutivo con el trazo de un plumazo, y futuros congresos podrían modificar los términos del acuerdo en cualquier momento”.

El ministro de relaciones exteriores iraní Mohammed Javad Zarif respondió a medios de comunicación estatales, desestimando la carta como una “estratagema propagandística” teniendo en cuenta que muchos tratados internacionales son “meros acuerdos ejecutivo.” Claro que estaba hablando de países donde los dictadores ignoran la constitución. Igualmente, Javad Zarif sugirió que los senadores estaban socavando no sólo el trato prospectivo con Irán sino  otros acuerdos internacionales.

Este interés de Irán es una indicación de las ventajas que ellos ven en los acuerdos. El movimiento de los republicanos para detener un acuerdo nuclear con Irán viene tan sólo unos días después el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu habló a una reunión conjunta del Congreso a invitación del republicano House Speaker John Boehner.

En su discurso, Netanyahu advirtió sin rodeos a los Estados Unidos que un acuerdo allanaría el camino de Irán hacia una bomba nuclear. Todo esto viene junto a las noticias que fuerzas armadas de Irán están tomando la iniciativa en los mandos del ejército de Iraq, tomando parte en las operaciones de guerra.

Lo que advirtió Netanyahu es que una victoria contra ISIS en que Irán tomara la iniciativa y controlará a Iraq sería una derrota peligrosa, no una victoria.  Sus palabras están tomando forma de profecía.

Irán dice que su programa es exclusivamente para fines de investigación médica y energía pacífica. No dicen para qué entonces los misiles de largo alcance.  La fecha límite para el acuerdo entero es julio.

En la carta, Cotton sus colegas hicieron hincapié en que los presidentes pueden servir sólo ocho años mientras que los senadores pueden permanecer en la oficina durante décadas. La implicación era que sin la anuencia del Congreso, el trato podría desmoronarse al sucesor de Obama tras ser juramentado en enero de 2017.

Pero por sí mismos, los republicanos del Congreso no serán capaces, en este momento, de bloquear un acuerdo internacional. McConnell ha hablado de una acción más adelante este mes autorizando al Congreso a votar sí o no sobre un trato. Pero esa votación sería simbólica. El tratado será aprobado en contra de la ley y la voluntad de los ciudadanos.

Por eso es tan importante dejarse de diferencias ortodoxamente doctrinales y asegurarse que el próximo presidente sea una persona que anule el tratado.  Y eso sólo se logrará si el candidato demócrata es derrotado en las elecciones.  El congreso se mantendrá con mayoría republicana y  lo que necesitamos es un presidente que no ejercite el veto de una acción del congreso y el senado, sobre el tratado,  y esto lo haría cualquiera de los candidatos que aspiran a la presidencia por el partido republicano.

Es la única manera de mantener la geopolítica en jaque para no caer en manos de nuestros enemigos.

 

About the Author