Obama perdió el tiempo con su discurso en La Habana: El cuartico sigue igualito

Por Carlos Jaime Cabrera

obama cochero
Alen Lauzan

Aunque hay un millón de cubanos que en las redes sociales aplaudieron  al presidente Barack Hussein Obama  por haber dado un discurso en La Habana, la realidad, a una semana del acontecimiento, nos ratifican que el cuartico está igualito , porque ni ha cesado la represión contra opositores, ni mucho menos los Castros han tenido la delicadeza de flexibilizar su postura tiránica.

Lamento aguarles la fiesta, pero, parafraseando al panameño  Rubén Blades, con Cuba pasa igual que en Pedro Navaja…. como en una novela, el borracho dobló por el callejón.

El pueblo cubano  está  SATURADO de discursos llenos de mentiras y arrogancias que esta vez sonaron con un dulzor salido de la boca del peor presidente que haya tenido EE UU  debido a su carácter flojo y el agravamiento de la economía interna que los excesivos gastos de su administración han puesto a esta acion al borde del abismo.

Cuba y sus cubanos deberian estar cansados de estos personajes  AMBIVALENTES de todos los nacimientos, desde las estrellas foráneas que ladran desde ésta orilla con dólares en mano para que los gatos de la orilla de allá maúllen en sintonía con la ÚNICA agenda existente  y que no es otra que LA SUMISIÓN de intelectuales, políticos, periodistas y una gran parte de pueblo de la isla un régimen que aunque aparenta haber cambiado sigue con su misma letanía.

Y la prueba es que a menos de 24 horas del discursito del Nuevo Orador Obamistico, la TV cubana se dedicá a entrevistar a un sinnúmero de cubanos, entre ellos hasta lideres religiosos,  que dejaron claro que a pesar de la baba del Totí, , en la finca castrista NO HAY CAMBIO. La retórica usada por los medios oficialistas y los entrevistados acarreados, es la misma de estos casi 60 años: Un pueblo invencible, con una historia sólida  que nada tiene que agradecer a su vecino del norte y mil mierdas mas.

Si Obama y la  caterva de cubanos trasnochados creyeron que con ese discursito las cosas iban a cambiar, de verdad que los veo muy jodidos. Los visualizo  como una valla de perros y gatos  que siguen gemidos versallescos de un Presidente que solo habla para que lo aplaudan . Así que sigan aplaudiendo, total,  al final tendremos más de lo mismo y el “borracho sigue doblando por el callejón”, día tras día, día tras día

Es evidente que la visita de Obama no cambia ni cambiará nada en la Cuba secuestrada por los Castros, como tampoco cambia la tiranía ni su nomenclatura, ni la creada ni la otra que este por venir.

Vergüenza se siente a ver las declaraciones en los medios de los cubanos radicados en todo el mundo, humillación de tápate la cara o cambia de canal, que no cesan de llamar Presidente a un Raul Castro,  que jamás pasó ni por las urnas ni por la decisión popular. Mas verguenza aun dan los opositores que se reunieron con el presidente norteamericano, porque lo único que les dijo fue que admira lo que hacen pero  espera que las cosas mejoren, Si como no, siéntense que la espera es larga.

Cuba y sus cubanos tienen lo que merecen . Ellos no sabrán que la INFAMIA tiene fecha de vencimiento. No sabrán que la sumisión no caduca nunca que solamente tiene cura cuando los valores patrios se imponen como nos enseño Maceo, con el filo del machete y no con la sumisión de un Zanjón .

Los  COBARDES que se ha conformado con cambios de migajas  sin exigir el cambio y la libertad totales, no saben que han cavado su propia tumba. Hacer de Cuba un modelo chino o vietnamita, como es lo que se esta fraguando , dará perpetuidad a esa tiranía y habrá ricos,si,  pero los pobres serán muchos mas y tan pobres como ahora, y esa es la gran mayoría del pueblo.

Volviendo a Rubén Blades, tampoco creo que el borracho que cada día dobla por el callejón logre vencer su alcoholismo, así mismo el cobarde no pueda ni con su vicio y mucho menos con la abstinencia y seguirá todo igual como cada día de su vida.

Lástima…. pero la pregunta es si vale la pena sentir así por un pueblo sumiso y embriagado de Discursitos sonoros, ambiguos y esperanzadores que ha sido, al final,  el hazmerreir de los Castros y toda la Infamia que le aplaude y les siguen hasta la muerte.

Pobre pueblo el mio . Al fin y al cabo no solo tienen lo que merecen sino que tienen a un Miami para seguir mandando migajas y apuntalando a aquella mierda de la que muchos pudimos escaparnos.

One Comment

  1. Y tu, Carlos que propones? Caerle a bombazos a Cuba con todos los cubanos dentro? Cual es la solucion, segun tu?

Deja un comentario