OBAMA  Y SUS LAGRIMAS SIN CEBOLLAS

Por Fernando Godopolls_Barack_Crying_4654_244545_answer_3_xlarge

Hay personas honestas que piensan que las armas no son necesarias. Y tienen razón… desde cierto punto de vista. ¿Para qué sirven las armas? Ningún ser humano debe iniciar el uso de la fuerza contra otro.

Este tipo de personas es el blanco perfecto para los demócratas. La primera manipulación de Obama es erigirse como un campeón de <nuevas> medidas que buscan <salvar miles de vidas>.

En Estados Unidos existen leyes que regulan la tenencia de armas, y esas leyes tienen lagunas visibles. Pero incluso el caso extremo de prohibir las armas no impide matanzas como la de San Bernardino. El mismo Obama reconoce que los criminales las obtienen en el mercado negro; o las roban; o pagan a alguien con record limpio para que las compre. Un criminal no obedece la ley.

Desde 1998, el FBI implementó el National Instant Criminal Background Check System (NICS). ¿Y qué logró? El vicepresidente Joe Biden declaró en el 2013. “No tenemos un mecanismo para capturar a todo el que mienta en un formulario”. En el 2010 el NICS denegó la solicitud para comprar un arma a más de 70 mil personas. Alrededor de 48 mil eran criminales o fugitivos. Menos de 100 fueron capturados.

Todos estamos de acuerdo en que ningún criminal debe tener armas.

¿Entonces…qué hay detrás de las lágrimas de Obama?

El verdadero objetivo del partido demócrata es ir creando poco a poco un estado de opinión para prohibir la tenencia de armas en Estados Unidos.

¿Y eso para qué?

No es control de armas. Es control sobre la gente y termina en una tiranía del gobierno.

La respuesta la dieron los padres fundadores: Desconfíen de un gobierno que quiera desarmar a los ciudadanos.

“Las armas deben estar en manos de la policía y el ejército”  me dijo ayer un señor de mediana edad.

Eso tiene dos problemas. Nos hace presas de asesinos, ladrones y terroristas. ¿Cree que la policía estará en su casa cuando aparezca el malhechor?

El segundo problema es… que el peor enemigo del ciudadano no es el criminal. Es un gobierno tiránico.

La segunda enmienda de la constitución nos da el derecho a tener armas. El gobierno de China prohibió las armas, y años después millones de ciudadanos fueron masacrados por la dictadura comunista. Igual sucedió en Cuba.

No tiene que ver con socialismo o capitalismo. En cualquier lugar donde prohíban las armas… el ciudadano queda indefenso ante el gobierno.

Obama dice que “recibió cartas de padres, maestros y niños pidiéndole que <hiciera algo>. Cuando Obama fue elegido tuvo mayoría demócrata durante dos años en la Cámara de Representantes y el Senado. Los demócratas pasaron todas las leyes que quisieron, incluyendo el controversial Obamacare.

¿Por qué Obama no <hizo algo> entonces?

Hay un gran poder de banqueros y hombres de negocios detrás de la fabricación y tráfico de armas. Este grupo vende armas a los terroristas y a quienes luchan contra el terrorismo. Este grupo controla a políticos corruptos demócratas y republicanos. Y es lo que Ted Cruz llama El Cartel de Washington.

Seguimos con el teatro. Obama habla de control de armas cuando hay mayoría republicana en la Casablanca. Los republicanos sistemáticamente se oponen… y Obama los acusa de no preocuparse por <salvar vidas>.

Al final muchas personas honestas terminan convencidas de que lo mejor es eliminar las armas.

Por otra parte la tenencia de armas es un asunto de identidad nacional desde que surgió Estados Unidos con su Constitución. Otros países como el Reino Unido y Japón han eliminado en gran medida las armas. Pero la mentalidad del norteamericano es muy diferente.

“Cada vez que pienso en aquellos niños me indigno. Por cierto, es algo que pasa en las calles de Chicago casi a diario”. –dijo Obama.

¿Son las armas la causa fundamental de los homicidios que habla Obama?

La venta de armas estaba prohibida en Chicago hasta el 2012. En Texas existen cientos de establecimientos para venta de armas. Homicidios en el 2012. Texas 207. Chicago 1806.

¿Obama se puso cebollas en los ojos para llorar? En mi opinión sus lágrimas brotaron con descarado cinismo merecedor de un Oscar de actuación.

El gobierno tiene que luchar contra los criminales, que son muchos menos que los ciudadanos que obedecen las leyes. No contra las armas que nos protegen. Ese es el modo de erradicar la violencia.

Y para los que piensan honestamente seguir votando por los demócratas. Cada uno de esos votos nos hace correr el riesgo de vernos en pocos años bajo el gobierno de una tiranía.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*