Oposición con “Ring Around The Color”. Clorox con ella

Por Maura Barrabí

oposicionParece o es una burla. Resulta sorprendente que  después de tantos jóvenes venezolanos muertos en busca de la libertad de su país,  vengan ahora algunos “lideres” de la oposición a sentarse con Maduro y pandilla a dialogar. Si tanto quieren darse la lengua,  que resuciten primero a los muertos y les pregunten si están de acuerdo. Como decía el personaje de Vito Corleone en la antológica obra El Padrino:  “el primero que venga a dialogar, ese es el enemigo”.

El escenario  fue más que patético. Maduro con una chaqueta al estilo Joseph Stalin. Un Papa “políticamente correcto” metiendo la mano dentro de un potaje podrido. Capriles, traicionero desde que estaba Chávez al poder haciendo el papel de “opositor” pero en verdad haciendo la oposición a la  oposición en el más literal juego de palabras. ¿Qué creen que van sacar de esa crápula? Solamente un siglo de comunismo, nada mas.

El “dialogo” televisado en cadena nacional e internacional , fue un paño tibio para enfriar al país. Están con su muela sucia y socialista. Bajando la fiebre al pueblo para que se metan a sus casas. Y les advierto que, cuando eso suceda, la represión que les van a imponer será de terror. Los Castro no están ahí para perder sus prebendas, sino todo lo contrario. Asqueroso  fue el diálogo, pero más asco es ver como los pueblos de dejan enrollar una y otra vez. No se dan cuenta que el complot es general.

En Venezuela se lo repartieron todo, y la única forma de quitarles el botín, es sacándolos a tiros, tal y como sacaron Adolf Hitler. No esperen nunca que el ladrón se entregue, ni devuelva su robo, no existe, es por esa razón que se han creado las leyes, para salir a buscarlos, enjuiciarlos y despojarlos de lo que no les pertenece.

La filósofo ruso-americana Ayd Rand (Judia fugitiva de la revolución Rusa, que llegó a los Estados Unidos en la mitad de la década 1920) dijo  una vez la cita las adecuada para este problema que ocurre en Venezuela:  “Cuando te das cuenta que, para producir, necesitas obtener autorización de quien no produce nada. Cuando compruebas que el dinero es para quien negocia, no con bienes, sino con favores. Cuando te das cuenta que muchos son ricos por sobornos e influencias, más que por el trabajo, y que las leyes no nos protegen de ellos, mas por el contrario, son ellos los que están protegidos. Cuando te das cuenta que la corrupción es recompensada y la honestidad se convierte en auto-sacrificio. Entonces podría afirmar, sin temor a equivocarme que tu sociedad está condenada”.

Lo demás es vomitar al contemplar como los seres humanos no se percatan de cosas tan elementales, y hasta la maldad aplauden, listos a ser puesto en la guillotina. Que Dios ponga su mano sobre el mundo, porque el maligno ya hace rato está dando duro entre nosotros. Tiene un millón de sirvientes maquiavélicos, que están el día entero maquinando como saciar sus ansias de poder, contando al 100 por 100 con ciudadanos irresponsables que no se dan a la tarea de informarse. ¡Ser culto para ser libres! Pues bien…Se acabó la cultura Martí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*